Nada alcanza para frenar los femicidios en Tucumán

En lo que va del año, se registraron 12 casos, la misma cantidad en igual período de 2020, que fue el más grave desde que se hacen registros.

20 Jul 2021 Por Gustavo Rodríguez
1

EL MISMO PLANTEO. Las organizaciones continúan reclamándole al Estado medidas concretas para poner fin a la violencia contra las mujeres.

El 21 de mayo de 2020, se encontró el cuerpo de Nancy Zelaya (38 años) en un descampado de Concepción. Habría sido víctima de Luis Adrián Arias que aprovechó de su vulnerabilidad por haber accedido a sus servicios sexuales. No se cumplieron 14 meses de ese femicidio y la historia se repitió. El viernes hallaron el cadáver sin vida de Ana María Romero (42) en un basural de esa ciudad. Y todo parecería indicar que se repitió la historia. Nada ha cambiado en Tucumán. La violencia contra las mujeres sigue siendo un flagelo que no se detiene.

O por lo menos eso es lo que se desprende al analizar las estadísticas. Con el registrado en el sur de la provincia, son 12 los femicidios que se contabilizaron en lo que va del año. Idéntico número se registró, en el mismo período de tiempo, el año paso. Un 2020, que con 19 casos de estas características, fue el más grave desde 2015, año en el que la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió hacer un informe anual sobre estos crímenes. Año en el Tucumán pasó a estar entre las cinco provincias con mayor índice de asesinatos de mujeres con respecto a habitantes.

El mismo informe daba cuenta que en 2019, se habían producido 11 casos (la tasa fue de 1,3), es decir que se produjo un incremento de casi el 70%. En 2018 fueron informados 14 (1,67), en 2017 se contabilizaron 7 (0,84); en 2016 se notificaron 4 (0,49) y en 2015 se contaron 2 (0,15).

Los índices registrados en los dos últimos años son superiores a los anteriores. En 2019 se registraron 4, en 2018, 7 y en 2017, 6.   Hay otro dato que es preocupante. En los últimos cinco años, la mayor cantidad de femicidios se produjeron en el interior de la provincia con estos registros: 2017 (2 en capital, cuatro en el interior), 2018 (3/5), 2019 (0/4), 2020 (4/8) y 2021 (3/9).

Medidas

Por la pandemia, el año pasado se tomaron numerosas medidas para tratar de detener la violencia de género. Se crearon más canales de recepción de denuncia, abrieron nuevos refugios, se incrementaron las fiscalías especializadas y hasta se aceleraron las resoluciones de causas con más de 150 condenas en menos de nueve meses, expedientes que taraban años en resolverse o que nunca llegaban a un juicio.

“Todo eso es importante, pero no alcanza. Hay que buscar más soluciones. Por ejemplo, una mujer de La Cocha que es víctima no tiene dónde acudir. Hay que seguir insistiendo porque esto no se detendrá, seguirá creciendo”, explicó Vicky Disatnik de la Casa de las Mujeres.

Yanina Muñoz, referente de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumala), agregó: “con un contexto que puso en evidencia la gravedad de esta problemática en su máxima expresión, aun en la actualidad seguimos teniendo una realidad que nos interpela con cada nuevo caso que se conoce, y en muchos de ellos con características en común”.

“Seguimos visibilizando dos grandes preocupaciones. Una está relacionada con el accionar de la Justicia por la estadística nacional de las mujeres víctimas de femicidios  que tenían alguna denuncia realizada o medida de restricción. En el último informe de junio, un 24% de las víctimas tenía una denuncia realizada y el 15% contaba con alguna medida de protección dictada”, comentó la dirigente. “Y por otro lado la insistencia hacia el Estado para que implemente políticas públicas que aborden desde una mirada amplia e integral esta problemática social”, agregó.

Muñoz señaló que en Mumala sí quieren poner el acento en varias cuestiones. “Primero, sumar a nivel local más medidas de las que ya se vienen realizando. Fundamentalmente se pueda extender la atención a toda la provincia, se trabaje sobre el agresor y en articulación con las justicia para que las medidas que se dicten desde allí puedan ser efectivas y concretas”, indicó en una entrevista con LA GACETA.

Para la entidad, hay tres puntos preocupantes:

- Tucumán desde el año pasado viene siendo parte de las 5 provincias del país con la tasa por Femicidio más alta de la Argentina.

- En 2020 fue el año que más femicidios registraron. Fue un total de 19, de los cuales 10 ocurrieron en el interior y nueve en la capital. También contabilizaron seis intentos de este tipo de hechos.

- En lo que va de 2021, no sólo contabilizaron la misma cantidad de femicidios, sino que los intentos casi se duplicaron, ya que tienen enumerados 11.

“Lo que está sucediendo nos preocupa, nos interpela y ponemos en agenda con cada caso que se conoce públicamente para exigir que se aborde y que se instrumenten las herramientas necesarias para transformar esta realidad”, concluyó.

Todos los casos de 2020

16 de enero (femicidio vinculante).- Marcos Montenegro Cano (23) salió a defender a su hermana y murió apuñalado a manos de Álvaro Quiroga.

20 de enero (femicidio vinculante).- Leonel Ibiriz (19) fue asesinado de un tiro en el ojo cuando intentaba defender a una amiga del ataque de Ricardo Argañaraz.

23 de enero.- La peluquera Rocío Quesada (28) -foto- fue asesinada con un arma de fuego delante de su hija en Bella Vista. El autor del crimen fue su ex suegro, Roberto Rojas, quien se quitó la vida luego del crimen.

5 de febrero.- La productora Noelia Rojas (35) fue asesinada en la vivienda en la que convivía con su ex pareja Walter Rodríguez que fue procesado.

4 de marzo.- Julia Ríos (46) fue vista por última vez en La Reducción el 26 de diciembre.  Se detuvo por el crimen a su ex pareja Guillermo Nieva y a un taxista.

15 de abril (transfemicidio).- Vicky Nieva (36) fue asesinada de múltiples puñaladas en su casa de Aguilares. Claudio Gutiérrez, una ex pareja, fue detenido.  

10 de mayo.- Gabriela Daiana Juárez (23) fue asesinada de un disparo en la sien en su casa de Banda del Río Salí. El fiscal Carlos Sale arrestó por el femicidio a la pareja de la víctima, Brian Ignacio.

10 de mayo.- Domingo Serrano (85) se presentó esa mañana en casa de Ester Correa (61), en Alderetes, y le disparó con una pistola “tumbera”. El acusado  fue reducido por los vecinos después del crimen.

26 de mayo.- Johana Paola Díaz (26) fue encontrada sin vida en un banco de la plazoleta de avenida Roca y Alberdi, donde solía dormir. Fue estrangulada.

16 de junio.- Gabriela Nilvia Giménez (22) en la finca que arrendaba en la localidad de Choromoro. Estaba vestida y atada con las manos atrás. Por el femicidio fue detenido y procesado Jonathan Ezequiel Molina.

1 de julio.- Rocío Rojas (3) fue asesinada en un asentamiento en Lules. Fue carbonizada y sus restos esparcidos en diferentes lugares. Dos hombres fueron acusados del hecho.

16 de julio.- El cuerpo de Ana María Romero (42) fue encontrado en un basural de la ciudad de Concepción. Hasta el momento, no identificaron al autor del último femicido.

Comentarios