Para comenzar, un triunfo y dos podios - LA GACETA Tucumán

Para comenzar, un triunfo y dos podios

En Cruz del Eje, García Hamilton fue 1° y Reginato 3° en RC2N; Padilla terminó 3° en RC2B.

13 Feb 2021
2

SALTO II. El Mitsubishi Lancer Evo IX que tripulan Tomás García Hamilton y el santiaueño Luis Catálfamo terminó primero en la carrera de la clase RC2N.

Seis representantes en carrera, un ganador (Tomás García Hamilton), y otros dos pilotos subiéndose al podio (Gerónimo Padilla y Miguel Reginato -h-). La cosecha tucumana en la fecha 1 del Campeonato Argentino de rally salta a la vista. En el “debe” se anota un abandono, para la dupla Pablo Morán-Carlos Rivera, y también para Cristian Almonte.

En Cruz del Eje, Córdoba, fue un viernes de mucho calor, tierra suelta, pisos rotos, y de “supervivencia”, según contó “Tomy”.

“El auto presentó problemas de temperaura todo el día, hubo tramos en los que hubo que aflojar. Aunque gané, no anduve del todo bien. Con lo que había, con mi navegante, Luis Catálfamo, hicimos la nuestra. Me falta a mí, estoy muy fuera de forma, aunque vengo haciendo trabajo físico. Pero subirse a un auto de carreras es otra cosa”, apuntó el yerbabuenense. Ganó con Mitsubishi Lancer Evo IX en la clase RC2N, sacándole casi dos minutos a su escolta, el catamarqueño Antonio Prevedello. El tercero, Reginato, llegó a más de 3’, con otro Mitsubishi, navegado por el cordobés Matías Aranguren. En esta clase, Almonte (con Mitsubishi y el acompañamiento del cordobés Claudio Ocampo), abandonó en el 4° tramo del día, cuando se desarrollaba la etapa 2.

De cara a lo que viene (hoy se hará la etapa 1 de la segunda fecha en la misma sede), García Hamilton dijo que no sabe qué puede pasar con su auto, atendido por el Schroeder Competición. “Es difícil que se vaya a encontrar el origen del problema de temperatura, así que veré qué puedo hacer. Sí sé que todo será duro hasta mañana” dijo el piloto, que retorna a la categoría y que aseguró que irá carrera a carrera, sin la certeza de saber si podrá completar el campeonato. “Tengo que ir viendo. Esta vez vine a darme un gusto”, apuntó.

Reginato, que debutó en un 4x4, terminó contento por terminar y por haber logrado un podio. “Fue largo el tirón, llegué al final bastante cansado. Los caminos estaban muy rotos, pero el auto aguantó todo. Apenas terminó la primera carrera, ya empecé a pensar en la siguiente. Desde primera hora del sábado habrá que estar enchufado, primero confeccionando la hoja de ruta, y después compitiendo”, aseguró.

Lo que Padilla consiguió, un tercer lugar, pudo ser mejor, de no haber mediado una rotura de dirección hidráulica en su VW Polo, con atención del equipo Baratec. “Con Nicolás García, mi navegante, cuidamos bastante el auto en la primera pasada. Ya en la segunda, nos decidimos a apretar un poco más, pero surgió el inconveniente. Hasta entonces habíamos logrado descontar bastante tiempo con respecto a la punta. Quién sabe, quizás podríamos haber llegado a ocupar el segundo lugar”, advirtió.

Padilla, que se mostró feliz por empezar la temporada con un podio, sumando puntos importantes para el campeonato de la clase RC2B, también puso de manifiesto su satisfacción porque el coche terminó intacto. “Queda mucho por delante, y por lo que vimos, los caminos son muy duros”, dijo.

El tucumano terminó a sólo 53” del ganador, el bonaerense Nicolás Díaz (Ford Fiesta Kinetic Maxi Rally), y a apenas 2”9/10 del segundo, el sanjuanino Gastón Pasten (VW Polo).

En la RC3, Morán-Rivera apenas pudieron llegar con el impulso al segundo especial. Se había roto la correa de distribución del Ford Fiesta Kinetic. “En el primer tramo se aflojó la rueda de auxilio, le pegó a la bomba de nafta y quemó el fusible. Seguimos, estábamos terceros, hasta que pasó lo de la correa”, contó el concepcionense. Anoche, el equipo aún trabajaba en el motor, arreglando las válvulas torcidas para ver si recuperaban el motor para seguir hoy en carrera. En la categoría gana el entrerriano Victorio Ballay, con Toyota Etios. En la RC5 está 1° el cordobés Gabriel Cerutti (Ford Ka).

La clasificación general quedó en poder del neuquino Alejandro Cancio, con un Skoda Fabia R5 de la clase RC2A. En esta categoría, los chilenos Martín Scuncio-Sebastián Vera protagonizaron un tremendo fuera de camino, que dejó destrozado al auto que ocupaban (un Hyundai I20 R5) y a la tripulación hospitalizada, aunque sólo por precaución.

Comentarios