2021 será un año de transición para el rugby - LA GACETA Tucumán

2021 será un año de transición para el rugby

El regreso de la actividad local se hará de forma progresiva, apelando a modalidades de contacto reducido o moderado. A nivel internacional, habrá muchos cambios.

01 Ene 2021 Por Federico Espósito
1

GIGANTE. Tras la decepción por el Mundial de Japón, Nicolás Sánchez volvió con todo a Los Pumas: fue figura y goleador en el triunfo sobre los All Blacks y resultó determinante a lo largo del torneo.

Al final, hasta los pronósticos más pesimistas se quedaron cortos. El rugby en Tucumán (y en el resto del país) nunca volvió. De hecho, no llegó ni a empezar: la pandemia obligó a parar cuando estaba a punto de empezar la parte central de la temporada en las diferentes regiones del mapa rugbístico nacional. En el NOA, el Regional estaba a menos de 72 horas de iniciarse (después de una larga discusión política entre Tucumán, las otras provincias del NOA y la UAR) cuando llegó el acuerdo de no jugar. En el más dramático de los escenarios, se imaginó que se volvería en septiembre. Ya estamos en enero y todo sigue en punto muerto.

Con la llegada de las primeras dosis de la vacuna, comienza a abrirse un panorama de esperanza. Todavía falta mucho para recuperar las condiciones previas a la pandemia, pero las diferentes Uniones provinciales ya han comenzado a elaborar calendarios tentativos de competencia para 2021, siempre bajo la salvedad de que nada se hará si la situación no ofrece garantías de seguridad suficientes. Porque hay que tener algo muy en claro: 2021 será un año de transición. Seguramente muy distinto a como vaya a lucir 2022.

Por tratarse de un deporte de algo grado de contacto, el regreso de la actividad se hará de manera escalonada, implementándose en un principio variantes de contacto nulo o reducido (como el tag rugby, la tocata o el seven), pasando luego a modalidades de contacto moderado (como el X Rugby) como antesala del rugby pleno. En esa progresión, también se implementarán modificaciones reglamentarias para reducir el riesgo de lesiones, habida cuenta que los jugadores llevan mucho tiempo sin actividad. Por ejemplo, reducir el tiempo de juego o permitir mayor número de cambios por partido.

En principio, siempre y cuando la curva de contagios y las disposiciones del COE lo permitan, la intención de la Unión de Rugby de Tucumán es retomar la actividad a partir de febrero, con los torneos de pretemporada. El primero será el "Mocho Palou", previsto para jugarse entre el 26 y 27 de febrero en modalidad seven. En marzo, tendría lugar el torneo Apertura en Bajo Hondo (sábado 6) y el Torneo de Clubes Fundadores en Cardenales (sábado 20). Estos se jugarían ya en formato de 15 jugadores, pero con modificaciones para disminuir el contacto y el desgaste físico de los jugadores.

La intención es que a partir de abril comience la parte fuerte de la temporada competitiva para los planteles superiores, femeninos, juveniles e infantiles. Esta etapa se extendería entre el 10 de abril y el 30 de octubre. Un aspecto importante a tener en cuenta es que, debido a las limitaciones para el traslado a otras provincias, el enfoque será estrictamente tucumano. Por ende, los clubes tucumanos de Primera disputarán un Anual provincial extendido, como era hasta 1998, quedando el Regional para una etapa posterior a octubre. Allí, los mejores clasificados de Tucumán se cruzarán en un torneo de seis fechas con los mejores de Salta y de Santiago. Está prácticamente descartado que haya torneos nacionales (Torneo del Interior y Nacional de Clubes) este año, precisamente para evitar traslados largos. No obstante, las Uniones del Interior no pierden la esperanza de que se articule alguna competencia para sus seleccionados.

Superliga Americana

La segunda edición del torneo sudamericano de franquicias está prevista para iniciarse el 16 de marzo. La UAR aún no definió cuál de las suyas será la que participe (Ceibos o Jaguares XV), pero las otras cinco están definidas y en pocos días comenzarán la pretemporada. Las novedades de este año serán que la acción se desarrollará en dos burbujas sanitarias (Uruguay y Chile) y que la distribución de jugadores argentinos se hará mediante un sistema de draft, similar al de la NBA. Seguramente, habrá bastantes jugadores tucumanos involucrados en el torneo, que tiene a Daniel Hourcade entre sus artífices.

¿Y Jaguares?

Acaso el mayor misterio que ronda al rugby argentino. Debido a los coletazos de la pandemia, el Súper Rugby como era hasta ahora será inviable. Australia y Nueva Zelanda, geográficamente vecinos, enfrentarán a sus franquicias en un torneo Trans-Tasman. Sudáfrica giró las suyas hacia el Pro 14 europeo, lo que deja a Jaguares sin tener con quién jugar. Ante el éxodo masivo de sus figuras al rugby europeo, el desafío de la UAR pasa por encontrarle alguna competencia o resignarse a que su franquicia estrella quede guardada en el garage hasta que se despeje el panorama en 2022. Como ya se dijo, 2021 será de transición.

Los Pumas

La separación de caminos entre las Uniones de la Sanzaar (Nueva Zelanda, Australia, Sudáfrica y Argentina) en cuanto al Súper Rugby no afecta el resto de su relación, la cual sigue muy firme. De hecho, este año se extendió hasta 2030 el acuerdo por el Rugby Championship, por lo que Los Pumas seguirán compitiendo con All Blacks, Wallabies y Springboks de forma anual por lo menos por otros 10 años. Además, el experimento de la burbuja australiana de este año tuvo éxito, por tratarse de un torneo más corto. No obstante, el Rugby Championship de 2021 volvería al formato de jugarse en diferentes países, y otra vez con Sudáfrica, que este año por primera vez no participó. Todo esto a partir de agosto.

Por lo pronto, ya se han ido confirmando algunos tests matches para 2021. En noviembre, visitarán primero a Francia y luego a Italia. Queda un partido a confirmar con Irlanda a fines de ese mes. También resta confirmar los tests de la ventana de julio, en la que Los Pumas volverían a jugar en suelo argentino tras casi dos años: serían dos partidos contra Gales y uno contra Georgia.

Comentarios