Grandi se sentará en el banco de los acusados - LA GACETA Tucumán

Grandi se sentará en el banco de los acusados

La jueza Arce juzgará al empresario.

17 Feb 2021
2

Edificio de Grandi

El arquitecto Miguel Adolfo de la Cruz Grandi (foto) enfrentará su primer juicio oral y público por su actividad como desarrollador inmobiliario. Las audiencias virtuales de debate comenzarán a las 8 este jueves y estarán presididas por la camarista Stella Maris Arce. De la Cruz Grandi, que es defendido por el abogado Adrián Jorge Ghiringhelli, ha de responder por las irregularidades detectadas en la edificación de la obra situada en la calle Virgen de La Merced 281-285 de San Miguel de Tucumán. Joaquín Olaizola, abogado de la denunciante Noelí Virginia Cascales, y el fiscal Claudio Bonari consideran penalmente responsable al empresario por los daños provocados en una propiedad lindera. Al igual que otros colegas, como Otto Fernando Barenbreuker (h), De la Cruz Grandi enfrenta numerosas denuncias y demandas por presuntos incumplimientos y anomalías en la comercialización de departamentos “en pozo”.

El 15 de febrero de 2017, es decir, cuatro años atrás, Bonari solicitó el juzgamiento del titular de la firma César Grandi SRL por la supuesta comisión de un estrago culposo agravado por el peligro de muerte, acusación que rara vez llegó a juicio en el Poder Judicial local. La causa había comenzado en 2014: también en febrero, la Dirección de Catastro y Edificación de la Municipalidad advirtió que la firma había excavado un predio donde se proponía construir un edificio sin completar las tareas de submuración. Esto llevó a la directora Elena Forgas a paralizar la construcción. Previamente, Cascales, vecina del inmueble en cuestión, había comunicado al empresario la aparición de grietas en su vivienda.

Días más tarde, Cascales y quienes la acompañaban (su hijo de dos años no identificado, Eduardo José Méndez y José Adolfo Cascales) presenciaron el derrumbe de la estructura y de la pared de una habitación. Todos salieron de la casa justo antes de que se desplomaran otra pared, en este caso de la cocina, y el piso de un cuarto. Luego otros propietarios de inmuebles colindantes denunciaron daños. El fiscal concluyó que había habido numerosas fallas “groseras” por parte de Grandi y que este no extremó las medidas de seguridad a su cargo. Al declarar como imputado, el empresario afirmó que los daños ocurrieron como consecuencia de la clausura de la obra.

Comentarios