La inflación terminó de salir de la cuarentena y advierten que la tendencia alcista continuará - LA GACETA Tucumán

La inflación terminó de salir de la cuarentena y advierten que la tendencia alcista continuará

Los precios subieron 36,1% en 2020 y en diciembre marcaron el máximo del año. Qué podría ocurrir y qué dice el Gobierno.

15 Ene 2021 Por Juan Martín de Chazal
1

Abril de 2020. Plena cuarentena obligatoria en la Argentina. El nivel de actividad económica era el más bajo de la historia y la inflación, que en el mes anterior había marcado 3,3%, se desplomó hasta 1,5%. El Índice de Precios al Consumidor (IPC) marcaría el mismo valor en mayo y crecían las expectativas en el Gobierno por mantener a raya el número que siempre causa dolor en los bolsillos del país.

Diciembre de 2020. Gran parte de las actividades se han liberado y, por momentos, el aislamiento social resuena lejano. La inflación -4% mensual- también ha salido del letargo y exhibe la mayor cifra de la gestión de Alberto Fernández. El año finalizó con una suba generalizada de precios que ronda el 36,1%, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). En Tucumán, en tanto, la Dirección de Estadística de la Provincia (DEP) informó que la variación mensual del IPC entre noviembre y diciembre superó la media nacional y alcanzó el 4,21%.

¿Qué ha sucedido con la inflación y qué puede ocurrir durante los siguientes meses? “Ya estamos viendo los efectos de la alta emisión monetaria. A pesar de la negación, la inflación siempre termina respondiendo a un exceso de dinero. Sobre todo en el largo plazo”, considera la economista Regina Martínez Riekes. “El argentino entiende perfectamente lo que pasa y por eso se ha resguardado con bienes durables y dolarizados en los últimos tiempos. Las expectativas no son buenas porque hay una sensación de ser sistemáticamente estafados”, añadió.

Tras el cese del mandato presidencial de Mauricio Macri, 2019 finalizó con una inflación anual de 53,8%. Fue la más elevada de Latinoamérica, sin contar Venezuela, y la mayor del país en 28 años. “El 36% interanual entre diciembre 2019 y diciembre de 2020 implica una baja de más de 17 puntos porcentuales. Hay que seguir transitando ese camino de reducción de la inflación”, ponderó el ministro de Economía, Martín Guzmán. Además, aseveró que su gestión “la ataca con una estrategia macroeconómica integral” y reafirmó que el objetivo es reducirla “de forma consistente de a un 5% por año”.

“Claro que (el IPC) cayó respecto de 2019, pero el Producto Bruto Interno (PBI) se desplomó 12%. Por eso fue. Estamos sumergidos en una estanflación muy profunda y la presión inflacionaria es muy alta en el corto plazo. Es muy probable que la meta del Gobierno para este año, del 29%, se quede lejos”, advirtió Martínez Riekes. Y ejemplificó: “a diferencia de antes, ahora hay tarifas y servicios congelados. La expansión monetaria opera con rezagos y ahora se irá viendo”.

Christian Buteler, analista financiero de Buenos Aires, también examinó que “no es un gran logro” la reducción de más de 17 puntos en la inflación entre 2020 y 2019. “Es lógico que Guzmán destaque la baja, pero hay que entender que 2019 tuvo la inflación más alta desde la híper (de 1989-90). Lo importante es analizar la dinámica con la que los precios subieron a lo largo del año: subieron de forma constante tras el puso de abril-mayo. Si la tendencia fuera al revés, ahí podría hablarse de que vamos en el sendero correcto”, razonó en diálogo con LA GACETA.

Varias categorías

De la variación mensual de 4% correspondiente a diciembre, el Indec diferenció otras categorías: el IPC núcleo, que descuenta bienes y servicios regulados y estacionales, se elevó 4,9% (el total anualizado fue de 39,4%). “Es preocupante. La dinámica muestra que entramos en 2021 con los precios subiendo. No hay un plan económico y monetario que vaya a anclar las expectativas para este año. El panorama está complicado”, calificó Buteler. Los precios estacionales y regulados, en tanto, se elevaron 1,3% y 2,6% (64,54% y 14,8% en el año).

Los mayores aumentos del mes fueron registrados en los rubros de Salud (5,2%), Recreación y Cultura (5,2%) y Transporte (4,9%). En el otro extremo se ubicaron Educación y Comunicación, cada uno con 0%. Durante 2020, la categoría que mayores alzas de precios reportó fueron Prendas de vestir-Calzado (60%), Recreación-Cultura (48%) y Alimentos-Bebidas no alcohólicas (42,1%). “Son los que más suben porque se trata de bienes no regulados. En cambio, en aquellos sectores donde hay un fuerte control de precios se genera una inflación reprimida o mercados paralelos”, explicó Martínez Riekes. Por caso, con una suba de 7,6% el rubro Comunicaciones fue uno de los que menos aumentos tuvo en 2020.

El NOA y Tucumán

La DEP, conducida por el economista Raúl García, informó ayer que la variación porcentual de precios en Tucumán fue de 4,21% en diciembre. En contraste, el mes anterior había sido de 1,75%. La variación acumulada el año pasado en la provincia alcanzó finalmente el 33,9%, siendo los alimentos y la bebidas no alcohólicas los que mayores aumentos registraron: 47%.

Por su parte, el NOA fue la segunda región del país con mayor IPC tanto en diciembre (4,3%) como en todo 2020 (38,1%). “Se explica más que nada por los costos de transporte de las mercancías y los impuestos. Además, los mercados son más chicos y con menos competencia”, interpretó la economista tucumana.

Los expertos ya advierten que los nuevos “picos”, además de sanitarios, podrían ser inflacionarios y cambiarios en 2021.

Comentarios