“Mañana matan a otro y quedan impunes”

La familia de un joven asesinado pide justicia y denuncia que los acusados los amenazan.

23 Sep 2020
1

PROTESTA. Los familiares de Lencina cortaron la avenida Independencia.

Allegados a Luciano Nicolás “Buby” Lencina, protestaron frente a la seccional 13ª, en barrio 11 de Marzo, para pedir más seguridad para la familia del joven de 22 años. Según denunció Delina Lencina, de 30 años, luego del crimen de su hermano no se tomó ninguna medida restrictiva contra los menores que fueron acusados por este hecho.

El 26 de julio se festejó un cumpleaños en una casa de Inca Garcilaso al 1.100, allí un grupo de jóvenes al que no se le había permitido ingresar a la fiesta privada se quedó en las inmediaciones disparando contra quienes salían de la casa, según contaron los amigos de la víctima. En ese contexto, Lencina fue mortalmente herido y su amigo, José Javier Villafañe (24), recibió un disparo en la pierna.

“Sufrimos burlas y amenazas constantemente por parte de esa familia, no conformes con habernos matado a un hermano ahora siguen arruinándonos la vida”, comenzó diciendo Delina. “Mi mamá está muy mal con todo esto, pedimos justicia con miedo a que vuelvan a atacarnos”, agregó.

La familia Lencina, como muchas otras que sufrieron una pérdida en manos de un homicida, marcharon también el domingo junto a los allegados de Ana Dominé en plaza Independencia.

“Hoy somos nosotros pero mañana salen y matan a otra persona y después quedan impunes por ser menores y tener plata. La única justicia que tenemos es la subir fotos mostrando a los asesinos de mi hermano, y hasta por eso nos amenazan”, detalló Delina.

Gabriela Pedernera, cuñada de “Buby”, añadió: “seguimos recibiendo amenazas, dicen que si no dejamos las cosas como están nos van a matar a los chicos. Los familiares pasan por casa mostrando sus armas. El asesino sale a ver a la novia, hacen fiestas y nosotros todos los días esperamos por ‘Buby’, que ya nunca más vendrá”.

Misterio

Investigan un crimen

Un joven murió tras agonizar 11 días en el hospital Padilla. El 9 de septiembre, Edgar Eduardo Calvet, de 22 años, había recibido un disparo en el abdomen en la calle y, a duras penas, habría llegado hasta su casa en calle México al 1.200.

Temas

Inseguridad
Comentarios