La literatura argentina también circula por Instagram - LA GACETA Tucumán

La literatura argentina también circula por Instagram

Te presentamos dos cuentas que podés agendar para conocer las últimas novedades en las letras y recibir recomendaciones sobre diferentes temáticas: @leerargentinos y @lagenteandaleyendo.

18 Abr 2021 Por Paula Barbaran
2

SÓLO LO QUE PASA POR SUS MANOS. Florencia Savarino y Cecilia Di Tirro son las impulsoras del sitio @leerargentinos, que esquiva los lanzamientos.

Sin lugar a dudas, Instagram es hoy la red social del momento. Con más de 1.000 millones de usuarios activos, la aplicación busca seducir con sus imágenes y videos que se transforman en virales y populares rápidamente. Mientras que los generadores de contenido buscan seducir a sus nichos con posteos originales y de calidad.

Entre todo lo que circula por esta red, la literatura encontró su lugar de la mano de varias cuentas. Hoy te compartiremos dos de ellas que poseen perfiles diferentes pero algo en común: el placer de leer compartido entre miles de usuarios con el mismo interés.

Leer argentinos

Florencia Savarino, licenciada en letras, y Cecilia Di Tirro, estudiante de comunicación social, son dos amigas de barrio que tenían la misma pasión por la lectura. Ellas están detrás de @leerargentinos, una cuenta que tiene 14.000 seguidores.

“Flor arrancó con el proyecto de Instagram hace tres años porque quería tener un espacio para hablar de literatura argentina actual. Tenía esa inquietud y esta red social le pareció un buen lugar para despuntar el vicio. Yo me sumé unas semanas después para darle la visión comunicacional al proyecto”, explica Ceci a LA GACETA en una charla telefónica.

Si bien a veces se corren de los márgenes, la cuenta apunta a difundir las novedades de editoriales locales que publican sobre literatura argentina. “A veces repasamos algún clásico o nos quedamos con algo de literatura latinoamericana, pero el foco está puesto en la literatura contemporánea de de nuestro país”, dice.

Las chicas, que también se animaron a brindar talleres, reúnen a las diferentes “nuevas voces” de la literatura en nuestro país: “hay una diversidad que es muy interesante poder descubrir. Hay nuevas editoriales independientes que buscan darle la palabra a autores jóvenes que por ahí no tienen una formación académica o que narran en primera persona, algo que a veces es muy criticado en los sectores literarios. Lo cierto es que hay mucho talento dando vuelta y a nosotras nos gusta darlos a conocer”. Asegura que lo que se sube a la cuenta son libros que ellas han leído y que les gusta recomendar por algún motivo en particular.

“No reseñamos libros que nos envían o lanzamientos. Sí los leemos y esperamos para publicar sobre ellos porque no queremos sumarnos a la movida publicitaria ni creemos que el espíritu de la cuenta pasa por otro lado. Publicamos lo que nos gusta como lectoras”, agrega.

Cada semana proponen consignas, abren el diálogo con sus seguidores con encuestas y sacan temas para debatir. “Los lunes hacemos trivias y también cruces con otras disciplinas como la música o las artes plásticas; mientras que los viernes hablamos de poesía y publicamos los poemas breves que nos envían los seguidores”, explican y confiesan una curiosidad: si bien poseen mayoría de seguidoras mujeres, en el momento de enviar trabajos escritos para compartirlos, son más los varones los que se animan a hacerlo.

Desde @leerargentinos recomiendan, entre otros materales, a los que publica la editorial Odelia: “tienen un catálogo impresionante y eso que empezaron hace poco. Nos llamó la atención que las editoras son siete mujeres que si no están de acuerdo de forma unánime, no publican a un autor. Hemos reseñado varios libros de ellas y vimos un enorme crecimiento en el trabajo de esta editorial”.

La gente anda leyendo

Durante la cuarentena en 2020, Maru Drozd, locutora y periodista, se dedicó a leer todas las noches un cuento en el espacio virtual que denominó “late nights readings”, como una ampliación de la cuenta de Instagram @lagenteandaleyendo, que fundó cinco años atrás.

“La cuenta es mi camino personal con la lectura: leo mucho más de lo que posteo y al principio hacía algunas reseñas de libros. Luego, en la pandemia, comencé a leer los cuentos y se generó algo muy lindo porque la gente se entusiasmaba con esa historia y luego compraba el libro”, cuenta Maru a LA GACETA y explica que, para ella, era una forma más de recomendar lecturas.

CAMINO PROPIO. Maru Drozd creó hace años @lagenteandaleyendo.

Su espacio ya tiene más de 73.500 seguidores y es un “recomendador de lectura”. “Para mí la lectura es más amplia que un libro en cualquier formato”, explica, porque en este espacio hay lugar para otras artes, revistas, fragmentos de poemas o textos y otras curiosidades relacionadas a la “lectura del mundo”, tal como ella la describe.

Cuando comenzó, recuerda la fundadora de la cuenta, no estaba instalada la idea de los bookstagramers ni se había popularizado el Zoom. “Me gustaba la idea de unificar el universo de las redes sociales y la literatura. Así, al inicio, quería compartir lo que yo leía y luego llegó la interacción con la gente que fue generando otras cosas como, por ejemplo, la idea de que todos podamos hablar de literatura sin ser expertos, solamente compartiendo con quienes tenemos ganas de leer”, precisa.

“A la cuenta la planteo como un medio y yo hago la curaduría, le doy espacio a otras personas, hago entrevistas a personalidades. No es un blog personal, sólo es personal en la edición. Hoy estoy apasionada con la historia del movimiento feminista, de las mujeres que me precedieron, de las autoras mujeres y del boom feminista. La cuenta no habla de eso pero es lo que me pasa. Es una comunidad de nicho con intereses muy claros. También compartí mi posición sobre la lucha respecto del aborto y mucha gente se ofendió”, admite.

Maru reivindica que su proyecto es “de lo que significa la lectura para mí, e incluso a veces comento libros de políticos como el de Cristina Fernández de Kirchner”. “Es interesante lo que pasa con la idea de la lectura, que sí o que no, que es literatura mayor o menor, por qué... Los lectores también hacemos un recorte, pero hay libros para todos, aunque la gente muestra su intolerancia a veces sin generar debate”, finaliza.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Comentarios