Desde diciembre, siete chicos fueron heridos con armas de fuego

Dos de ellos estaban jugando en la vereda cuando les dispararon Algunos todavía permanecen internados. Los familiares piden que la Justicia investigue los hechos. Preocupación.

14 Ene 2020 Por Luis Duarte
2

EL ABUELO. Carlos Reynaga llevó al hospital a su nieto de dos años cuando lo lastimaron; hoy pide justicia. la gaceta / foto de inés quinteros orio

Las vidas de Eric Javier Vallejo (12 años) y Ramiro Reynaga (2) se cruzaron en el hospital de Niños. Ambos chicos fueron internados en ese centro asistencial porque resultaron heridos en distintos tiroteos. Se están recuperando lentamente. De hecho, el más chico cumplió ayer su jornada 37 en terapia intensiva.

Estos no fueron los únicos casos de este tipo registrados en el hospital de Niños en los últimos meses. Durante diciembre y en lo que va de este mes, han sido asistidos siete menores de entre uno y 14 años por heridas de bala (tres ocurrieron el mes pasado y cuatro, en enero).

En el Ministerio de Salud de la provincia informaron que la mayor parte de los internados ya fueron dados de alta. “El resto aún se encuentra asistido”, dijo una fuente de la cartera, que está a cargo de Rossana Chahla. Afortunadamente y, según los datos oficiales, hasta el momento no se produjo ningún caso fatal.

Casos de referencia

Diego Vallejo, padre de Eric, contó cómo se encuentra su hijo: “está evolucionando bien, pese a alguna dificultad en la respuesta al tratamiento. Había respondido de manera correcta al recibir la dieta líquida. Sin embargo, devolvió cuando comenzó con la dieta sólida”.

El domingo, cerca de la 1 de la madrugada, el chico ingresó a la guardia con heridas ocasionadas por perdigones de arma de fuego en el abdomen y en la pelvis, según fuentes policiales. La madre relató a la Policía que estaba jugando en la vereda de una vivienda del barrio Manantial Sur cuando varios desconocidos pasaron en motos realizando disparos y lo hirieron. La familia Vallejo había llegado desde Florencio Varela, en Buenos Aires, para pasar las vacaciones en Tucumán.

“Estamos abocados plenamente a la recuperación de mi hijo. Averiguar qué pasó esa noche es, por ahora, una cuestión secundaria”, aclaró el padre.

De todos modos, su esposa ratificó la denuncia policial. “En la Policía le dijeron que habían identificado a cuatro personas, quienes habrían circulado en motos esa noche. También le han dicho que tres de ellos ya fueron aprehendidos”, señaló Vallejo.

La recuperación del niño

Ramiro Reynaga fue trasladado a la cama de una de las salas del hospital. El pequeño, de 2 años, había ingresado el 7 de diciembre último con una lesión de bala en la nuca.

El niño jugaba en la vereda de su vivienda, en el barrio Ejército Argentino, cuando una bala lo impactó. En ese momento, cuatro hombres se enfrentaban a tiros en plena avenida Américo Vespucio al 2.500. Carlos Reynaga, su abuelo de 48 años, lo levantó del suelo y lo llevó al hospital en un auto particular.

“Le están haciendo fisioterapia para que recupere el movimiento de las manos. Está en la cama aún, pero de a poco está recuperando fuerza para poder sentarse. Ha permanecido mucho tiempo acostado. Hoy, a las 14, lo pasaron a la sala. Hasta esa hora había estado en terapia”, expresó.

Milagro

“Es un milagro que esté vivo. No sabemos hasta cuándo permanecerá en el hospital. Hoy (por ayer) leí que a otro chiquito lo habían baleado en el estómago y que también estaba en una vereda cuando recibió el disparo”, acotó.

Reynaga remarcó que solamente un sospechoso había sido detenido por el caso de su nieto. “Faltan otros dos. Lo primordial es la recuperación del niño. Pero pedimos que esta causa no quede en la nada. Hay varias personas sueltas. Queremos que se haga justicia. Los niños son inocentes”, finalizó.

Comentarios