Los vocales invocan la equidad y donan el tercio de sus sueldos

La contribución al sistema sanitario provincial rondaría los $ 400.000 y sería transferida en mayo.

01 Abr 2020 Por Irene Benito
1

LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE TUCUMÁN. Desde la izq.: los vocales Leiva, Estofán, Sbdar (presidenta), Posse y Rodríguez Campos en febrero.

Las máximas autoridades del Poder Judicial de Tucumán se unieron a los políticos que resolvieron donar total o parcialmente sus salarios para aliviar los gastos que irrogue el coronavirus Covid-19. Los vocales Claudia Sbdar (presidenta), Antonio Daniel Estofán, Daniel Posse, Daniel Leiva y Eleonora Rodríguez Campos entregarán un tercio de sus retribuciones de abril al sistema provincial de salud, según comunicaron a última hora de la tarde de ayer. Los jueces supremos invocaron razones de “solidaridad” y “equidad” para justificar la determinación.

La donación dispuesta en la Acordada 224/2020 no tiene precedentes en la historia reciente de los Tribunales, y este martes circuló la versión de que la magistratura y los funcionarios judiciales podrían replicar la liberalidad -son los agentes públicos provinciales que mejores retribuciones perciben en blanco-. En términos globales, el 30% que los vocales destinaron al Ministerio de Salud a cargo de Rossana Chahla implicaría alrededor de $ 400.000, según los cálculos proyectados sobre las últimas planillas salariales disponibles. El porcentaje es el mismo para los cinco, pero no todos ganan igual: en la boleta inciden la antigüedad (Estofán es el que acumula más tiempo en la Corte), y el hecho de que Leiva y Rodríguez Campos tributan ganancias porque ingresaron después de 2017. El dinero sería transferido al Poder Ejecutivo en mayo o cuando esté lista la liquidación de la remuneración de este mes.

Los jueces establecieron que los fondos debían ser afectados a la adquisición de insumos y a la contratación de servicios esenciales para paliar el impacto de la pandemia, y que la entrega de los fondos al Poder Ejecutivo provincial conllevaba la “oportuna rendición de cuentas”.

Aunque el vocal decano Estofán no suscribió la donación por encontrarse en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sus cuatro pares consignaron que había prestado acuerdo a la distancia. La decisión fue emitida horas después de que el gobernador Juan Manzur anunciara que iba a recortar su salario y el de los altos funcionarios del Poder Ejecutivo hasta la categoría de subsecretario.

“Consideramos que debemos incrementar la colaboración con todas aquellas medidas que, en el ámbito de la emergencia, contribuyan a fortalecer el sistema público de Salud”, dijeron Sbdar, Posse, Leiva y Rodríguez Campos en una acordada divulgada en la página web oficial (justucuman.gov.ar) más no distribuida mediante la Dirección de Comunicación Pública al mando de la Corte. Igual procedimiento había sido aplicado el sábado respecto del instrumento que ordenó la transferencia de $ 200 millones de los excedentes financieros del Poder Judicial a la cartera que encabeza Chahla. Antes, el vicegobernador Osvaldo Jaldo había anunciado que el Poder Legislativo iba a aportar a Salud la suma de $ 290 millones “ahorrados” durante el ejercicio 2019 -la decisión será aprobada en la próxima sesión-. El lunes y según informó Manzur en su cuenta de Twitter, el Tribunal de Cuentas y Washington Navarro Dávila, ministro público de la Defensa, hicieron sus propios aportes de excedentes financieros ($ 40 millones y $ 30 millones respectivamente) a los fines de la atención de la pandemia.

Las noticias sobre funcionarios públicos que, movilizados por la combinación de la crisis sanitaria con la crisis económica, habían decidido donar sus sueldos empezaron a proliferar luego de que el presidente Alberto Fernández decretara la cuarentena total. Ese tipo de gestos se intensificó después de que la ciudadanía comenzó a golpear cacerolas -desde las ventanas y balcones- a modo de protesta contra la dirigencia y en el contexto de manifestaciones organizadas por las redes sociales.

Comentarios