El cerdo volador: la pareja de Lara insiste con que fue una broma y contó que lo comieron

Federico Álvarez Castillo declaró ante la Justicia de Maldonado, que investiga quién y por qué arrojó un animal desde un helicóptero.

16 Ene 2020
1

Álvarez Castillo y Bernasconi. La pareja de la tucumana confesó que, tras el episodio, comieron el animal a la noche. Instagram de Lara Bernasconi

El frente de un local en La Plata de la firma Etiqueta Negra, marca cuyo dueño es la pareja de Lara Bernasconi, apareció hoy escrachado con pintadas que califican al hombre de "asesino". Federico Álvarez Castillo, marido de la modelo tucumana, es investigado tras la filmación que se realizó en su casa de Punta del Este, en la que se mostraba a un animal arrojado a su pileta desde un helicóptero.

"Castillo Asesino" y "Asesino", fueron las leyendas escritas con pintura blanca en el frente del local, ubicado en la calle 51 entre 4 y 5, de La Plata.

Se presume que los graffitis fueron realizados por proteccionistas de animales poco antes de que abrieran el local, en tanto por redes sociales están convocando a una movilización frente a las puertas del negocio para reclamar una "condena ejemplar" para el hombre por el maltrato animal infligido al cerdo.

Dos empleados del local, que no quisieron hablar con la prensa, se encontraron con las pintadas al llegar y poco después comenzaron a borrar las inscripciones.

Télam se comunicó con la central de Etiqueta Negra, y la persona que atendió el llamado informó que hasta el momento el local de La Plata es el único que fue escrachado.

Investigado por la Justicia

La Justicia de Maldonado se encuentra investigando qué es en realidad lo que ocurrió en esa casa de Punta del Este, ya que hay versiones encontradas: desde una "broma de mal gusto" hasta un "delivery canchero", como se lo calificó en las redes sociales.

La fiscal Ana Dean contó algunos detalles de la declaración de Álvarez Castillo. Según su testimonio, el empresario "se encontraba con su familia en el domicilio cuando escuchó un fuerte estruendo", y agregó que "al salir al jardín se encontró con un cerdo en la pileta".

"Pese a la sorpresa, decidieron sacar al animal del agua, asarlo y comerlo", afirmó la fiscal en declaraciones a la prensa.

La funcionaria uruguaya indicó que "todavía no pudimos establecer si el animal estaba vivo o muerto, y será difícil hacerlo porque lo único que tenemos es el video. Aparentemente, según surge de las imágenes, habría estado sin vida, pero no lo sabemos".

Por último, Dean también señaló que aún no fue indentificado el helicóptero ni sus ocupantes, aunque algunas versiones indican que sería Eduardo "Pacha" Cantón, un amigo de la pareja que se maneja habitualmente en helicóptero, según información publicada por La Nación.

El matutino porteño asegura que fuentes cercanas a los empresarios Cantón se encargó de comprar el animal para que comieran a la noche, pero quiso hacer un "delivery canchero", y lo arrojó a la pileta.

El repudiable hecho

El caso se conoció este martes a la tarde cuando se viralizó por las redes sociales un video en el que se ve cómo, desde un helicóptero, arrojaban un cerdo desde más de 50 metros de altura al interior de una piscina.

La escena generó risas en varias personas que no aparecen en el video pero sus carcajadas quedaron registradas.

De inmediato trascendió que lo ocurrido fue en la casa de Punta del Este del dueño de la firma Etiqueta Negra y su mujer, la modelo Lara Bernasconi, quienes fueron escrachados también por las redes sociales, acusándolos del maltratar al animal e incitando a los clientes a no comprar más en su red de locales.

Álvarez Castillo emitió un comunicado en el que repudió las imágenes registradas en el video y aseguró haber sido víctima de "una broma de mal gusto".

Por su parte, la firma Paula Cahen D´Anvers, propiedad de la ex mujer de Álvarez Castillo, emitió también una nota de prensa en la que expresó que el hombre no tiene relación con la firma ya que fue desvinculado hace 20 años debido a "irregularidades que generaron acciones en su contra" y en la que remarcan que "de allí que este hecho repudiable (arrojar un cerdo) no nos sorprende". (Télam, Especial)

Comentarios