14 Mayo 2021

Quiero destacar la actitud amable y generosa de las dos señoritas que el miércoles auxiliaron a mi hijo cuando cayó en la esquina de San Juan y 25 de Mayo, empujado por unos chicos. Fueron tan amables que no solo le facilitaron pañuelos -sangraba mucho por la nariz- sino que lo acompañaron hasta la guardia de un sanatorio cercano. No conozco sus nombres, pero siempre las recordaré con profundo agradecimiento. Dios las bendiga.

Alicia Sánchez de Wallberg

Temas San Juan
Tamaño texto
Comentarios