Una vez que los chicos vuelvan al aula, se alternarán clases virtuales con presenciales

El protocolo sanitario aprobado ayer prevé que las escuelas puedan sumar otros espacios.

03 Jul 2020 Por Magena Valentié
1

REUNIÓN VIRTUAL. El ministro Nicolás Trotta junto a su gabinete dialoga con los ministros de todas las provincias.

Como ya todos lo imaginaban, la virtualidad llegó a la escuela para quedarse. Esta es la confirmación. La única manera de sostener la educación en tiempos de pandemia es la semipresencialidad o “bimodalidad” como se llama a partir de ahora: alternar las clases virtuales con presenciales para permitir el distanciamiento social necesario dentro de las aulas. Este es uno de los puntos del protocolo nacional que aprobó ayer el Consejo Federal de Educación, integrado por los ministros de las 24 jurisdicciones. Ahora, cada provincia deberá elaborar y presentar su propio protocolo, de acuerdo a las característica de cada región, y proponer una fecha de regreso al aula. El ministro Nicolás Trotta estimaba que alrededor del 85% de las provincias podrían volver a clases presenciales en agosto, si las condiciones sanitarias lo permitieran.

El protocolo nacional, que marca un piso de medidas sociesanitarias a tener en cuenta - aparte de las recomendaciones - establece que el regreso debe ser paulatino y escalonado. Cada provincia decidirá qué grupos de escolares tendrán prioridad. Trotta había sugerido que podían ser los que cursan el último año de la educación obligatoria y los que comienzan la alfabetización. Para los primeros se analiza un proyecto de articulación con el terciario y las universidades para facilitar este paso. A su vez el protocolo recomienda dar prioridad a las zonas rurales y/o aisladas, que tienen baja densidad poblacional, menor uso de transporte público, y que estén libres de casos covid 19, como también a los estudiantes con menos posibilidades de estudiar a la distancia por las limitaciones de conexión a internet y de acceso a dispositivos electrónicos que les permitan estudiar. También deja a criterio de las autoridades dar prioridad a los establecimientos urbanos y periurbanos que tengan una tasa mínima o nula de contagios.

Para implementar la bimodalidad el protocolo advierte que se deben reorganizar los tiempos de clase, la intervención de las TICs para los días no presenciales y hacer una diferenciación de contenidos para los dos momentos. Se sugiere, además, la posibilidad de sumar otros espacios para uso educativo cuando el edificio escolar por sus dimensiones no permita el distanciamiento social necesario (1,5 metros) como dice el el protocolo.

La resolución CFE N° 364/2020 que puede buscarse en internet marca todas las medidas sanitarias para poner en condiciones la escuela antes y durante el inicio de las clases presenciales. El tema será debatido por los docentes junto con la experiencia del camino recorrido en la virtualidad, el martes, en la primera jornada institucional de la docencia de este 2020.

Comentarios