Historias de vida que conmocionan desde un realismo cruel - LA GACETA Tucumán

Historias de vida que conmocionan desde un realismo cruel

28 Feb 2021

RELATOS

Los desterrados

Sergio Silva Velázquez

Alción - Córdoba

Los desterrados consta de 17 relatos. Su título contiene una dosis de impacto. ¿Algún rumor a “los desterrados” de Horacio Quiroga? ¿A su propuesta realista? ¿Se trata de exiliados? ¿Los atraviesa la memoria de la última dictadura argentina?  Si bien hay algunas breves representaciones que aluden a esos hechos, se transita por otro tipo de historias “tremendistas” porque no se concilian con ningún tipo de virtudes existenciales. Por el contrario, se introduce en profundidades de la mente, en acciones que preferimos desconocer, pero que el libro desoculta, ingresando a estados de conciencia, mediante una espantosa travesía de inmoralidades, apelando a estrategias narrativas en las que incluye la fórmula de la omnisciencia o de un ‘yo’ que introduce voces cruzadas entre tiempos que denotan un propósito experimental. Pueden advertirse ciertas debilidades, en la cohesión y coherencia que dificultan algunos aspectos de sus tramas narradas. Por lo demás, son historias de vida que conmocionan, contadas con un realismo cruel que refracta la condición humana y sus vericuetos internos.

Liliana Massara

Los desterrados aporta una “tribu” de personajes que realizan actos espeluznantes, alrededor de vidas cotidianas, rutinarias, familiares, urbanas y pueblerinas, en las que siempre aparece lo oscuro, hasta el borde con lo siniestro. Sujetos infieles, desvergonzados. Seres sin honra o que la pierden. Traiciones entre hermanos, venganzas, golpes a la herencia de sangre, donde ni siquiera hay benevolencia con los niños. En “Placita” los “buscadores de vida”, sus formas de competir, diferentes generaciones que la transitan, y también el amor; “Overtime” un tiempo completo dedicado al deterioro de una vida; en “Los desterrados”, seres desclasados, descolonizados de su hábitat, rencores, asesinatos e injusticias.

Los argumentos tienen un soporte sustancial efectista, provocan y lo consiguen, sin embargo, ofrecen cierta fragilidad en el manejo de su narratividad que desorienta.

© LA GACETA

Hernán Carbonel

Comentarios