Yerba Buena pide que se habilite un autocine: ¿cómo sería?

Una iniciativa privada tiene el respaldo del Municipio. Espacio limitado en el predio adyacente a la Casa de la Cultura. El protocolo propuesto.

28 May 2020 Por Fabio Ladetto
1

UNA OPCIÓN DIFERENTE. El autocine minimiza todo contacto y aleja el peligro de contagiarse de coronavirus.

Ver películas en una sala es una ilusión que, para que se concrete en realidad, deberá esperar mucho tiempo aún. Sin embargo, la magia de la pantalla grande podría estar próxima a regresar si prospera un proyecto oficial que empresarios y la Municipalidad de Yerba Buena están impulsando ante las autoridades provinciales.

Se trata del retorno del autocine en la provincia, una experiencia que existió hasta fines de los 70, cuando cerró el Monumental de avenida Ejército del Norte y Mate de Luna (luego reabrió brevemente, pero con mesas al aire libre y sin vehículos). Si el principio rector en medio de la pandemia de coronavirus es reducir la posibilidad de encuentro para que no haya contagios, la opción de ver cine desde el interior de un auto, sólo con gente conocida, puede ser una solución.

En la década del 50 fue el auge de este sistema en el mundo, que decayó tres décadas después hasta su casi extinción. En algunos lugares subsistía más como una curiosidad (facilitada por las nuevas tecnologías) que como una opción de espectáculo. Hasta que llegó la covid-19 y puso todo patas para arriba. Ahora resurge en Europa, Estados Unidos, Brasil e incluso en provincias del país (ver “En Cuyo...”).

La idea original era simple: un espacio al aire libre, con una gran pantalla (la del Monumental se anunciaba como la mayor de Sudamérica), con parlantes que se colgaban de las ventanillas (ahora se cambiaría a bluetooth, streaming o sintonizando una frecuencia determinada de onda en FM) y gastronomía a pocos metros para seguir a las estrellas del cine desde la privacidad de los asientos de los vehículos individuales.

“Se presentó ante el Comité Operativo de Emergencias (COE) la propuesta de que se habilite un autocine en el municipio, con su respectivo protocolo de seguridad”, confirmó el director de Cultura de Yerba Buena, Fernando De la Orden. El funcionario aclaró que, de autorizarse, estaría reservado únicamente para vecinos de esa localidad.

“En tiempos de pandemia y aislamiento social, la diversión, el esparcimiento y los eventos sociales han quedado en el camino por razones de salubridad. Ahora, cumpliendo con extremas medidas de seguridad, hemos propuesto esta modalidad recreativa para toda la familia, que podrá asistir en su vehículo particular al predio para disfrutar de una película desde adentro y sin tener contacto con el resto del público”, agrega.

El sitio ya está elegido: sería al lado de la Casa de la Cultura, en el espacio verde de Las Higueritas y Moreno, donde ya tuvieron lugar festivales y conciertos al aire libre. La capacidad estará limitada a 150 autos, y previamente se deberá reservar lugar en un trámite on line. Pero este requisito será al solo efecto organizativo y por la capacidad del lugar al aire libre, ya que la proyección será gratuita.

Alrededor de esa alternativa comienza a moverse un universo de servicios que incluso genera una expectativa de ingresos para sectores comerciales en problemas por la crisis económica. “Se podrá optar por consumir bebidas, snacks y comidas , que serán pedidas por mensajería de WhatsApp y enviado por asistentes del evento”, precisó.

La iniciativa surgió de los hermanos Pedro y Esteban Sisini, reconoció De la Orden: “recibimos la moción y nos pusimos a trabajar en conjunto. Hay que darle protagonismo al impulsor de la idea inicial y no presentarlo como algo propio. De esta forma hacemos una vez más punta en la conformación de acciones culturales conjuntas entre lo público y lo privado”. La idea recibió el respaldo del productor Rodrigo Olmedo, creador del festival de cortometrajes Cortala.

Un grupo de vecinos tendrá a su cargo el emprendimiento, para lo cual alquilará el sitio al municipio. Lo recaudado será donado en su totalidad al Centro Asistencial Ramón Carrillo. La programación consistiría en filmes con respaldo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa).

Entre ambos sectores se estructuró el protocolo sanitario, que prevé la utilización de barbijos, tapabocas y guantes para el personal que esté afectado y para los empleados de foodtracks y quioscos; dispensers con alcohol en gel y desinfectantes; sanitarios con agua, jabón y correcta desinfección; higiene del predio; recipientes esterilizados para desechos y residuos; ambientes protegidos y distancia mínima entre personas.

La experiencia del autocine en Tucumán fue usada por el Ente Cultural de la Provincia en recientes temporadas estivales en localidades del interior (principalmente en San Pedro de Colalao, salvo este año), con el proyecto del Cinemóvil.

Comentarios