Turismo Carretera: querer volver a correr vs. la realidad

Pilotos tucumanos opinan sobre la decisión de Rafaela de no aceptar que allí regrese el TC.

02 Sep 2020 Por Carlos Werner
1

POR AHORA, SÓLO SILENCIO. Las pistas argentinas esperan recibir carreras, pero por ahora esa posibilidad se ve difícil.

Hay bronca. Y decepción. Pero como le pasa a aquel piloto que pierde una carrera en la última vuelta, ya se está pensando en la revancha. Que el TC iba a correr en Rafaela desde el viernes, ya no es posible. No están dadas las condiciones. Pero atención: como en esas películas de espionaje en las que un escenario no dura demasiado, esta decisión se puede autodestruir con el transcurso de las horas. Y, como una consecuencia, aparecer otro lugar que le dé cobijo a este regreso que se espera desde marzo.

“Todo el mundo quiere que vuelva el automovilismo. Es bueno el protocolo presentado, pero hay dudas desde el lado de las autoridades. Hay mucho en juego”. Peter Olaz, con pasos por las divisiones inferiores del TC, está muy al tanto de lo que sucede. Y sucede que la categoría anunció el retorno a la acción con una fecha doble en el óvalo del norte santafesino. Todo iba encaminado, incluso estaba la bendición del gobierno provincial. Pero…

“Se mantuvo una reunión de trabajo entre el gobierno de Santa Fe, el municipio de Rafaela, la Asociación Corredores Turismo Carretera y la Asociación Mutual Social y Deportiva Atlético de Rafaela. Se acordó que por razones de seguridad sanitaria el evento deportivo se postergue”, dijo un comunicado de la categoría.

“Se sabe que de parte de la ACTC hay mucha gestión, se le pone mucha pila al regreso. A nosotros, el médico de la categoría nos cuenta día a día lo que está pasando. Pero eso no quita que los pilotos se sientan bajoneados. En cierta forma hasta se sienten usados. Es que dicen una cosa un día y después bajan la fecha. Suben la autoestima y luego llega el golpe. Para deportistas como nosotros, lleva tiempo prepararse, buscar apoyo”, afirma Braian Reinoso, otro tucumano con relación directa a la más popular de las categorías de automovilismo.

La ACTC buscó crear conciencia sobre que los cambios de dirección responden al inestable momento actual. Sobre la caída de Rafaela como sede, aseguró: “Recordemos que en las últimas horas aumentaron los casos de covid-19, y no están dadas las condiciones para que la competencia se realice en lo inmediato en la localidad santafesina. Descontamos la buena voluntad y la disposición de todas las partes para que la carrera se realice en cuanto la situación sea óptima”.

Lo de los contagios es para tener en cuenta. Pero es sólo una parte, según Olaz. “Tampoco hay que quitar de vista que hay muchas familias que dependen de esto; hoy ya están muy complicadas en lo económico. Encima, estas idas y vueltas generan mucho descrédito. En la categoría están todos esperando, pero de brazos cruzados. Es la realidad”.

Reinoso remata con altura: “El protocolo es muy bueno, pero nunca hay absoluta tranquilidad ante un virus. Yo digo que hay que volver, pero no a las apuradas. Así sale todo mal. Lo mejor es esperar. Y claro, cuidarse uno mismo, y a los demás”.

Qué el TC regrese no sólo es un buen síntoma para las otras categorías del automovilismo, sino también para el deporte propiamente dicho. Pero necesita hacerlo por consenso, no por decisión unilateral. Hoy importa el cómo, y no el cuándo.


Datos clave

- La última carrera que corrió el TC, por la segunda fecha, fue en Neuquén, el 8 de marzo. En el circuito de la ciudad de Centenario, el ganador había sido Juan Cruz Benevenutti.

- El calendario había comenzado a desarrollarse el 16 de febrero en Viedma (Río Negro). En principio, iba a haber 15 carreras, la última de ellas a fines de noviembre, en Neuquén.

- Se pretendía volver en el autódromo “Roberto Mouras” de La Plata. Pero ni la fecha ni la sede pudieron ser posibles.

- En los últimos días, por gestiones de Marcos Di Palma, se había logrado la aprobación del gobernador santafesino Omar Perotti para que fuera Rafaela la sede del regreso. Pero autoridades locales se opusieron.

Comentarios