En la Cámara, el oficialismo le da una tregua a las internas

El bloque Justicialista para Todos reafirmó su pleno apoyo a la fórmula gubernamental.

20 Feb 2020 Por Marcelo Aguaysol
1

Una tregua. Ese es el término que mejor define lo que ayer sucedió en la prolongada reunión de los miembros del bloque Justicialista de Todos que preside Roque Tobías Álvarez. Sucede que en los últimos 120 días, desde que arrancó oficialmente el segundo mandato, se evidenciaron ciertas diferencias entre el sector que responde directamente al gobernador Juan Manzur con los parlamentarios que tienen más afinidad con el vicegobernador Osvaldo Jaldo. “La gobernabilidad debe estar por encima de todo”, inauguró la cumbre el propio Jaldo. El mensaje es más que claro. Mientras algunos sostienen que es necesario empezar a delinear el posicionamiento político más allá de 2023, otros creen que no hay margen para el internismo frente a tanta crisis económica y financiera en la Argentina, en general, y en Tucumán, en particular.

La cumbre arrancó con un repaso de lo que será el temario de hoy de la sesión legislativa. Continuó con un intercambio de opiniones respecto de la situación nacional con la reestructuración de la deuda y sus potenciales impactos en las finanzas públicas provinciales. Y luego fueron a los bifes (fue el plato que se sirvió para el almuerzo).

Públicamente, el propio Jaldo ha señalado que el encuentro sirvió para consolidar a la bancada oficialista “dentro del ámbito del Poder Legislativo, pero apoyando incondicionalmente -como lo hizo en el primer mandato- al gobernador Manzur y a todo su equipo del Poder Ejecutivo”. El presidente de la Cámara reconoció que son momentos difíciles los que vive la provincia, pero al mismo tiempo lanzó otra frase con más tinte político: “los tucumanos nos eligieron el 9 de junio pasado para dirigir los destinos de la provincia y, como peronistas, debemos gobernar más unidos que siempre”.

Jaldo hizo además un repaso de las gestiones que viene realizando el titular del Poder Ejecutivo a nivel nacional. Señaló que la Provincia “seguirá cumpliendo con las obligaciones presupuestarias asumidas y, desde la Legislatura, vamos apuntalar la gestión del gobernador”.

Manzur pidió al presidente de la Nación, Alberto Fernández, una asistencia financiera de mediano plazo de $ 3.000 millones para atender contratiempos fiscales, mientras que activó una línea de financiamiento por hasta $ 5.000 millones para una segunda etapa del plan de saneamiento y cloacas para los municipios de Banda del Río Salí y Alderetes.

De los 33 miembros del bloque oficialista, tres estuvieron ausentes por cuestiones de salud (José Orellana, Zacarías Khoder y Enrique Bethencourt, según se informó). Daniel Herrera no se encontraba en la provincia, mientras que Regino Amado, presidente subrogante de la Cámara, llegó un poco más tarde porque representó al poder en el acto de inauguración del año judicial.

Los matices

Si bien el interlocutor oficial de la reunión fue Jaldo, hubo matices en las intervenciones de los presentes. “Esta es una buena oportunidad para decirnos las cosas de frente, pero creo que todos hemos coincidido en la necesidad de garantizar la gobernabilidad, más allá de las cuestiones personales o sectoriales”, dijo a LA GACETA uno de los parlamentarios. Varios mantienen “pujas territoriales” que tornan difícil -en algunos casos- la convivencia dentro del edificio de calle Ildefonso de las Muñecas 951. “Las peleas por espacios deben quedar para otro momento; hoy hay que poner paños fríos y consolidar la gestión del peronismo en el gobierno”, expuso uno de los que asistieron a la cumbre oficialista. El mensaje fue más que claro: no habrá confrontaciones.

Otros consideraron que se pagaron demasiados costos políticos durante el verano (un período de casi nula actividad estatal) con el conflicto abierto con los gremios estatales, con el malhumor de la clase media -por efecto del impuesto PAIS para aquellos que eligieron destinos foráneos para su descanso- y ahora con las vicisitudes de los jubilados y pensionados, por la forma en que se incrementarán sus haberes.

Los gestos

Jaldo consideró que la cumbre del oficialismo parlamentario no sólo se constituye en una muestra de unidad y coordinación hacia afuera, sino también hacia adentro. De hecho, en el encuentro hubo legisladores que indicaron que la consolidación del bloque es mucho más fuerte que la observada durante la gestión de José Alperovich. “La Legislatura no tiene porqué perder su rol de hacer y debatir las leyes. Que nadie se confunda, no es una escribanía del Ejecutivo”, comentó uno de los oficialistas.

Puertas adentro, los mensajes también son claros dentro del espacio parlamentario. En la tregua de ayer se blindó la idea de que la conducción recae en la fórmula gubernamental. También de que el oficialismo legislativo marca el camino de lo que debe ser la conducta del resto de los funcionarios de signo peronista y de los aliados en cuanto a la gestión. Claramente ese discurso se orientó hacia los intendentes y hacia los comisionados rurales. Finalmente, el acuerdo intrabloque se orientó a dejar de pensar en 2023, porque aún queda todo un período para gobernador. Desde esa orientación, la eventual reforma constitucional ha quedado postergada frente a una realidad que agobia a la provincia, desde lo económico y desde lo financiero.

La Legislatura fue convocada hoy para una sesión en la que se analizarán, entre otros temas, la regulación de la urbanización de la zona de “El Pelao”, ubicada en los Valles Calchaquíes: “La iniciativa va a suspender nuevas compras, ventas o construcciones, durante un año; para tomar todos los recaudos necesarios en la continuidad de las mismas”.

En este sentido, el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, afirmó que el proyecto nace por una inquietud de los vecinos de la zona: “Hay incertidumbre respecto a la estabilidad que pueda tener este cerro” y agregó que “la Legislatura quiere resguardar los bienes y las vidas de las familias”. A su vez, aclaró que el proyecto prohíbe las nuevas construcciones, pero las que ya se encuentran en curso, no tendrán ningún inconveniente para ser finalizadas.

A continuación, el presidente de el Poder Legislativo, Osvaldo Jaldo, manifestó que también los legisladores tratarán un proyecto de resolución en el que se solicita a los diputados y senadores nacionales por Tucumán que pugnen por la prórroga de la Ley de Biocombustible, tanto oficialistas como opositores. La misma, explicó Jaldo, vence en el año 2021 y es la que permite la producción de bioetanol en Tucumán y el norte del país. “Si no se produce alcohol en Tucumán y en la región, no hay duda que la actividad que genera más fuentes de trabajo y dinamiza la economía va a tener serias dificultades”, graficó el vicegobernador.

Otro de los temas que ingresará en el orden del día es el que tiene como fin el resguardo de los derechos y las prioridades de los adultos mayores. Jaldo, quien dirigirá la sesión de hoy, destacó que la iniciativa fue concebida enteramente en la provincia, ya que no hay ninguna legislación a nivel nacional a la que la provincia pueda adherir.

Finalmente, el vicepresidente primero, Gerónimo Vargas Aignasse, agregó que otro proyecto a tratar es el que regula la actividad de los Controladores de Admisión y Permanencia, conocidos en la jerga como “Patovicas”. Y detalló que “quien trabaje en esta actividad deberá realizar un curso de cuatro meses, contará con un registro y tendrá un carnet habilitante emitido por el Ministerio de Seguridad de la provincia. “Queremos que (los ‘patovicas’) tengan un rol de mediadores sociales y de control”, explicó Vargas Aignasse.

Comentarios