Festival Gerardo Vallejo: “Peripecias sucesivas”, una serie con humor, drama y un color muy tucumano - LA GACETA Tucumán

Festival Gerardo Vallejo: “Peripecias sucesivas”, una serie con humor, drama y un color muy tucumano

Los cuatro capítulos se pueden ver hasta el sábado en la plataforma Cont.ar. Un rodaje a ritmo intenso.

19 Oct 2020 Por Ricardo Reinoso
1

EN ESCENA. Imagen de uno de los cortos que constituyen la miniserie “Peripecias sucesivas”, dirigida por Fernando Gallucci, que se verá hoy.

Un cumpleañero obsesivo que decide secuestrar a sus invitados para que no se vayan de la fiesta. La separación de una pareja desde la mirada de él y de ella. Tres peluqueras travestis y las artes de la parapsicología. Las cuatro historias de la serie “Peripecias sucesivas” están atravesadas por dos temas que se repiten: las consecuencias de las malas decisiones y el caos de la vida por sí misma. Escrita y dirigida por Fernando Gallucci, los episodios -de 45 minutos cada uno- se estrenarán hoy en el marco del Festival Gerardo Vallejo y podrán verse hasta el sábado, gratuitamente, por la plataforma Cont.ar.

Filmada en distintos escenarios de la capital tucumana, la serie está protagonizada por Hernán Miranda, Maximiliano Farber, Guadalupe Mothe, Silvia Noemí Lescano, Soledad Alastuey, Salustiano Zavalía Sarrulle y Liliana Juárez. La dirección de actores estuvo a cargo del actor y docente de actuación Sergio Prina. El reconocido protagonista de “El motoarrebatador” contó a LA GACETA que el rodaje de la serie fue intenso -por momentos caótico- y significó para él un verdadero aprendizaje. “Fue un bardo. Pero un bardo hermoso”, definió.

Prina comentó que el proyecto, filmado a fines de 2018, planteaba desde el inicio un gran desafío: rodar cada capítulo en apenas una semana. “Como cada episodio tenía varios personajes, planteamos un casting ‘en bloque’. Es decir que no solamente sean actores aptos para esos personajes sino que ya se conozcan entre ellos, que sean amigos -dijo-. Y ensayamos bastante las escenas más corales, que tenían muchos personajes juntos. De todos modos, no había un esquema rígido respecto de las acciones y los textos, sino bastante libertad. Con frecuencia, con Galucci íbamos modificando y reescribiendo partes del texto, en un proceso donde también aportaban los actores. O sea que era un trabajo en equipo”.

Además del talento de los actores tucumanos, Prina destacó su predisposición para el juego y la creación. Uno de los capítulos incluye la participación de algunos actores no profesionales. Es el primero, “El cumpleaños del Gordo Pishca”, donde un grupo de amigos se reúne a hacer un asado. “Ese capítulo requería un realismo muy contundente, por eso decidimos mezclar gente que no sea de la profesión. El resto, son todos actores y actrices -detalló-. Cada capítulo es una historia separada e independiente. Solamente hay alguna continuidad entre el segundo y el tercero. Pero en todos hay algunos personajes que reaparecen”.

Formación actoral

Recientemente, Prina fue distinguido con el premio de la Asociación Argentina de Actores en el Festival de Puerto Madryn (Mafici) por su labor en “La botera”. También tuvo un papel en “Golondrinas”, película por la que la tucumana Melanie Nacul recibió un premio similar en ese festival.

Como formador de actores, Sergio Prina conduce el taller Actuaciones, junto a María José Medina, un espacio que en estos tiempos de pandemia se reformuló hacia una modalidad virtual y está logrando sorprendentes resultados en las orientaciones autoficción y actuación frente a cámara. Los trabajos de los alumnos dieron lugar a una muestra virtual, titulada “Desde Adentro”, que fue coproducida con Menjunje Productora Cultural.

Los cortos están disponibles en www.youtube.com/watch?v=G929Mj-DwcY

“La autoficción pretende que cada uno pueda ficcionalizar su propia realidad -explicó-. Partir desde lo individual para volverse colectivo. En los talleres de autoficción ya no importa si la gente quiere actuar o no. En la primera muestra hay cortos con gente que actúa, otros con montajes de audios que recibieron durante la cuarentena, otros trabajaron con videos o grabaciones viejas que tenían en su celular. Además, hace poco hemos lanzado los talleres de actuación frente a cámara”.

Las posibilidades que brinda esta nueva modalidad son un mundo nuevo, en opinión del actor. “Muchos alumnos han aprendido a editar, a mezclar música, sonido e imagen, actúan e incluso trabajan sobre la dramaturgia, porque escriben para lo que están produciendo”, detalló.

Comentarios