Pumas con barbijo y distancia social

El seleccionado comenzó con los entrenamientos presenciales, bajo estrictas medidas sanitarias

14 Ago 2020
2

ÁREAS DE TRABAJO. El gimnasio tiene espacios fijados para evitar el contacto. prensa uar

Cuando quedan poco menos de tres meses para el sábado 7 de noviembre, fecha señalada para el inicio del Rugby Championship 2020, Los Pumas finalmente pudieron comenzar con los entrenamientos en grupo. Eso sí, bajo cumplimiento de las estrictas medidas de seguridad fijadas en el protocolo, como ser el trabajo en grupos reducidos y por turnos. Cada turno estará dividido en tres sectores: ejercicios de gimnasio, destreza de movimiento y resistencia aeróbica. La agenda semanal de entrenamientos se extenderá de lunes a viernes, garantizando de forma estricta las condiciones de higiene, seguridad y distanciamiento.

Antes de la primera sesión en Casa Pumas, el centro de entrenamiento ubicado en Ingeniero Maschwitz, todos los jugadores que participaron debieron someterse al test serológico a fin de identificar si tenían anticuerpos que indicaran contacto con el coronavirus. Todos los días se les tomará la temperatura en el ingreso y se les consultará por la presencia de síntomas.

A PRUEBA. Mayco Vivas, durante los tests serológicos, previo a la primera sesión.

En mayo, el entrenador Mario Ledesma había dado a conocer una lista preliminar de 59 jugadores para comenzar con los trabajos de preparación a distancia. Luego de que el Gobierno autorizara la vuelta del seleccionado a los entrenamientos, se reveló otra lista de 46 jugadores convocados para las prácticas presenciales en Casa Pumas, prescindiendo por razones obvias de los que se encuentran jugando en Europa (como Nicolás Sánchez y Ramiro Moyano) y agregando algunos nombres nuevos, como el del tucumano José Luis González, hooker de Tucumán Rugby con experiencia en Pumitas, Argentina XV, Jaguares XV y Ceibos. Entre los que ya estaban, figuran los también tucumanos Matías Orlando, Domingo Miotti, Gonzalo García, Mateo Carreras y Tomás Albornoz.

Ya con más de cuatro meses sin actividad (el Súper Rugby se suspendió el 14 de marzo) y sin una competencia interna para tomar rodaje (como sí la tienen Nueva Zelanda y Australia, y como la tendrá Sudáfrica), la intención del staff es que Los Pumas disputen al menos un par de amistosos una vez que arriben a Nueva Zelanda y cumplan con la cuarentena obligatoria.

Sobre la situación en el país de los All Blacks, ayer se confirmaron 17 nuevos casos, la mayoría de ellos vinculados a una fábrica de Auckland, que confirman el rebrote luego de más de 100 días sin nuevos positivos. La primera ministra Jacinta Ardern pronosticó que la situación empeorará.

Comentarios