Escenas del próximo capítulo de la interna opositora - LA GACETA Tucumán

Escenas del próximo capítulo de la interna opositora

20 Abr 2021 Por Luis María Ruiz

En la nueva temporada de “La batalla por el sillón de Lucas Córdoba”, la serie de TV jamás publicada sobre la política tucumana, no sólo hay capítulos dedicados al divorcio entre Juan Luis Manzur y Osvaldo Francisco Jaldo. Los actores de la oposición se llevan buena parte del protagonismo con sus idas y vueltas. Ahora, por ejemplo, afrontan sus propios conflictos internos. Y aunque en algunos casos los personajes se aborrecen, a la vez comparten una meta en común: desbancar al PJ y quedarse con el manejo del poder en Tucumán. Todo puede suceder en este show.

La trama radica en que pronto vendrán las elecciones nacionales. No son las que definen todo. Esas serán en la temporada 2023. Pero los opositores tienen la oportunidad para buscar un nuevo plan que permita ganarle al peronismo de una vez.

Los críticos que vieron el piloto aseguran que el elenco es bastante extenso. Tanto, que los productores todavía no alcanzaron a poner a todos los actores juntos en pantalla. ¿Podrán lograrlo en algún momento? Por ahora, los dividieron en tres grupos para no marear a la audiencia.

Por un lado, el diputado José Cano y la senadora Silvia Elías de Pérez, dos “correligionarios” que tuvieron sus desencuentros en alguna época, pero volvieron a hacer equipo.

También dentro de la UCR aparecen los intendentes Mariano Campero y Roberto Sánchez, con la participación especial del legislador republicano Ricardo Bussi.

El staff se completa con el intendente de la Capital, Germán Alfaro, que siempre aparece en escena junto a su esposa, la diputada nacional Beatriz Ávila.

¿Qué tienen en común los protagonistas? El sueño de llegar a la Casa de Gobierno. La cuestión es que no todos pueden -ni quieren- hacerlo juntos.

Una serie de encuentros

En esta historia de desconfianza y de rencores también hay lugar para los momentos felices.

Hace un mes, Alfaro y Sánchez compartieron largos minutos en una fiesta de casamiento en Los Nogales. Y el líder del PJS y el radical volvieron a verse la cara días atrás. En esta ocasión, el ex piloto hizo de anfitrión en “La Perla del Sur “ y le ofreció un almuerzo al dirigente capitalino, quien asistió acompañado por su secretario de Gobierno, Rodolfo Ocaranza. Ambos encuentros, gestionados en buena parte por el concejal Agustín Romano Norri, sirvieron para que Alfaro y Sánchez -con conocimiento de Campero- acercaran posiciones para un posible acuerdo. Las disidencias, en principio, giran en torno a la incorporación o no del bussismo. A diferencia de la boda, cuando el de San Miguel de Tucumán compartió una fotografía junto a su colega de Concepción en las redes sociales, no hubo imágenes de la última reunión. Sin embargo, los dos protagonistas estarían conformes con las charlas. Las conversaciones pasaron a un cuarto intermedio obligado por el contagio de covid-19 de Sánchez. Pero habrá que seguir de cerca lo que surja de estas incipientes negociaciones. ¿La continuación será un encuentro entre Cano y Campero?

Un dato a tener en cuenta es que el acuerdo de los intendentes radicales con Bussi no implicó en definitiva una traba para que se produjera un acercamiento con el alfarismo.

En los últimos meses, el líder del PJS y el jefe del bloque de FR en la Legislatura habían cruzado de todo, menos elogios.

Sin embargo, los intendentes radicales saben que se necesita de los votos que aporta la estructura de 9 de Julio y Lavalle si el objetivo es pelearle el gobierno al PJ en 2023. Por eso, apuestan por sellar un acuerdo con Alfaro, para luego sí tender puentes con el bussismo.

Está claro que no hay lugar para todos en las listas de candidatos de este año; sobre todo si se suma a Cano y a Elías de Pérez, quienes apuntan a continuar en el Congreso de la Nación.

El diputado y la senadora son dos referentes de Juntos por el Cambio en Tucumán. De hecho, apuestan por encabezar el acto de constitución de la mesa de dirigentes que representará a la alianza opositora en este distrito. Con la UCR local intervenida, aquel será un ámbito institucional estratégico pensando en la oficialización de las nóminas de postulantes para las elecciones nacionales. Quienes integren la mesa de Juntos por el Cambio, además, se asegurarán las visitas a Tucumán de actores centrales del macrismo. En tiempos de polarización entre “K” y “Anti-K”, presencias como las de Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió o Patricia Bullrich son un capital valioso para los dirigentes de este espacio opositor.

En el sector del radicalismo que lideran Cano y Elías de Pérez dan por hecho que Alfaro no formará parte de la inminente conformación de la mesa macrista, a pesar de que la invitación ya fue cursada. Y sostienen que esto alimentaría la hipótesis de que el armado del intendente de la Capital se lanzará por su cuenta este año, por fuera del acuerdo opositor. Sin embargo, uno de los armadores cercanos al jefe municipal aseguró que están dispuestos a seguir con las negociaciones. Eso sí, advirtió que el alfarismo tiene en claro cuál es su pedido: “Betty” Ávila debe ser la candidata a la Cámara Alta. Y en la sede de Lavalle y 9 de Julio saben que ni el odontólogo ni la contadora están dispuestos a resignar ese espacio.

En las escenas del próximo capítulo, se anticipan charlas y más charlas en la oposición. En el PJ también observan expectantes los avances, anhelando un final con tres listas rivales en los comicios generales de octubre.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios