Las estafas a cuentas bancarias se volvieron cotidianas - LA GACETA Tucumán

Las estafas a cuentas bancarias se volvieron cotidianas

Las denuncias no dejan de sorprender a los investigadores. Varias víctimas contaron que les vaciaron las cajas de ahorro y les sacaron préstamos de hasta $ 1,5 millón con sólo un click.

20 Jun 2021 Por Santiago Re
1

Las estafas en cuentas bancarias se volvieron una epidemia según refleja la cantidad de denuncias que ingresaron en las fiscalías de Delitos Complejos y los constantes avisos de los bancos alertando sobre mails truchos y recordándoles a los usuarios que nunca deben brindar ningún dato, ya que la institución no los precisa.

Diego Heluani fue el primero en comunicarse con LA GACETA para advertir que la situación se estaba yendo de las manos. “Creemos que esto sólo puede pasarle a la gente grande, pero no es así. Son bandas que tienen todo previsto y que te dibujan la situación cómo si estuvieras tratando con un empleado del banco”, señaló.

A principios de mayo, Heluani puso en venta un sillón en sus redes sociales. Una persona se comunicó con él y le pidió el CBU para depositarle el pago del mueble. “No sé cómo lo hicieron, pero al día siguiente no podía entrar al home banking ni me entraban las transferencias. Se comunicó una persona conmigo que dijo ser empleada del banco y me explicó que tenía que ir a un cajero y hacer una transferencia de $500 para reactivarla. Me fueron dando indicaciones de qué hacer en el cajero hasta que de repente veo que alguien desde mi cuenta había hecho una transferencia importante y me había liquidado mis ahorros en dólares. Todo esto ocurrió a las 22 horas ¿el banco no va a llamar o enviar un mensaje preguntando al menos si es normal que alguien quiera vaciar la cuenta?”, detalló.

El entrevistado agregó que es inconcebible que al banco le resulte normal que alguien cambie a esa hora sus ahorros en dólares a $90 cuando podría hacerlo en una financiera por $150. “Lo mínimo que espero es que esa plata cambiada se me reponga”, sostuvo.

“El banco te dice que vos pasaste tu clave y que ellos no tienen la culpa, pero lo paradójico es que el banco se ve beneficiado con estas estafas. El sistema tiene una falla de seguridad tremenda, hay personas que están pagando préstamos que un estafador les sacó con un sólo click, sin nada más. Si bien en varios casos puede existir un error del cliente, el banco no puede desentenderse, porque mi plata fue a una cuenta con nombre, apellido y cuil. Eso se tiene que poder cancelar”, concluyó.

Hace unos días Axel Rodríguez publicó en distintos grupos de Facebook que le había ocurrido lo mismo al ofrecer una moto a la venta. “Por necesidad le creí al comprador, creí que todo saldría bien. (El estafador) me hizo entrar en un cajero automático y solicitar claves y otras cosas. Me pareció que era un trámite normal, pero me terminó robando $ 12.000, un sueldo mínimo que necesitaba y que me está haciendo falta”, escribió, subrayando que su interés era mostrar los riesgos que estaban corriendo los vendedores y publicando el nombre y las fotos con las que el estafador se presentaba en Facebook.

Mails falsos

“Hace tres semanas me llegó un mail con el mismo logo y el formato de mi banco. En ese momento me di cuenta de que podía ser falso y lo descarté, porque era muy raro que el banco me pidiera mis claves. El problema fue que me llegó otro mail luego avisándome que me cerrarían la cuenta y me preocupé porque iba a cobrar un dinero con el que debía pagar varias cosas. Ahí caí en el phishing. Yo reconozco que tuve el grave error de dar mis datos, pero nunca el banco me avisó que de un día para el otro me habían vaciado la caja de ahorros. ¿No chequean estas cosas?”, planteó la abogada Mónica Cañizares, otra víctima de ciberestafas.

La profesional fue a una sucursal de Yerba Buena de su banco a plantear la situación y avisar que además le habían bloqueado la cuenta bancaria. “Ahí me enteré de que alguien me había sacado un préstamo de $1.5 millón y fue un escándalo ¿cómo alguien me va a sacar un crédito así un sábado, sin firmar nada, sin que le vean la cara? Es inaceptable. Denuncié en la comisaría y tomé conocimiento de que hay una ola de delitos así, es decir que el problema no es uno, sino la fragilidad del sistema”, argumentó.

Cañizares habló con el gerente de su banco y logró que le restituyeran sus fondos y que le cancelaran el préstamo.

En Santiago del Estero, Clara Sequeira, cliente del mismo banco que Cañizares, está en trámites de conseguir un reembolso. A ella también la estafaron con un correo electrónico falso y le sacaron un préstamo por $ 450.000. “Hasta ayer yo tenía otra realidad, pero ahora al menos me contestaron desde el banco que están viendo mi situación. El domingo llamé a todos los medios de Santiago y hubo un eco tremendo de mi caso, pero hay muchas otras personas que aún no reciben ninguna respuesta y que no tienen ni para contratar un abogado porque les vaciaron los ahorros”, sostuvo la comerciante.

“Logré con una cautelar que se frenara el préstamo y ahora estoy peleando para que se cancele definitivamente. Es un problema esto de los créditos preaprobados porque con un sólo click alguien puede tomarlos, no hay ninguna seguridad en el trámite. No te llega ningún aviso a tu mail ni a tu teléfono preguntándote si vos realmente querés acceder a ese dinero”, detalló.

Cartas en el asunto

El viernes el Ministerio Público Fiscal (MPF) informó que había ordenado dos cautelares para que un banco deje de cobrarle por cuatro meses un crédito a dos personas estafadas. “Por un lado, con la estafa buscamos individualizar a la persona que comete este delito. Por otro, tenemos el desnivel que existe entre la entidad bancaria con todos sus medios y recursos comparada con los particulares. Uno de los objetivos del MPF es nivelar esa diferencia de poderes entre un ciudadano común y el banco”, señaló Victor Daniel López Frías, auxiliar del fiscal Alejandro Noguera. “Es novedosa esta modalidad delictiva, pero además toda la jurisprudencia que estábamos manejando era civil. Esto sienta un buen precedente para darle una respuesta a la sociedad”, agregó el funcionario.

En cuatro meses se espera que la investigación confirme en qué circunstancias se dio el préstamo denunciado.

Temas

Tucumán
Comentarios