Cómo disfrutar del cerro y no perderse en el intento

Guardaparques y un bombero voluntario aconsejan sobre qué hay que hacer cuando nos sumergimos en la selva de yungas o escalamos en los Valles.

14 Ene 2020 Por Florencia Bringas
3

PRIMER PASO. Los expertos aconsejan caminar por senderos conocidos y marcados; y siempre salir en grupo.

Los últimos años se sucedieron varios casos de turistas o comprovincianos perdidos en cerros de Tucumán, como el Muñoz (Tafí del Valle), Escaba, Quebrada del Portugués y San Javier. Este último tuvo repetidos episodios -con final feliz-, como el de las dos turistas porteñas de más de 60 años que el año pasado fueron rescatadas después de haber pasado la noche subidas a unos árboles, en las yungas.

El último ejemplo sucedió el domingo a la madrugada: un niño y nueve adultos se perdieron en el cerro Nuñorco, en Tafí del Valle.

En cada caso, intervinieron los Bomberos, la Policía, entre otros rescatistas. Todos ellos, que conocen esos senderos y los terrenos casi inhóspitos, al igual que técnicas de primeros auxilios, comparten consejos para evitar que no la pasés mal mientras disfrutás de tus vacaciones.

Para empezar, el Ente de Turismo de Tucumán advierte que está conformada y consolidada una red de senderos a lo largo y ancho de la superficie provincial, con sendas de baja y media dificultad (ver recuadro), acompañadas de señalización, material cartográfico e interpretativo y dotadas de los servicios mínimos (estacionamiento, traslado de aproximación en transporte público, alojamiento, gastronomía, guiados).

En el caso de las sendas que presenten un grado de mayor dificultad, la repartición recomienda el acompañamiento de un guía especializado.

En limpio: hacer trekking por esa diversidad de paisajes verdes señalizados y ya demarcados es la opción más segura y debería ser la única.

Difícil rescate

Para Pedro Hernán Rodríguez Salazar, jefe de los Bomberos Voluntarios de Yerba Buena, la mayoría de los extravíos en los cerros ocurre porque los excursionistas desobedecen -justamente- esas señales o las indicaciones de los guardaparques. “No tienen en cuenta lo difícil que es un rescate: desde el peso y el traslado de la víctima y el equipamiento, entre otros factores que complican el salvataje. Respetar las indicaciones es respetar la vida y el trabajo de los rescatistas”, subrayó.

Entre los consejos de los Bomberos para quienes suben al cerro San Javier (lugar donde han trabajado en repetidas ocasiones), figura salir siempre en grupo y con algún elemento de comunicación. Los celulares sí tienen señal en varios lugares del cerro, y sobre todo en las partes altas y despejadas. Además, destacó que se debe llevar unos dos litros de agua (“¿Por qué tanto si voy a pasear una hora? Porque si te perdés podés mantenerte hidratado y hasta lavarte las heridas”); y realizar las caminatas por la mañana, ya que hay mayor visibilidad (“en el monte oscurece más temprano”).

Algo importante que resaltó es que si alguien del grupo se fractura, sólo deben inmovilizarlo y buscar ayuda. Sólo los bomberos o personal médico son los adecuados para que trabajen y hagan el traslado seguro con equipos como férula y tablas, entre otros elementos.

Bucear en Internet

La bióloga y guardafauna Agustina Di Pauli opinó que existen ciertos comportamientos y algunos elementos clave que son suficientes para no perderse en la montaña. El primer paso para ir a la montaña de forma segura es avisar a dónde vas y cuánto tiempo planeás estar. Generalmente en ciertos paseos hay comisarías, puestos o lugareños a los que se les puede avisar y -claro- nunca encarar la travesía solo.

“Antes de ir a cualquier lugar, es fundamental tomarse unos minutos para informarse. Eso está al alcance de un teclado y hoy en día podemos contar con mapas, datos meteorológicos en tiempo real y hasta experiencias de otras personas en un sitio determinado. La seguridad en la montaña depende de lo que conozcás de ella. Por ejemplo, saber si habrá una tormenta, observar los caminos e indentificar refugios cercanos es fundamental”, advirtió Di Pauli.

Los sitios de senderismo y ascenso a la montaña -explicó- usualmente están trazados, por lo tanto hay comportamientos esenciales como no alejarse del sendero y ubicar puntos de referencia para el retorno.

Sobre lo que hay que llevar, destacó que no pueden faltar agua, calzado adecuado (“puede ser determinante para sobrellevar largas caminatas en caso de extravío en la montaña”); algo que cubra la cabeza del sol, como un sombrero, gorra, pañuelo; abrigo, en lo posible impermeable; linterna frontal (“las que se usan en la cabeza, que permiten iluminar y a la vez mantener libres las manos”), encendedor y celular cargado.

La tecnología también es nuestra aliada. La bióloga detalló que hay aplicaciones para encontrar y seguir rutas de senderismo, grabar nuestro propio recorrido y navegar con mapas offline. Entre ellas recomendó Wikiloc, GPX Viewer (las dos sirven para registrar rutas y ver mapas) y MAPS.ME (para ver mapas offline).

GUÍA PARA CUIDARSE EN EL PASEO

Terreno y tiempo: Ramiro Aráoz, guardaparque Nacional del Parque Nacional Aconquija (Tucumán), comparte la siguiente guía para estar preparados lo mejor posible antes de emprender una travesía. Como primer consejo, cree que hay que estudiar el lugar antes de emprender una salida. Google maps es una herramienta muy buena: ubica caminos cercanos, arroyos y poblados. 

Es muy importante verificar el estado del tiempo, ya que las lluvias en nuestra provincia generan crecidas rápidas y de mucho caudal. Por ello, los cruces de ríos o arroyos se tornan difíciles en pocos minutos.

Qué llevar en la mochila: De acuerdo a la distancia a recorrer y el tiempo de caminata, reparar la mochila con algo de abrigo (un polar, un impermeable liviano, medias, pantalón largo) para caminatas largas y, en general, llevar linterna, cortaplumas, fósforos, agua y alguna fruta, caramelos y galletas. Tener en cuenta el tiempo de caminata para emprender el regreso

Una opción acorde al estado físico: Considerar la dificultad de la senda en que se va a realizar el trekking: distancia, pendientes y altura. Con esa información, analizar si es acorde al estado físico de los integrantes del grupo.

A los pies: Utilizar un calzado seguro y cómodo. Evitar caminar con el calzado mojado.

Baterías llenas: Verificar antes de salir la carga de lo elementos que utilicen baterías, como celular, linterna o GPS.

Avisar: Al salir hay que informar a alguien conocido el recorrido y el tiempo estimado en que se realizará el trekking o actividad que se llevará a cabo. Y si por donde se camina hay un vecino o lugareño, contactarse y obtener algún dato del lugar.

La vegetación nos dice algo: Una vez que se inicia la caminata, realizarla por sendas bien marcadas y abiertas. El suelo generalmente no tiene vegetación; si hay vegetación es que no estamos caminando por el lugar correcto. Regresar al lugar del desvío.

No desviarse: Evitar ingresar o desviarse por curiosidad o para querer investigar un lugar poco más allá del marcado.

Marcas viejas: Si nos perdemos, buscar marcas viejas en árboles: pueden tener machetazos viejos en las ramas a la altura de la cabeza o tobillos; o cortes viejos o un sacado en la corteza de los troncos; o marcas en las piedras o estar apiladas marcando los cruces o accesos de las sendas, llamadas apacheta en la alta montaña; o señales hechas con cintas o plásticos atados por anteriores visitantes.

Puntos de referencia: Darse vuelta en algunos lugares para observar la senda y para tener referencias visuales al regreso. Ejemplo: tomar de referencia árboles de gran porte.

Ojo con los saltos: Si se cruzan arroyos y se camina por el lecho, evitar saltos innecesarios. Si se camina para buscar una subida, observar bien por dónde se sale y apilar piedras o ramas para reconocerlas al regreso.

No modificar los lugares de descanso: Observar bien el lugar donde se realizan las paradas para descansar. Al sentarse, hay que evitar dar vueltas los troncos o las piedras, porque son lugares típicos para el refugio de arañas, víboras o escorpiones; no atacan, pero se defienden si se les modifica el sitio en donde se ocultan.

Dos litros por persona: Hidratarse bien y evitar la baja de azúcar.

Quién va al último: Si se sale en grupo, el que cierra nunca debe ser el más lento. No se debe perder el contacto visual entre los integrantes del grupo.

Saludo: Al regreso, si hubo algún contacto con un lugareño, por cortesía volver a saludarlo.

Paseo limpio: No dejar residuos (latas, plásticos o papeles). Y evitar realizar cortes innecesarios de la vegetación.

Sólo de día: Evitar caminar de noche. Por la poca visibilidad los accidentes son más comunes cuando está oscuro.

SENDEROS SEGUROS EN TUCUMÁN

SENDERO DE

El Funicular
Sendero de 1.8 km aprox. de baja dificultad que se encuentra en el Parque Sierras de San Javier, el cual se puede hacer en familia para disfrutar del piedemonte y de las yungas.

Puerta del Cielo
Sendero de 2.5 km aproximadamente, de baja-e intermedia dificultad, que permite llegar hasta San Javier trepando las Sierras de San Javier dentro del parque homónimo, propiedad de la Universidad Nacional de Tucumán. Se ascienden 600 metros aproximadamente en un poco tiempo. 

Cascada del Río Noque
Sendero que permite acceder hasta la cascada homónima luego de un pequeño descenso por la ladera de una montaña en pleno San Javier. Se puede visitar en familia.

Aguas Chiquitas
Sendero de 4.5 km de ida y vuelta, que permite transitar por parte del bosque de transición y chaqueño dentro del área protegida de la Reserva de Aguas Chiquitas. 

El Pelado
Posee dos senderos de cinco y nueve kilómetros. Senderos de baja dificultad del cerro que se ubica en Tafi del Valle y que permite acceder a vistas panorámicas de la villa de Tafi del Valle, del embalse La Angostura y de El Mollar.

La Ciénaga
Primera etapa del Sendero de largo recorrido que permite acceder desde Tafi del Valle hasta Yerba Buena. En esta primera etapa se llega hasta el Puesto de Montaña de La Ciénaga a través de una caminata de 13 km.

PUERTA DEL CIELO

Comentarios