Duro rechazo del interventor de la UCR - LA GACETA Tucumán

Duro rechazo del interventor de la UCR

“No puedo permitir que Manzur y Jaldo nos distraigan con un metejón electoral”.

20 Ene 2021
1

TERMINANTE. Para Argañaraz no puede haber un acuerdo con FR.

El interventor de la Unión Cívica Radical (UCR), José “Lucho” Argañaraz, rechazó con contundencia la propuesta de encarar una alianza electoral junto con Fuerza Republicana. “Como interventor del partido, no puedo permitir que (el gobernador, Juan) Manzur y (el vicegobernador, Osvaldo) Jaldo, distraigan a la oposición introduciendo un potencial acuerdo, un metejón electoral, del enorme listado de problemas que tienen en vilo a la provincia hace décadas”, enrrostró el titular del partido Radical, quien también se desempeña como concejal de la Capital.

El debate se abrió luego de que el intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, mantuviera sendas reuniones con el titular de Fuerza Republicana, el legislador Ricardo Bussi.

Posición tomada

“Para hacer un análisis de lo que piden algunos correligionarios, lo ideal sería la normalización del partido. Bien podamos lo haremos, apenas se supere lo peor de esta pandemia. Soy el primer interesado en normalizar el partido pero en este contexto sanitario no se puede planificar de acá a un mes”, explicó Argañaraz, al frente del partido de manera interina desde marzo de 2019. A continuación, el concejal sentó posición: “mientras sea el interventor del partido, haciendo uso de mis atribuciones, no va a haber una alianza electoral con un partido que justifica el terrorismo de Estado cometido durante la última dictadura cívico-militar, y que es funcional constantemente al Gobierno provincial, primero con José Alperovich y ahora con Manzur y Jaldo”. La postura de Argañaraz, explicó, es la que comparte la mayoría de los afiliados del radicalismo con los que -afirmó- pudo charlar sobre la propuesta de Campero.

Mensaje interno

“Mi posición es fortalecer al radicalismo, primero puertas adentro, que dialoguemos todos los sectores del radicalismo para luego enfrentar el proceso electoral que se viene consolidando Juntos por el Cambio a nivel nacional y Vamos Tucumán a nivel provincial”, planteó Argañaraz. Y agregó: “las puertas del radicalismo están abiertas para todos, para los que quieran entrar y para los que se quieran ir”.

El radical insistió en que una potencial alianza electoral no forma parte de la agenda de votantes: “estamos en una provincia que está a punto de destituir a un juez que se animó a hablar sobre la corrupción dentro del poder judicial (por el camarista Enrique Pedicone). Es una provincia donde arrecian la inseguridad, con la educación hecha un desastre, con desocupación y pobreza haciendo estragos y donde el narcotráfico genera heridas sociales gravísimas, sobre todo en los sectores más desprotegidos”.

“Un engendro incoherente”

El Movimiento Radical Línea Morada y la agrupación La Pisarello  se pronunciaron contra una alianza con el bussismo. “Los intendentes (Mariano) Campero y (Roberto) Sánchez hablan de espacios no de principios, no todo vale en una competencia electoral, menos sumarse por especulación a la herencia de la dictadura más sangrienta y brutal en Tucumán”, señalaron con las firmas de Esteban Ávila, Fernando Valdez, Jorge Chehin, Virginia Ledezma, Bárbara Steimberg, Antonio Ibarreche, Miguel Figueroa y Rosa Quiroga, entre otros. “No concebimos la política y a la UCR como una cáscara vacía de ideas y principios, apta para cualquier aventura política y entendemos que nuestro partido, la Unión Cívica Radical es la herramienta que nos legaron generaciones anteriores a la nuestra para lograr ese fin último de una sociedad mejor”, acotaron.

Concebimos la política como una competencia de programas, principios e ideas -añadieron- no la pelea por mostrar el rejunte más taquillero aunque ideológicamente más incoherente. “Estamos convencidos que la mayoría de los radicales no piensan como los ‘audaces impulsores’ de este engendro de un frente con Ricardo Bussi. Ni en buscar aliados en un ministro porteño varias veces fracasado en su gestión, que viene a decirnos montado a caballo, con los ‘audaces impulsores’, a los ignorantes tucumanos como hacer política. Otra más del dúo de no tan jóvenes, digamos todo, que hace tiempo ocupan cargos electivos por la UCR. Propugnan  la ‘nueva política’, pero se parece bastante a una vieja política sin ideas y sin valores”, subrayaron.
Sostienen que el frente que impulsan, indefectiblemente dividirá a los radicales y que será funcional al oficialismo. “Exigimos a la intervención que convoque a elecciones internas, terminemos con la intervención que atrasa y pongamos nuevamente a la UCR al servicio de la  sociedad y del país”, finalizaron.

Comentarios