Fórmula 1: entre cambios y modificaciones, se viene el round dos - LA GACETA Tucumán

Fórmula 1: entre cambios y modificaciones, se viene el round dos

14 Abr 2021 Por Carlos Cazón

El campeonato mundial de F-1 comenzó en Bahrein de la mejor manera posible. Hubo pruebas libres con tiempos justos, clasificación apretada y una carrera emocionante con desenlace en las últimas tres vueltas. Todo lo que los espectadores de la máxima categoría esperan. Es por ello que las expectativas para este fin de semana son altas.

Se corre el gran premio de Emilia-Romaña, en Imola, Italia. Será en el conocido autódromo “Enzo e Dino Ferrari”, que solía albergar el gran premio de San Marino hasta el año 2006 y varias escuderías anunciaron mejoras en sus autos y cambios en sus equipos. Mercedes sorprendió a todos al confirmar que James Allison dejó de ser director técnico y fue reemplazado por el actual jefe de aerodinámica, Mike Elliott. Las exigencias en este deporte son tan altas que todas las decisiones que se toman son estudiadas milimétricamente. El cambio de director técnico en la previa de la segunda carrera habla de lo atento que está el equipo campeón del mundo. Su monoplaza no es tan dominante este año y el Red Bull ha demostrado que le peleará con uñas y dientes en cada competición. Por su parte el equipo de la bebida energizante ha logrado barrer su suspensión trasera conservando los puntos de montaje existentes. Un detalle súper ultra archi pequeño en el alerón trasero de su coche que provoca que el barrido de la suspensión genere un espacio enormemente valioso para el flujo de aire. Esta es la sorpresa aerodinámica de la que todo el paddock habla.

Alpha Tauri también será importante este fin de semana. El equipo italiano quiere hacer sentir su condición de local en una pista que le sienta bien. Pierre Gasly clasificó cuarto el año pasado y el japonés, Yuki Tsunoda, promete mucho después de un debut que lo puso en los ojos del mundo. Haas y Alpine también prometieron modificaciones “decentes” para sus coches y Williams ha trabajado en su unidad de potencia según anunciaron la semana pasada. En la F-1 hay decenas de ingenieros que trabajan meses analizando datos para proponer modificaciones que, en el mejor de los casos, le dan al auto una ventaja de una milésima de segundo respecto a sus rivales. Para materializarlo, el piloto debe sentirse cómodo y exigir así el auto al máximo. Un monoplaza se maneja mejor cuando llega a sus límites. Así conducen Lewis Hamilton y Max Verstappen. Es por ello que este fin de semana tendremos la segunda batalla de una guerra que cada vez promete más. Amén.

Comentarios