Unos 30 tucumanos viajaron a distintos centros turísticos del país para delinquir

Tres especialistas en cometer robos con inhibidores de alarmas son buscados en “La Feliz”.

18 Ene 2020
1

ALLANAMIENTO. Un auto es secuestrado por robos con inhibidores. credito

Alrededor de 30 personas con antecedentes penales se van de la provincia cada verano para instalarse en las principales ciudades turísticas del país con un sólo objetivo: seguir delinquiendo. Fuentes del Ministerio de Seguridad confirmaron esa cifra y aclararon que el registro se sustenta en los requerimientos de las fuerzas de seguridad de otras jurisdicciones por distingos hechos.

Los pedidos que llegaron desde Mar del Plata, Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba, entre otros lugares, se habían originado por casos de pungas y mecheras, salideras y robos de vehículos con inhibidores. “También sucede con Tucumán; llegan a delinquir desde otros lados, como Buenos Aires. Inclusive vienen desde otros países”, explicó Luis Ibáñez, secretario de Seguridad.

Ayer se conoció que tres hombres que eran buscados en la ciudad de Mar del Plata están acusados por reiterados robos con inhibidores de alarmas en Yerba Buena, en la capital y en Banda del Río Salí. Los involucrados son dos hermanos y el cuñado de ambos, quienes tienen pedido de captura de la Justicia provincial.

Las averiguaciones

Según la investigación policial, los tres sospechosos tucumanos habían viajado hasta “La Feliz” días atrás. El desplazamiento de estos individuos llevó a que los investigadores locales tomaran contacto con la Policía de esa ciudad para coordinar un operativo que permitiera concretar las detenciones. “En la comunicación nos informaron que personas oriundas de Tucumán, que se movilizan en vehículos de alta gama, estarían cometiendo robos en distintos playones de supermercados mayoristas mediante el uso de inhibidores de alarmas”, dijo Walter Salvatierra, segundo jefe de la Unidad de Investigaciones Criminales y Delitos Complejos Norte.

Además de las detenciones, la Justicia tucumana dispuso el secuestro de otros tres vehículos de alta gama. En Mar del Plata, el personal de la Delegación Departamental de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado está llevando adelante el procedimiento.

El caso

El 5 de enero pasado, un hombre de 29 años denunció en la comisaría de Yerba Buena que habían sustraído $ 40.000, un teléfono y ropa de su camioneta. De acuerdo con el relato de la víctima, había dejado su vehículo Toyota Hilux estacionado en un centro comercial de calle Cariola primera cuadra. Al regresar al estacionamiento, advirtió que el rodado estaba abierto.

Un equipo de la Brigada de Investigaciones Norte comenzó las averiguaciones. Entre otras acciones, analizó las cámaras de seguridad del lugar y detectaron que los autores del robo utilizaron inhibidores de alarmas para cometer el delito y que se movilizaban en un auto de alta gama, de color blanco. Días después, los efectivos lograron secuestrar el automóvil en la localidad de Los Bulacio durante un allanamiento.

“A partir de ahí, se reunieron elementos que llevaron a identificar a los atacantes. Además, se acumularon denuncias por hechos similares. Las víctimas coincidían al narrar en el modo de operar de los autores. Mediante los registros fílmicos, se detectaron los mismos medios de movilidad utilizados por los sospechosos (en los diferentes casos) y las zonas donde operaban: Banda del Río Salí y capital, principalmente. Todos los hechos fueron cometidos en playas de estacionamiento que contaban con cámaras de seguridad. Así, se logró identificar a los autores y cuatro vehículos de alta gama que ellos usaban para movilizarse”, manifestó Salvatierra.

Comentarios