Libros recomendados - LA GACETA Tucumán

Libros recomendados

14 Feb 2021
1

RELATOS

EL LIBRO DE LOS MONSTRUOS

J. RODOLFO WILCOCK

(La Bestia equilátera - Bs. As.)

Monstruos que surgen de la fragilidad humana

Ironía, lucidez y humor combinados por el talento de Wilcock

Este es un libro totalmente desaconsejable para quien carezca de sentido del humor y/o gusto por la ironía. Un monstruo, sabemos, es un ser cuya apariencia escapa a los dictámenes de la naturaleza, generando horror. “El sueño de la razón produce monstruos”, fue el título que el gran Francisco de Goya  dio a su colección de escenas sombrías: entre otras, Saturno devora a sus hijos y enormes criaturas aladas acechan a un hombre: la razón duerme, y el inconsciente genera el horror. Los “monstruos” de Wilcock, en cambio, no provienen de pesadillas o duermevelas, sino de la aguda lucidez con que el autor percibe la fragilidad humana y la aborda en 62 breves relatos, como otros tantos “casos”: allí está el geómetra Elio Torpo, convertido en una fumarola que cada tanto lanza barro sobre sus propias hijas; están Junius Polla, financista, “completa y permanentemente invisible” y Eher Sugarno, que versifica párrafos científicos y pasa por poeta. Y cuando estos imposibles seres actúan, surge el chispazo irónico, burlón y enfermizamente humano

Si el lector logra suspender la lógica que la realidad demanda y disfrutar del absurdo que Wilcock maneja con fruición y consistencia, será recompensado con la risa frecuente y con la espléndida sensación de que algunos rasgos de estos hilarantes personajes no están tan alejados de lo que se advierte en algunas personas.

NOVELA

UN POLVO EN CONDICIONES

IRVINE WELSH

(Anagrama - Buenos Aires)

Aventuras de un taxista en Edimburgo

última novela del autor de Trainspotting

Terry “Juice” Lawson aparece en novelas anteriores como Cola y Porno. A bordo de su taxi, recorre las calles y los vericuetos de Edimburgo, y a la manera de un barquero obsesionado con el sexo intenta conducir a casi todas sus pasajeras hacia un “Decent ride”, un polvo decente, o “en condiciones”. Nuevamente, y ya desde la traducción del título de la novela, se puede percibir que la cuestión lingüística se torna relevante porque es difícil imaginar/reconstruir esos mundos íntimos y cáusticos de la oralidad escocesa a partir de ciertos términos del español peninsular: casi del mismo modo que le sucede al personaje de Ronald Checker cuando se sube por primera vez al taxi y no entiende lo que dice Terry.

La ciudad de Edimburgo es un personaje fundamental de la novela, con su aire “chabacano y ramplón”, embotellamientos, pubs de mala muerte y el tranvía inconcluso que recorre como una cicatriz parte de la urbe. Sobre esta geografía monótona se abate el “Huracán Tocapelotas” como una metáfora de la ficción que moviliza, revuelve e incomoda. El texto de Welsh se nutre de recursos del policial (con la desaparición de Jinty, la búsqueda de una valiosa colección de botellas de whisky y el reconocimiento del verdadero padre) y también, en varios sentidos, de la novela de formación, en el caso de la trayectoria de Terry cuando debe replantear completamente su vida. Aquí resuena más el epígrafe de Aldous Huxley: “un intelectual es alguien que ha encontrado algo más interesante que el sexo”.

POESÍA

PARIS, BUENOS AIRES

HÉLENE DAVOINE

(Culiquitaca - Tucumán)

Una historia de la sociedad francesa de Tucumán 1879 -2008

reconstrucción de una generación brillante y del aporte que hizo a la provincia

La singularidad de Première personne du pluriel la aporta justamente el espíritu de su título: el nosotros aludido y el hecho de haber sido articulado a partir del lento e ímprobo trabajo de traducción e interpretación de sus libros de actas. Un trabajo que atravesó generaciones y comprometió a muchas personas de las cuales es capital mencionar a una madre, Amanda Guillou de Isas y  a su hijo, el arquitecto Gerardo Isas. Ella, laboriosa traductora de los libros sagrados de la memoria francesa, él,  intérprete multifocal de esos textos llenos de semántica.  El puntapié de toda una generación de hombres brillantes parece haberlo dado el dúo ferrocarriles-azúcar. A partir de esta feliz unión, un centenar de galos enamorados del progreso arriban a Tucumán e inyectan toda la fuerza de las ideas, de la técnica y de la innovación en esta provincia que se erguía alrededor de una Catedral de azúcar. Trabajan como técnicos de ferrocarriles y de ingenios, como agricultores calificados, como comerciantes o levantan empresas alrededor de la industria madre. Fundan Ingenios como Clodomir Hileret y en su ardor creativo dejan la huella de Francia que se resume en los pilares sagrados de su dogma republicano: la educación, la prensa y la vida asociativa de la que la Société Française de Secours Mutuels, tal el nombre con la que fue inaugurada, es una prueba viva. Première personne pluriel está organizado en 10 capítulos, en los que se da cuenta, a través de sus actas, de su conformación, su modo de funcionamiento asociativo, sus frutos arquitectónicos y culturales concretos.

NARRATIVA

EN CAMPING-CAR

IVAN JABLONKA

(Anagrama / Libros del Zorzal - Buenos Aires)

Primeros viajes de un historiador

vehículo en movimiento que es metáfora de la escritura

El último libro de Ivan Jablonka, historiador y ensayista francés, es un relato sobre viajes familiares pero también acerca de los orígenes. Una narración marcada por la Shoa que se llevó a sus abuelos paternos (Jablonka intentó “engastar” ese vacío en Historia de los abuelos que no tuve) y que atraviesa las vidas de sus padres: “jamás he olvidado de dónde vengo”. Esos derroteros por Estados Unidos, Portugal, Turquía, Grecía o Marruecos, a bordo de una autocaravana, de una combi Volkswagen, son una manera nómade de hacer presente el pasado, para reconstruir un lugar propio en la itinerancia, los desplazamientos, en el hecho de perder y alejarse todos los días de las “propias referencias”. Recuperar esos viajes le permite a Jablonka volver a trazar las geografías, personas, objetos de su infancia y los contornos de la época de la contracultura hippie y de la rebelión juvenil que se resisten a ser olvidados. La infancia y la adolescencia se entrecruzan con la sensación trascendente de libertad y con los primeros atisbos de una felicidad siempre colectiva.

Desde ese vehículo en movimiento, metáfora también de la escritura siempre desplazada y en construcción (único modo de contar certeramente el relato de uno mismo), el autor se permite, a la manera de un relato de formación, dar cuenta de las huellas que definieron su mirada y su camino como historiador.  

CUENTOS

LA CÁRCEL DEL FIN DEL MUNDO

JUAN DIEGO INCARDONA

(Interzona - Buenos Aires)

Entre lo fantástico, el mito y el terror

una imperdible secuela de la película de Borges y de Bioy casares

Como si se tratara del monstruo de Frankenstein, este libro se construye con historias que solo tienen en común que te mantendrán en vilo y enganchado. Lo fantástico, lo mítico y el terror tienen nuevas sombras en las que ocultarse.

Una casa de ramos generales de pueblo, una diligencia con pasajeros que no saben que tienen que terminar el viaje, y el preso más infame y famoso, son algunas de las sombras desde las que Juan Diego Incardona construye sus cuentos.

La obra se completa con un breve ensayo sobre la literatura fantástica. Recomiendo leerlo con suma atención y tenerlo a mano siempre. Y como bonus, una cronología de títulos periodísticos de las apariciones del Hombre Gato: esa especie de psicosis colectiva que se dio a mediados de los 80 y que llamó la atención y al morbo de los argentinos.

Hay una historia, sin embargo, que hace que todo el libro cobre otra dimensión. El último relato, “Los ahorcados de Aquilea”, retoma los sucesos de “Invasión” (1969), la película escrita por Borges y Bioy Casares y dirigida por Hugo Santiago. La que algunos consideran la mejor película del cine argentino. Cine y literatura, una vez más, gracias a Incardona reafirman su lazo tan íntimo.

HISTORIA

PREMIÈRE PERSONNE PLURIEL

GERARDO ISAS

(Sociedad Francesa de Tucumán / Ente Cultural de Tucumán)

Versos tenues, pero de firmes trazos

laconismo y la concentración de significados

El título “Paris, Buenos Aires” nos remite a dos lugares. Sin embargo, quien piense encontrar en los versos paisajes urbanos de estas ciudades, de tanta de carga simbólica, se sentirá defraudado. Las imágenes pertenecen al espacio intermedio, a la trayectoria que el sujeto poético emprende de uno a otro punto. En ese interregno, con versos tenues pero de firmes trazos, acontece la poesía.

El itinerario comienza en un entorno marino, desde un “mar de los exilios”, y continúa hacia horizontes interiores: la noche de eros, el cuerpo amado, los cerros que “ofrecen su sangre”. Así se construye una travesía de sentidos, introspección y aprendizaje en la ausencia.  

El laconismo y la concentración de significados le dan a los poemas la sugerencia y apertura del haiku: “detrás de la pared / hay cerezos / llagas de luz”. La sinestesia busca una correspondencia que no desentona, dando lugar a un discurso amónicamente desplazado, de realidad y ensoñación: “el comienzo / tiene el sabor de la sal / asombro / amargo / y azul / de sal”.

La edición es bilingüe, prologada por Cristina Bulacio. Los versos han sido correctamente traducidos del francés original al español argentino por Solana Colombres.

Comentarios