El coronavirus merodea la Legislatura: "este Poder no se cierra", aclaró Jaldo

El cuerpo colegiado sumó nuevos casos positivos, pero mañana habrá reunión de Labor Parlamentaria y la semana próxima, sesión.

24 Sep 2020 Por Luis María Ruiz
1

SESIONAR EN TIEMPOS DE COVID-19. Jaldo, desde el estrado, escucha a los legisladores Vargas Aignasse y Álvarez. Foto: Prensa HLT

El coronavirus merodea la Legislatura. Al "lejano" antecedente de los opositores Ricardo Bussi (FR) y José María Canelada (UCR) se sumaron en las últimas semanas nuevos contagios y casos sospechosos entre los representantes del pueblo y sus colaboradores. Sin embargo, las autoridades de la Cámara provincial entienden que la emergencia sanitaria, precisamente, es el principal argumento para mantenerse en funcionamiento.

El 22 de marzo, dos días después de que se declaró la emergencia sanitaria a nivel nacional, el republicano Bussi confirmó a través de sus redes sociales que su test de covid-19 había dado positivo (aunque luego se hizo estudios privados y negó que se hubiera contagiado). 48 horas después, el radical Canelada comunicó mediante su cuenta de Twitter que también había contraído la enfermedad. En ambos casos, los opositores registraron síntomas leves, y tras el período de aislamiento de rigor pudieron reintegrarse. 

Con el paso de los meses, el Poder Legislativo siguió celebrando sesiones -al menos ocho desde que se desató la pandemia-, aunque se adoptaron medidas preventivas para evitar la proliferación del coronavirus.

Por ejemplo, los legisladores sólo pueden asistir a sus despachos con el personal mínimo (uno o dos asesores), y se restringieron los accesos al edificio para disminuir el flujo de personas que circulan a diario por la sede parlamentaria. Además, a quienes ingresan se les toma la fiebre, y se efectuaron desinfecciones periódicas en todos los espacios comunes del espejado inmueble para eliminar posibles rastros de covid-19.

Pero el coronavirus se "coló" igualmente en la sede de Muñecas 951.

Según confirmaron fuentes oficiales a LAGACETA.com, en el último tiempo se sumaron nuevos casos positivos entre los miembros del cuerpo colegiado. Uno de los más recientes el de un legislador oficialista, quien está en aislamiento preventivo. Si bien entre las autoridades no llevan un listado "oficial" de pacientes de covid-19 entre los representantes del pueblo, si recibieron una comunicación informal por parte de este dirigente peronista.

Por otro lado, la peronista Adriana Najar, esposa del ex intendente talitense Luis Morghenstein, ya obtuvo el alta médica y está en condiciones de reintegrarse, confirmaron fuentes del espacio de "La Profe". Cursó la enfermedad sin síntomas, aunque permaneció bajo controles médicos durante su confinamiento.

Por otro lado, el presidente subrogante de la Cámara, el oficialista Regino Amado, está afrontando un aislamiento sanitario, debido a que uno de sus colaboradores más cercanos contrajo la enfermedad.

También se encuentran en aislamiento preventivo los opositores José Ricardo Ascárate (UCR) y Federico Masso (Libres del Sur), debido a que mantuvieron contacto estrecho con personas que se habían contagiado.

Amado, Ascárate y Masso se están recuperando favorablemente, según pudo confirmar este diario, y se espera que pronto puedan retomar sus respectivas agendas.

Ante este cuadro de situación, LAGACETA.com le consultó al vicegobernador Jaldo cuáles serán los pasos a seguir en el cuerpo colegiado.

"El viernes a las 11 habrá Labor Parlamentaria. Ya está convocada. Tenemos que tratar convenios de obras que se acordaron con la Nación, entre otros temas fundamentales para la Provincia. Este Poder no se cierra", aseveró el titular de la Legislatura.

Jaldo aclaró que se están aplicando "los protocolos sanitarios" y "restringiendo al máximo" la circulación de personas y el contacto entre legisladores y empleados. "Seguimos funcionando. Con el mínimo de personal, el esencial. Pero tenemos que continuar trabajando, atendiendo los planteos de la gente y cumpliendo con nuestro rol legislativo. Después de esta Labor, el jueves de la próxima semana podríamos ir a una sesión", estimó el vicegobernador.

De todos modos, remarcó que se está contemplando "la situación particular" de cada legislador, sobre todo de aquellos que forman parte del considerado "grupo de riesgo", ya sea por su edad o por presentar antecedentes por problemas de salud. Por el momento, los números acompañan al vicegobernador, ya que cumpliendo con el quórum -la mitad más uno del total de bancas- y sumando tres o cuatro asistencias más en el recinto, se asegura el desarrollo de una sesión. Así, aunque el brote de contagios esté comenzando a mostrar su impacto en el edificio de Muñecas 951, la actividad se mantiene.

Comentarios