¿Qué piensan los chicos de un ídolo al que no vieron en vivo? - LA GACETA Tucumán

¿Qué piensan los chicos de un ídolo al que no vieron en vivo?

Muchos lo valoran como un símbolo de la Argentina y también como una inspiración.

29 Nov 2020 Por Nicolás Iriarte

¿Qué significó Diego Maradona? En los últimos días hemos tratado de contestar esa pregunta con cientos de testimonios, siempre en la búsqueda de la respuesta más acabada. Pero, por lo general, los jóvenes se mantienen al margen de esas consultas. El hecho de haber quedado tan lejos de los logros de Maradona les negó la posibilidad de sentarse frente a un televisor para disfrutar de un partido del 10 en vivo. No pudieron verlo jugar en directo. Sin embargo, nada les impide responder la pregunta inicial, aunque deban apelar a la reproducción diferida de goles, frases, triunfos, caídas, epopeyas, peleas, etcétera. ¿Qué representa Maradona para ellos? Amor, euforia, alegría, unión, un amigo, un ejemplo a seguir, sentido de pertenencia, el fútbol como concepto, Argentina, patriotismo, humildad. Esas son las palabras que surgen de las respuestas ante la consulta de LA GACETA y, curiosamente, no distan mucho de las que se han pronunciado entre los contemporáneos de Maradona, a pocos días del adiós al mejor futbolista de todos los tiempos.

Como si fuera una Selección, esa que tanto amaba Diego, los consultados son sub 20 (menores de 20 años). Es decir, chicos -jugadores amateurs de fútbol, además- que nacieron desde 2000 en adelante.

“En nuestro país y en todos los que llegó a jugar representa mucho amor y euforia. Mis viejos tienen muchos recuerdos que me transmitieron. Además de ganar el Mundial, se acordaban de la unión que había en el país cuando jugaba Maradona”, cuenta Mariano Jalif Asper, de 18 años. El jugador de Ñuñorco es igual de enérgico para remarcar las características fuera de la cancha de “Pelusa”, algo que se replicará en varios de los jóvenes entrevistados.

AMOR Y EUFORIA. Asper piensa en eso cuando hablan del 10.

Claro, ninguno de ellos había nacido cuando Maradona atravesó la primera experiencia cercana a la muerte. Fue en 2000, por culpa de una arritmia ventricular en Punta del Este. Pero escucharon hablar del 10. Y escucharon mucho.

“Es alguien que hizo que los argentinos nos sintamos mucho más identificados con Argentina. Por su entrega, por su garra y por su forma de sentir al país. Es la representación del fútbol”, asegura Mariano Peralta (Atlético) con 18 años recién cumplidos.

José Luis Gabriel Cruzado, de 17 años, afirma que lo impacta de Maradona su representatividad. Su condición de símbolo. “Es el símbolo de nuestro país. Nos representa a cada uno de los argentinos que amamos el fútbol y a los que no. Además es una inspiración para los jugadores”, destaca el joven integrante de las categorías formativas de Atlético Concepción.

ALEGRÍA. Cruzado cree que Diego significa felicidad.

“Según lo que escuché, Maradona fue el que le devolvió la alegría a la Argentina. Por ejemplo, el país estaba muy triste por lo de la guerra de  Malvinas y gracias a ese tremendo Mundial (México ‘86) se recuperó algo de felicidad. Ese partido contra Inglaterra fue como una ‘venganza’ para nosotros”, cuenta Matías Torres, de 16 años, jugador de CEF 18. Matías no había nacido cuando Maradona sufrió la segunda experiencia cercana a la muerte en 2004 (estuvo internado varios días en estado crítico en la Clínica Suizo Argentina). Sí experimentó, como los otros jóvenes, el último declive físico del astro, que derivó en una operación de riesgo el último mes y que terminó con su vida poco después.

PATRIOTA. Para Matías Torres Maradona “vengó” las Malvinas.

“Para mí representa al pueblo argentino. El ciudadano común siente que Diego es un amigo porque él salió de la calle, de un barrio humilde. Es como ellos”, agrega Matías.

Jalif Asper interviene para hacer referencia a la primera representación negativa entre las consultas. Lo hace, igualmente, luego de resaltar las positivas. “De él muchas veces no se tiene una muy buena imagen personalmente hablando. Igual, que lo juzguen los perfectos”, admite y reclama al mismo tiempo.

Justamente “imagen” y “vida personal” son conceptos que se escuchan mucho durante estos días. Aún así, aparecen representaciones diametralmente opuestas. La de Ángel Agustín Prokop Pérez (19 años), por ejemplo. “Su forma de representar a nuestro país lo convierte en un ejemplo a seguir por todos”, enfatiza. Los centenares de videos, los artículos y las historias que sus familiares le contaron lo ayudan a elaborar esa sentencia. En especial, lo que le contó su abuelo Edmundo Pérez.

Abuelos como Edmundo, abuelas como Yolanda Abregú (de Iván Navarro, otro juvenil de San Martín), tíos en el caso de Torres,  el papá en el caso de Peralta... Todos tuvieron alguien cercano que influenciara en estas definiciones que los chicos elaboraron sobre Maradona. Aún así, llegó un punto en el que pudieron ver por su cuenta y asignarle palabras propias. Buenas o malas. No por nada la mayoría de ellos está entrenándose en la Primera de sus clubes. No por nada, también, todos coinciden en la inspiración que significa Maradona. Todos apuntan a intentar ser como él, aunque sea imposible lograrlo.

“¿Quién no quiere ser como Maradona? Todos soñamos con ser como él pero no lo vamos a lograr. Es imposible que haya otro futbolista e incluso otro ser humano como él”, admite Ángel Amaya (19 años). La resignación del jugador de Sportivo Guzmán va de la mano de una profunda admiración. Otra palabra que engloba, en general, lo que representa Maradona para los jóvenes, al menos en estos casos. Mucha admiración.

Comentarios