“El virus está entre nosotros”, afirmó Manzur, que pidió a la sociedad cumplir el aislamiento - LA GACETA Tucumán

“El virus está entre nosotros”, afirmó Manzur, que pidió a la sociedad cumplir el aislamiento

“En Tucumán, hay y hubo planificación sanitaria”, explicó el gobernador

25 Mar 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

EN LA COCHA. El gobernador Juan Manzur recorre los hospitales del interior en compañía de la ministra de Salud, Rossana Chahla. twitter @JuanManzurOK

“El virus está circulando y, para frenarlo, no hay mejor estrategia que el aislamiento. Si la sociedad respeta eso, la circulación será menor”. El gobernador Juan Manzur explica qué quiso decir temprano cuando se refirió a la pandemia del coronavirus y sus efectos en Tucumán. El caso del probable contagio del legislador Ricardo Bussi ha puesto al Sistema Provincial de Salud (Siprosa) frente a un nuevo escenario: el contagio interno de la enfermedad, ya no por un contacto estrecho con una persona que vino de países considerados en riesgo, sino por la circulación interna del virus, según dice Manzur en una entrevista con LA GACETA. El gobernador afirma que las puertas de la Casa de Gobierno están abiertas para todos. Como pasó anteayer con los principales referentes del sector privado. Como sucedió ayer cuando el diputado nacional José Cano (UCR) lo visitó para ponerse a disposición de la provincia. “Todo gesto vale. Todo suma. Todos debemos enfrentar esto”, indica.

-¿Qué quiso decir cuando afirmó que hay circulación viral de coronavirus en Tucumán?

-Que no hace falta que alguien venga de afuera, de otros países considerados en riesgo para que el virus circule. Todo aquel que tenga la sintomatología característica de la enfermedad, como fiebre, tos o dolor de garganta, es considerado paciente o probable portador. En la medida en que mantengamos el aislamiento, la circulación será menor. Así no hay manera de contagiarse.

-¿Cómo se prepara el sistema para enfrentar esta pandemia?

-Estoy chequeando personalmente que no falte insumos en ninguno de los hospitales y que haya recursos para que los potenciales pacientes sean atendidos. Ya recorrí el Hospital del Este, donde ya hay unas 100 camas listas para lo que se precise en esta pandemia. De ese total, 40 pueden ser utilizadas como terapia intermedia. Ese hospital y el Centro de Salud son los establecimientos de referencia respecto del coronavirus. Estoy mostrando todo esto para que la gente esté tranquila, para que el sistema de salud tenga la capacidad de respuesta. Todo esto es progresivo. En el Centro de Salud ya tenemos listas 50 camas y seguimos avanzando con el monitoreo. Estamos viendo los depósitos, que haya stock de insumos y preparándonos para lo que se viene, con el personal del sistema capacitado para hacer frente a la pandemia. Pero insisto: si no hay movimiento de personas, no circulará el virus. En Aguilares contamos con 34 camas con posibilidades de sumar 50; en Alberdi otras 25 y en la Cocha 30. Así será en todos los hospitales.

-¿Qué opina acerca de lo sucedido en el Hospital de Concepción, con un médico que fue a trabajar y al que le detectaron coronavirus?¿Y sobre la posibilidad de contagio a otros profesionales?

-Vamos a esperar los resultados. Ver de qué manera se extendieron las cosas, si sucedió. Las recomendaciones son iguales para todos. Y hay que cumplirlas. Ante un síntoma característico de coronavirus, lo importante es aislarse, venga de donde venga. Y en esto somos inflexibles. Mire usted que hasta uno debe extremar los cuidados. Junto con mi esposa le pedimos a nuestra hija que se venga de Europa, de un viaje de estudio, y, siguiendo las recomendaciones, ella está cumpliendo la cuarentena en Buenos Aires, sola. Y seguirá allí hasta despejar dudas, como debe hacerlo todo aquel que viajó al exterior. Es muy duro, pero necesario.

-Hay quienes sostienen que esta será una semana de mayor cantidad de afectados por el coronavirus…

-Estamos viendo una evolución normal de cualquier pandemia. Aquí y en distintas partes del planeta. Son etapas lógicas que se cumplen, como la fase de mitigación, cuando hay casos detectados como en Tucumán. El virus está entre nosotros. Y la mejor manera de prevenir el contagio es tomando las medidas más esenciales, como el correcto lavado de las manos, la higiene personal, estornudar a la altura del codo, extremar los cuidados y, por sobre todo, cumplir lo dictado por el Gobierno nacional con el aislamiento social obligatorio. De nuestra parte, diseñamos una red de complejidad creciente con diferentes nodos de contención.

-¿Qué es lo que debe hacer una persona que tenga síntomas? ¿Debe ir a los hospitales designados o puede ir a cualquier centro asistencial?

-Lo primero que debe hacer cuando tenga síntomas de la enfermedad es contactarse con el sistema de vigilancia epidemiológica. De esa manera, se definirá si el médico puede ir al domicilio o si requiere derivación. Ese médico es el que definirá el criterio. Si no reviste problemas, esa persona se quedará en su casa con cierto soporte clínico, como paracetamol. Además, deberá seguir el aislamiento y el control periódico, junto con su entorno familiar. Pero si reviste insuficiencia respiratoria, si no puede controlar la fiebre, requerirá internación. Siempre la consulta debe ser al médico. La guardia del Centro de Salud está habilitada para recibir a los pacientes febriles. Todos los que tengan fiebre y dolor de garganta, en una primera etapa, será derivado a la nueva guardia de ese centro asistencial.

-¿Se puede establecer cuándo puede darse el pico de la enfermedad en Tucumán?

-No sería lo correcto. Dependerá mucho de las acciones y del cumplimiento del aislamiento por parte de la sociedad. Hay expertos que calculan que puede darse en la segunda quincena de abril. Pero estamos trabajando diariamente para que no se expanda y digo que no solamente debe ser por la acción del Estado, sino por la responsabilidad de cada uno de los ciudadanos respetando la cuarentena. Valoramos profundamente el esfuerzo que está haciendo el Gobierno nacional no sólo para prevenir la propagación de la enfermedad, sino también con las medidas que está adoptando para ayudar a los sectores más vulnerables en esta cuarentena obligatoria, como jubilados, pensionados, beneficiarios de programas sociales o monotributistas.

-¿Cuándo pueden llegar los kit para el diagnóstico de la enfermedad en Tucumán?

-Se espera que en los próximos días. Creo que el método alemán es lo más correcto porque nos permitirá contar con la mayor cantidad de diagnósticos posibles en el menor tiempo. Esto significa que podremos tener una detección precoz y, en la medida en que se pueda hacer eso, que tengamos el diagnóstico, más certero será el aislamiento de la persona infectada.

-Como gobernador, ¿qué le puede transmitir a la sociedad, que está angustiada y asustada por todo lo que pasa?

-Todo lo que estamos haciendo no es de un día para el otro. Aquí hay y hubo planificación; nos vinimos preparando para esto. Se paralizaron algunas cirugías programadas para tratar de concentrar todos los esfuerzos en lo que se puede venir con esta pandemia. A la sociedad sólo le pido que cumpla con las normas y con las leyes. Que se quede en casa y que eviten juntarse.

-También hay inquietud por el incremento de precios en los alimentos...

-Ya lo dijo el presidente Alberto Fernández: no hay lugar para los especuladores y para esa gente que hace lo que no corresponde con el momento que estamos viviendo en el mundo. Está claro que la responsabilidad social es de todos los sectores. Y vamos a hacer que se cumpla lo que se dicta para proteger a todos los argentinos.

Comentarios