En los barrios populares, uno de cada cuatro chicos dejó la escuela - LA GACETA Tucumán

En los barrios populares, uno de cada cuatro chicos dejó la escuela

Un informe a nivel país muestra la deserción de los niños más vulnerables, debido al sistema no presencial. En Tucumán, la situación alarma: "en Los Vázquez, muy pocos pudieron seguir".

22 Abr 2021
2

ASISTENCIA CUIDADA A LAS ESCUELAS. Por ahora en Tucumán, los alumnos concurren a las aulas dos o tres veces por semana. LA GACETA / FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO

Con la suspensión de las clases presenciales debido a la pandemia, uno de cada cuatro chicos de barrios populares abandonó la escuela en algún momento de 2020, y todavía no se sabe si ha regresado este año. Los datos surgen de un informe del Observatorio Argentinos por la Educación, con trabajos de campo en todo el país.

De hecho, esa realidad no sería ajena en suelo tucumano. "En Los Vázquez, esto se hizo muy visible", dice el psicólogo social Emilio Mustafá, especialista en adicciones y cuyo foco laboral está puesto en los sectores vulnerables de la capital, principalmente. "Algunos chicos pudieron sostener el sistema no presencial durante el primer y segundo mes de clases del año pasado; después dejaron. Todavía no han vuelto", añade.

Emilio Mustafá

Este alejamiento se hace más pronunciado en los niños y niñas a partir de sus 11 años, especifica. "Una vez que se alejan, no quieren seguir. No encuentran el sentido. Es muy difícil convencerlos de volver. Lo único que se llena en las escuelas son los comedores", prosigue.

Además, cuenta Mustafá que en la mayoría de las familias comparten el teléfono celular o no tienen conexión a internet, lo que dificulta el aprendizaje virtual. "Si antes de la pandemia la vida cotidiana era complicada en los sectores bajos, ahora es peor".

De acuerdo a la encuesta nacional, el 5,1% de los chicos de los hogares de bajos recursos no realizó actividades escolares en 2020. Y un alto porcentaje (42 %) le dedicó menos de 3 horas por día a tener clases o hacer tareas. Más allá de que se está avanzando en un sistema para nominalizar a los alumnos a fin de conocer a ciencia cierta si se reincorporaron este 2021, recién en septiembre estarían publicados esos datos.

"Esto pone sobre el tapete la necesidad de procurar la presencialidad en los sectores vulnerables", declara a Infobae Sandra Ziegler, una de las autoras. La investigación se basa en un relevamiento realizado en 71 barrios identificados en el Registro Nacional de Barrios Populares.

La definición de barrio popular comprende a aquellos aglomerados que integren un mínimo de ocho familias agrupadas y en donde más de la mitad de la población no cuenta con título de propiedad ni con acceso regular a dos servicios básicos.

"Toda esta crisis ha incrementado la profunda desigualdad social y la vulnerabilidad de los niños y jóvenes. Es impresionante ir a un comedor barrial en La Costanera o en Los Vázquez: están todos llenos", concluye Mustafá.

Comentarios