“Decís ‘recibo billetes de $5’ y vienen como hormigas” - LA GACETA Tucumán

“Decís ‘recibo billetes de $5’ y vienen como hormigas”

Saldrán de circulación a fin de mes. Según dicen los comerciantes, los clientes no los quieren; estos aseguran que en los negocios no se los reciben. En Buenos Aires sancionarán a aquellos que los rechacen.

14 Ene 2020

Desde hace algunos días, el billete de $ 5 se convirtió en el menos querido por los tucumanos. El Banco Central anunció que saldrá de circulación el 1 de febrero y, desde entonces, comerciantes y clientes quieren sacárselo de encima lo antes posible.

“Los clientes, los camioneros que te entregan la mercadería, todos te llenan de billetes de cinco. El problema es que no le podés decir que no a la gente cuando te quieren dar estos billetes porque si no perdés un cliente, no te compran”, expresó Lisandro Neme, dueño de un drugstore.

Lourdes Díaz trabaja en otro drugstore y ayer por la tarde caminaba por el microcentro. Aseguró que ella aprovecha el rechazo generalizado a estos billetes para vender más ¿Cómo lo hace? “Donde trabajo nos pidieron que los aceptemos, porque eso atrae a la gente. Sucede que en muchos de los quioscos de la zona se niegan a aceptarlos. Decís ‘aceptamos billetes de cinco’ y vienen como hormigas. Llegaron a comprar cigarrillos, que de por sí son caros, solamente con billetes de cinco. Pero cuando querés dárselos como vuelto te dicen que no, te piden otros o caramelos, porque no saben si los van a poder usar en otro lado”, explicó.

El tiempo contado

La circulación de estos billetes será legal hasta fin de mes. Esto que ocurre ahora en Tucumán ya viene sucediendo en Buenos Aires desde hace algunas semanas. Al punto que la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor del gobierno porteño advirtió que los comercios que los rechacen serán sancionados. Además, convocó a los vecinos a denunciar este tipo de práctica porque se la considera abusiva.

A partir del 1 de febrero, los a argentinos tendrán 28 días para canjearlos en el banco por monedas o tomarlos como depósitos en cuentas. De todos modos, esta posibilidad es bastante complicada para aquellos que viven en zonas rurales. Deben recorrer muchos kilómetros para realizar el cambio.

“Cuando sacás el billete de cinco te dicen que no aunque vos les reclames que todavía está vigente. Posiblemente esto pase, porque allá, en el campo, no hay bancos. Es verdad que los comerciantes se podrían venir a la ciudad a cambiarlos, pero no lo quieren hacer. Lamentablemente así somos los tucumanos, lerdos. Te dan billetes de cinco, pero no te los quieren recibir. Después yo voy a tener que ir al banco con un fajo y van a pensar que llevo mucha plata, pero en realidad no va a ser casi nada”, se quejó Patricio Pérez, quien, junto su esposa Rosario del Valle Ibáñez, viven en el interior de la provincia y se dedican a la venta de ropa.

“Sí me pasó que me pagaron con billetes de cinco y después no me lo quisieron recibir en los negocios donde voy a hacer las compras. Algunos me llegaron a decir que no circulaban más y eso no era verdad. En el negocio donde trabajo obviamente sí los recibo todavía”, agregó Rosario.

Gabriel Dubre se desempeña en un negocio de ropa y dijo que está de acuerdo con que los billetes de cinco pesos salgan de circulación. “No valen nada hoy en día, las monedas de 10 pesos valen más. Está bueno que dejen de circular, nadie tiene plata y no veo que nadie maneje billetes tan chicos. Todo sale caro y a todo lo redondean para arriba. Yo acepto los billetes de cinco si me los dan, pero creo que no sirven”, aseguró.

Lisandro Neme, dueño de un drugstore, no comparte esta opinión. Al contrario, cree que son muy útiles. “Que saquen los billetes de cinco no tiene sentido, hace que todo sea más complicado”.

Ada Cruz trabaja en un drugstore de 25 de Mayo al 300 y especificó que la mayoría de los drugstores de la zona no aceptaban los de $ 5. “Nosotros los recibimos siempre y lo vamos a seguir haciendo hasta fin de mes. Seguramente después iremos a cambiarlos en el banco, Hoy, cuando queremos darlos como vuelto, algunos los reciben y otros no”, detalló.

“No entiendo la desesperación y la paranoia de la gente por encajarle a alguien los billetes, la verdad no me molesta recibirlos si después se los puede cambiar en un banco”, destacó Ezequiel González.

Comentarios