Una deuda con la Anses inquieta a las provincias

Tucumán reclama un reperfilamiento de vencimientos por un compromiso con la Nación equivalente a un cuarto de una planilla salarial mensual.

13 Ago 2020 Por Marcelo Aguaysol
2

NEGOCIACIÓN. De Pedro escuchó los pedidos de los gobernadores.

Los descuentos ya se evidencian en la coparticipación federal de impuestos. En las provincias se encendió una luz de alerta en medio de la pandemia sanitaria por una refinanciación que se demora y que, en el caso particular de Tucumán, le representa una sangría de dinero equivalente a un cuarto de lo que se requiere para pagar los sueldos estatales del mes. Los $ 1.446 millones que le reclama el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) deben estar depositados hasta el 24 de este mes. Y las voces de los gobernadores ya se hicieron sentir en el despacho del ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro.

La Casa Rosada promete subsanar esta cuestión en el corto plazo, a través de un proyecto de ley. Sin embargo, el ministro de Economía de la provincia, Eduardo Garvich, señala que esa iniciativa requiere pronto tratamiento del Congreso para desafectar la coparticipación. ¿De qué se trata el proyecto? Lisa y llanamente de un reperfilamiento de vencimientos, a más plazo y a tasas convenientes, algo que a principios de año no habían podido ponerse de acuerdo las autoridades del organismo previsional y los gobernadores.

¿Dónde se originó el compromiso? De una diferencia de casi seis puntos en los aportes patronales que los Estados provinciales realizan por su plantel de agentes públicos. La deuda es de arrastre y generó múltiples negociaciones no sólo en esta gestión, sino también con la anterior administración. Con la recesión económica recurrente y con varios distritos arrastrando déficit fiscal, los gobernadores consideraron conveniente que la Casa Rosada contemple la posibilidad de aliviar esa mochila, con un plan de facilidades de pago a más largo plazo.

Las urgencias fueron mayores desde que se declaró la pandemia de la covid-19. Durante los últimos días, varios ministros de Economía se contactaron con las autoridades del Ministerio del Interior para reforzar la petición. Según pudo establecer LA GACETA el área que conduce Eduardo “Wado” de Pedro contemplará la situación, aunque para modificar el arreglo con la Anses y evitar el desfinanciamiento se requiere de un consenso parlamentario. Por esa razón, varias provincias están instando a sus diputados y senadores nacionales a acompañar la iniciativa cuando llegue a ambas cámaras del Congreso.

Al ser consultado por LA GACETA, el ministro de Economía de Tucumán, Eduardo Garvich, señaló que este mes se produce el primer vencimiento anual de capital e intereses por un monto cercano a los $ 1.500 millones. “Una suma de esa naturaleza puede impactar en las previsiones que realizamos para pagar los sueldos a los empleados públicos. Por esa razón, estamos gestionando ante la Nación la posibilidad de que se postergue el vencimiento hasta tanto mejoren las condiciones financieras”, puntualizó.

El Gobierno provincial requiere cerca de $ 6.000 millones mensuales para pagar los salarios de los casi 110.000 trabajadores del sector público provincial. En gran parte de la primera mitad de este año, el gobernador Juan Manzur debió apelar al uso de un descubierto por parte del Banco Macro, agente financiero de la provincia, para poder sostener la regularizar en la cancelación de los salarios estatales. Paralelamente, el mandatario gestionó ante la Nación el envío de asistencia financiera extraordinaria para complementar el pago de esa obligación.

Las recaudaciones provinciales vienen sintiendo el impacto del confinamiento que arrancó en marzo. De acuerdo con los informes del Ministerio de Economía, los ingresos comenzaron a recuperarse en junio cuando se produjo un mayor ingresos de recursos federales por coparticipación. Por esa razón, se había evitado contraer deudas de corto plazo para gastos corrientes. Ahora las complicaciones financieras resurgieron por este compromiso asumido con la Anses.


La situación fiscal: cómo cerraron las provincias 2019

Pese a que en 2019 el país tuvo una caída económica del 2,1% y una inflación del 53,5%, la mayor parte de las provincias cerraron con superávit primario, según el Iaraf. Las que están en una mejor situación fueron Santiago del Estero, Catamarca, CABA y Córdoba. Diez lograron mejorar su resultado respecto de 2018 (Córdoba, La Rioja, Jujuy, Santiago del Estero, Santa Cruz, Corrientes, Tierra del Fuego, Buenos Aires, Chaco y Formosa). Y las tres de mayor deterioro fueron San Luis, Tucumán y Chubut.

Comentarios