Hace 42 años, Argentina conquistaba su primer campeonato mundial

El 25 de junio de 1978, derrotó 3-1 a Holanda en El Monumental de River.

25 Jun 2020

42 años atrás, Argentina se consagraba campeón mundial por primera vez al derrotar a Holanda por 3 a 1 en la final disputada en el estadio de River Plate.

Nunca antes nuestro país había sido el organizador de la cita futbolística ecuménica y con Mario Alberto Kempes como el máximo estandarte del equipo dirigido por César Luis Menotti, la "Albiceleste" alzó la Copa en manos del capitán Daniel Alberto Passarella.

Entre los 78.000 espectadores que repletaron El Monumental, se encontraban los dictadores Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti, por entonces los componentes del triunvirato militar de una de las etapas más oscuras de la vida nacional.

Argentina debutó el 2 de junio derrotando a Hungría (goles de Luque y Bertoni); el 6, venció a Francia por el mismo marcador (Passarella, de penal, y Luque) y cuatro dias más tarde, perdió 1-0 contra Italia.

Fueron 16 los seleccionados que comenzaron la competencia y los dos primeros de las cuatro zonas avanzaron a los dos grupos semifinales (compuestos por cuatro cada uno). La derrota ante la Azzurri obligó al equipo anfitrión mudarse a Rosario, donde jugó sus próximos tres encuentros.

En "La Chicago Argentina" apareció la figura de "El Matador" (del Valencia español, el único jugador convocado que actuaba en el exterior) en todo su esplendor, para finalizar como goleador del Mundial con 6 conquistas.

El 14 de junio, la Selección enfrentó a Polonia. Kempes seria decisivo en esa confrontación: anotó el primer gol de cabeza, después salvó en la línea del arco local un casi seguro gol de los polacos. Pateó Deyna, atajó Fillol y el propio Kempes puso el 2-0.

El próximo rival era Brasil. El clásico sudamericano terminó en cero, resultado que complicaba el pase a la final. Para ello, necesitaba ganarle por cuatro goles a Perú y en "El Gigante de Arroyito", goleaba a Perú 6-0 (Kempes 2, Luque 2, Tarantini y Houseman), marcador que abrió paso a suspicacias.

Argentina se había instalado en la final por mejor diferencia de goles respecto del Scratch (8 a 5). Kempes puso en ventaja al local (38'), Dick Naninga igualó para la "Naranja" (82') y antes de ir al alargue, se paralizaron los corazones del país futbolero cuando Resenbrick estrelló un zurdazo en el palo de otro enorme factor en la consagración, Ubaldo Matildo Fillol.

En la prórroga, desniveló Kempes (105') y Bertoni (116') firmó el 3-1. Argentina formó con Fillol; Jorge Olguín, Luis Galván, Passarella y Alberto Tarantini: Osvaldo Ardiles (Omar Larrosa), Américo Gallego y Kempes; Daniel Bertoni, Leopoldo Luque y Oscar Ortiz (René Houseman).

El plantel se completaba con Norberto Alonso, Héctor Baley, Daniel Killer, Ricardo Lavolpe, Miguel Oviedo, Rubén Pagnanini, José Valencia y Ricardo Villa.

Los asistentes de Menotti fueron Rogelio Poncini y Roberto Saporiti, Ricardo Pizzarotti (preparador físico), Rubén Oliva (médico) y Rodolfo Kralj (asistente).

Comentarios