Bruxismo: señalan al estrés como la causa más común de la enfermedad - LA GACETA Tucumán

Bruxismo: señalan al estrés como la causa más común de la enfermedad

Profesionales tucumanos advierten sobre la importancia de tratarlo para evitar malestar.

05 Dic 2020
1

En la actualidad los profesionales difieren sobre las causas que originan el bruxismo aunque apuntan al estrés como el principal desencadenante.

El bruxismo es una parafunción mandibular persistente que se conoce comúnmente como rechinar de los dientes. Este se puede producir durante el día o la noche. El más frecuente es el relacionado con el sueño, pero también el más difícil de controlar.

En la oportunidad, la jefa de la División de Odontología del Siprosa, Susana Blunda, coincide en que el estrés es el mayor factor desencadenante de esta patología. Además indicó que otros factores pueden ser el hábito de sueño, alimentación, posturas, alineación de dientes y la incapacidad de relajarse, publicaron desde el área de Comunicación del Gobierno.

“En general los especialistas dicen que cada caso es diferente. Nosotros los odontólogos hacemos el diagnóstico y tratamiento, pero esta patología requiere  de un trabajo conjunto con otros especialistas como psicólogos y kinesiólogos”, explicó la profesional.

Los signos y síntomas del bruxismo pueden comprender los siguientes:
•    Rechinar o apretar los dientes, con un sonido que puede ser tan fuerte como para despertar a la persona que duerma contigo
•    Dientes aplanados, fracturados, partidos o flojos
•    Esmalte dental desgastado, por lo que se ven las capas más profundas de los dientes
•    Mayor dolor o sensibilidad dental
•    Músculos de la mandíbula cansados o rígidos, o mandíbula trabada que no se puede abrir o cerrar por completo
•    Dolor o inflamación de mandíbula, cuello o rostro
•    Dolor similar al dolor de oído, pero que no es un problema del oído en realidad
•    Dolor de cabeza sordo que comienza en las sienes
•    Lastimaduras por morder la parte interna de la mejilla
•    Alteración del sueño
“Hay una frase conocida: se dice que un paciente desgasta un diente en una noche en bruxar, que en toda una vida al masticar”, destacó Blunda, a la vez que explicó que durante el cuadro agudo es importante:
•    Realizar ejercicios de relajación que ayuden a reducir el estrés del paciente.
•    Aplicar hielo o paños calientes en el área donde está localizado el dolor.
•    Masajear la zona afectada.
•    Dormir las horas recomendadas.
•    Beber mucha agua.
•    Realizar una ortodoncia para alinear los dientes.

Comentarios