El crimen de Pablo Mariotti: Beltramino habría planeado convivir con Gordillo - LA GACETA Tucumán

El crimen de Pablo Mariotti: Beltramino habría planeado convivir con Gordillo

La joven quedó muy cerca de ser alojada en la cárcel de mujeres.

15 May 2021 Por Gustavo Rodríguez

El plan se destruyó un día antes de que se concretara. La Policía ubicó a Lucas Gordillo en la misma casa donde Solange Manzaraz Beltramino había solicitado cumplir con el arresto domiciliario. En la Justicia piensan que la pareja, que está acusada del crimen de Pablo Mariotti, ocurrido en febrero de 2020, habría pensado volver a convivir o, al menos, estar juntos cuando él visitara Tucumán. Según confirmaron fuentes judiciales, la fiscala Mariana Rivadeneira ya analiza la posibilidad de solicitar la revocación del arresto domiciliario.

“Barbie”, como se autobautizó en las redes sociales, era una chica común y corriente del sur de la ciudad. “Era una chica muy alegre, muy amiguera. En el barrio todos la conocían por su simpatía. Al hacerse adolescente, la venían a buscar en autos lujosos y ella comenzó a vestirse muy bien. Se tiraba el ropero encima, siempre impecable”, explicó Luciana Medina, una ex amiga. “Al ver que estaba juntándose con gente peligrosa, dejé de frecuentarla”, agregó la joven que, según dijo, está dolida por su duro presente.

El clan Toro

Manzaraz Beltramino tuvo varios novios, pero se hizo conocida cuando inició una relación con un integrante del clan Toro, un grupo sospechado de dirigir una red de narcomenudeo en Villa 9 de Julio. Con esa persona, mucho mayor que ella, tuvo a su único hijo.

“No tengo nada que ver con esa familia. Gerardo Toro es el padre de mi hijo, pero nunca se hizo cargo, ni le pedí absolutamente nada. Me ocupé siempre, con la ayuda de mi familia. No quiero tampoco que me ayuden porque puedo sola. Tampoco quiero que el pequeño se relacione con ellos”, dijo la joven en una entrevista con LA GACETA.

Gordillo fue su última pareja. Vivió bastante tiempo con ese hombre que también estaba vinculado con el clan Toro. Su relación, al parecer, fue bastante conflictiva. “Barbie” dijo que había sido víctima de violencia de género por parte de él y que no estaban pasando por un buen momento por las permanentes salidas nocturnas que hacía con sus amigos Yamil Salis y Rolando Morán, que también aparecen imputados en la causa.

Otra versión

Sin embargo, en la entrevista con nuestro diario publicada el año pasado dio otra versión. “Nuestra relación siempre fue muy buena. Cuando estuvimos juntos demostró ser una buena pareja. Era atento conmigo y con mi hijo, que era lo más importante. Por eso estaba a mi lado”, explicó.

Su familia política no opinaba lo mismo. Cecilia Gordillo, la hermana de Lucas, la responsabilizó a ella del crimen de Mariotti. “Ella le exigía todo el tiempo cosas. Y escuché varios comentarios que él se había metido en cosas raras para darle todos los gustos”, declaró en una oportunidad.

“Barbie” nunca respondió a esas críticas. “De mi vida privada no diré una palabra. Sólo que me dedico a la venta de ropa para poder alimentar a mi hijo. Hasta modelo las prendas para vender un poco más. Lo que piense la gente me tiene sin cuidado”, indicó para explicar las fotos sensuales que había subido a las redes sociales.

Lo trató de ex

A los días de haberse registrado el crimen, Manzaraz Beltramino fue detenida al ser considerada como una de los autores del crimen. Estuvo tras las rejas hasta que en agosto pasado la Justicia le otorgó el arresto domiciliario después de un largo pleito que se definió en la Cámara de Apelaciones con un fallo del ya destituido juez Enrique Pedicone.

LA VÍCTIMA. Pablo Maximiliano Mariotti fue asesinado en febrero de 2020. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

La imputada recibió a LA GACETA en una casa de Lomas de Tafí. Durante la entrevista, la joven trató a Gordillo de ex pareja durante todo el tiempo. “No tengo nada que ver con él desde que lo vi por última vez, dos semanas antes de que me detengan. Por eso no puedo decir dónde está. No sabía qué había pasado con ese chico. No tengo idea de dónde puede estar”, repitió una y otra vez durante la nota.

Pero surgieron otros indicios. Los pesquisas habrían descubierto que Gordillo, a través de un correo internacional, le giraba dinero periódicamente para que subsistiera. Los giros, según trascendió, los habría realizado a nombre de Luis Antonio Battaglia, el hombre que fue detenido junto al prófugo. El defensor de la joven desmintió esa versión. 

Cambio de domicilio

En abril, Manzaraz Beltramino solicitó autorización a la Justicia para cambiarse de domicilio. “Lo hizo porque su madre tenía problemas psiquiátricos y era imposible la convivencia. Por su salud y la de su hijo, se realizó el planteo”, comentó su defensor José María Molina. “Además adjuntamos informes psicológicos del niño en el que se informa lo mucho que evolucionó desde que su madre está con él”, agregó.

EL ACUSADO. Lucas Gordillo fue detenido después de haber permanecido prófugo durante 15 meses.

El 6 de mayo, el juez Francisco Pisa aceptó el pedido con la condición que el Patronato de Liberados -que tiene a su cargo el control de los arrestos domiciliarios- para que le informe la factibilidad de esa cambio. Mientras tanto, el magistrado ordenó a la Policía que le asigne dos efectivos para que la custodien hasta tanto se solucionen todas las cuestiones técnicas. La fiscala Rivadeneira, cuando se le consultó sobre el tema, se negó, aunque su opinión no es decisiva. Entre las tareas que debería haber realizado el Patronato figuran expresamente un informe socioambiental para que se determine quién es el propietario de la casa, quiénes viven allí y cuál es el nivel de vida que tienen sus ocupantes. Los funcionarios informaron que todo estaba bien y autorizaron la mudanza que terminó de concretarse ayer, un día después de que Gordillo saliera de esa casa con el hijo de la joven.

Fuentes judiciales dijeron que la fiscala Rivadeneira está sumando pruebas para pedir la revocación del arresto domiciliario. Una persona que cumple con esta modalidad debe respetar ciertas conductas. Entre ellas, aparece la promesa de someterse al proceso y no entorpecer el accionar a la Justicia. Y estar en contacto con el prófugo y vivir en la misma casa, como habría ocurrido en este caso, significaría violar todas esas normas.

Las dudas: el móvil

Los investigadores sostienen que Pablo Mariotti fue ahorcado con una cuerda en su casa para apoderarse de la importante herencia que había recibido. Con el correr de los días surgen más indicios de que Lucas Gordillo podría haber buscado la manera de conseguir dinero para involucrarse de lleno en el mundo del narcotráfico. Esta sospecha surgió luego de haberse conocido sus vínculos con el clan Toro.

Después los pesquisas sumaron indicios de que cuando se encontraba prófugo de la justicia podría haber realizado continuos viajes a Bolivia. También encontraron algunas conexiones con un grupo que dirigiría una red de nacromenudeo en el sur de la capital tucumana.

Encubridores: tras las rejas

Luis Antonio Battaglia (foto) y Fernando Luna deberán pasar 15 días tras las rejas tras ser acusados de encubrimiento por haber trasladado a Lucas Gordillo el día en el que fue atrapado por la Policía. Battaglia fue mencionado por los investigadores como el hombre al que el acusado le depositaba dinero para entregárselo a Solange Manzaraz Beltramino. “Nada de ello consta en el expediente. Esta defensa técnica sólo hablará de las pruebas que presente el Ministerio Público fiscal. Difícilmente mi defendido pueda responder a un cargo del que no fue informado”, dijo su defensor José María Molina.

Comentarios