Recomendados

12 Ene 2020

Secretos y lagunas desde 1930 hasta hoy

Aspectos desconocidos de la Historia Argentina

INVESTIGACIÓN
DIOS Y LA PATRIA SE LO DEMANDEN
JUAN BAUTISTA YOFRE
(Sudamericana - Buenos Aires)

El libro tiene como subtítulo Los archivos secretos de la política argentina (1930/2019) y, en ello, estriba la importancia del mismo. No se trata de opiniones y, mucho menos, parloteos subjetivos; sino de un texto construido íntegramente con documentos que lo sostienen. Tal vez por eso sea que, prácticamente desde su inicio el lector comienza a sentir cierta angustia que, según de qué páginas se trate, alcanza mayor intensidad o disminuye. Pero tal sensación estará presente durante la lectura de las poco más de 400 páginas que constituyen esta nueva obra de Juan Bautista “Tata” Yofre; un escritor y periodista calificado que -recordemos fue director de la SIDE en un momento de la presidencia de Carlos Menem- cuenta con amplísimos conocimientos en el campo del espionaje y los temas secretos.

Dios y la Patria se lo demanden comienza con un capítulo titulado “El gran secreto de la caída de Hipólito Yrigoyen.” Allí comprendemos, en detalle, cómo fueron desencadenándose los acontecimientos que llevaron a los hechos de 1930.

Párrafo aparte merecen ciertos hechos de Carlos Menem durante su primera presidencia, donde estuvo a punto de renunciar superado por los permanentes conflictos con su esposa Zulema. Difícil no asombrarse al comprobar que, durante cierto tiempo, la Argentina estuvo a merced del estado de profunda depresión en que se encontraba quien debía ejercer la conducción de la nación.

Sólo resta decir que Juan Bautista Yofre ha escrito un libro de lectura necesaria para todo argentino tanto como imprescindible para quien se interesa por conocer con documentos, y no relatos tendenciosos, la Historia contemporánea de la Argentina.

© LA GACETA

ANTONIO LAS HERAS

El principio de incertidumbre

Prosa que busca hallar el significado último de la realidad

CUENTO
TRES CUENTOS ESPIRITUALES
PABLO KATCHADJIAN
(Blatt& Ríos - Buenos Aires)

Tres relatos, o cuentos que articulan un procedimiento lógico en el que un concepto, progresivamente, se transforma en su opuesto. Y es desde ese preciso deslizamiento, desde esos intersticios, donde este singular libro hace literatura. De este relativismo inquietante, se funda toda una poética que se ve reflejada en su sintaxis ambivalente, que progresa página tras página, a través de infinidad de peripecias, hasta alcanzar el instante áureo de toda transformación, donde una idea muta (gracias al algebra de la invención), en su contrario. Cabe destacar que en el núcleo de cada relato, la incertidumbre reina en todo momento, como bien especula uno de los personajes en “Informe sobre la muerte del poeta”; el primero de los cuentos: “no sabemos si nuestra vida está empezando, terminando o sólo continuando”. La duda, entonces, desata una prosa que busca hallar el significado último (¿o primero?) de la realidad. ¿Pero cuál es el “sentido” de lo real?, ¿merece ser indagada la lógica misma de las cosas?... En estos términos, es un libro conceptista, conjetural.

Tres cuentos espirituales tiene un ritmo de glissando, deslizándose un episodio hasta deshacer en otro de modo sistemático. En ese aspecto, como Copi, el autor de El caballo y el gaucho busca dislocar mudando de escenario en cada vuelta de página. Un restaurante, seguido por un hotel, un campo, un pozo, etc. En eso consiste uno de los ejes de su lógica frenética.

© LA GACETA

AUGUSTO MUNARO

Un fantasma rural que genera asombro, complacencia y miedo

Ficción que tiene como escenario al campo

NOVELA
EL DUEÑO ANTERIOR
JORGE TORRES ZAVALETA
(Indie - Buenos Aires)

Ya el título de la nueva novela de Jorge Torres Zavaleta -El dueño anterior- anuncia ese costado nostálgico que tanto seduce en su obra (y que no excluye, obviamente, sus rasgos actuales, vigentes y muchas veces de vanguardia). El escenario es el campo -que en él se trasunta naturalmente, sin folclorismos ni artificios gauchescos- como vivencia personal. Un campo que, arquetípicamente, es o ha sido el territorio de la infancia y de la adolescencia, del miedo al anochecer, de un miedo buscado a la luz mala, del insomnio excitado, de toda suerte de mitos esotéricos y fantasmales. Y de aparecidos incapaces de abandonar a sus deudos, vengativos, sufrientes, moviendo objetos.

Ese es el contexto del libro: allí de pronto irrumpirán el protagonista y el que lo fue: el dueño anterior. Y, aunque “el nuevo” es más dueño, más propietario, también se siente más “nuevo rico” a su costa, como si hubiera desheredado al anterior.

En el transcurso de la novela, el dueño anterior es una y otra vez nombrado por el autor, casi litúrgicamente. El protagonista creyó no volver a reencontrarlo en su campo, aunque tampoco le importó que así fuera; más bien y curiosamente, va aceptándolo.

El argumento no es nuevo pero sí su entorno campestre. Un fantasma rural encarnado en El dueño anterior, que interfiere hasta el asombro y la complacencia cómplice… para derivar por fin en miedo y en pánico.

Se trata de un libro extraordinario, cuando gradualmente advertimos su gran metáfora: el dueño anterior es también el dueño actual, el dueño de siempre, el único.

© LA GACETA

FERNANDO SÁNCHEZ SORONDO

La práctica psicoanalítica convulsionada

Una inmersión en la subjetividad y sus padecimientos actuales

PSICOANÁLISIS
MÁS ALLÁ DE LAS NEUROSIS
HUGO LERNER
(Lugar Editorial - Buenos Aires)

El tema central que transmite este libro de Hugo Lerner es cómo ubicarnos no tanto en esta era de los cambios sino en un cambio de era. No solo aspira (y lo logra) a vislumbrar el futuro del psicoanálisis sino a transitar el camino de este cambio con sus aceleradas transformaciones. Hugo Lerner se define “como un militante apasionado del psicoanálisis, dedicado a cuestionar a los agoreros que afirman livianamente que nuestra disciplina está muerta o agonizante”… Lerner genera discusiones y aperturas sobre lo que convoca cada vez más en las prácticas actuales: el dolor humano, la subjetividad contemporánea, los sufrimientos, el lugar del contexto sociohistórico en la producción de subjetividad, las adolescencias de hoy, las organizaciones fronterizas, las patologías del vacío, etc. Confiesa que aspira a “estimular interrogaciones, aperturas, elaboraciones propias” ya que el “psicoanálisis” debe ser: indagador, contestatario, cuestionador e irreverente”…

Lejos de una mirada pesimista nos invita a entender procesos más que buscar soluciones. Al asumir el desafío de mirar el presente rescatando la tradición, logra un psicoanálisis contemporáneo por lo que deviene un libro imprescindible no solo para los profesionales de la salud mental sino para todo aquel interesado en abordar la subjetividad y sus padecimientos actuales.

© LA GACETA

LUIS HORNSTEIN

Padre e hija en un viaje a través de la imaginación

La lectura y sus mundos para chicos y grandes

MISCELÁNEA
EL LIBRO
MARIJE TOLMAN y RONALD TOLMAN
(Adriana Hidalgo/Pípala - Buenos Aires)

El libro es una ventana abierta para que los lectores se apoderen de la historia y vuelen a través de ella. En este álbum ilustrado, el texto lo escribe quien lo disfruta. Ronald Tolman y su hija Marije, vuelven a trabajar juntos, se expresan en imágenes y transmiten realidades estéticas por medio de un determinado lenguaje: la ilustración y el diseño. Un libro aparece en la inmensidad del color amarillo, luego son varios, muchísimos libros y el elefante blanco, sonrojado y sorprendido en ese espacio poblado de papel, toma uno de esos libros y comienza el recorrido por diferentes mundos. Desde el sol que baña ciudades hasta una llanura de hielo resbaladiza, la obra está poblada de panteras negras, espátulas, leones, tortugas marinas, pingüinos, peces y muchos más animales. Toda esta variedad sorprende y estimula la imaginación. Las ilustraciones de los Tolman permiten crear la historia que uno quiere. Puedes quedarte en lo bello de leer, en inventar el nombre para cada uno de los personajes, en los lugares que conoces sin llegar nunca a visitarlos. O puedes pegar la vuelta, fantasear con un nuevocuento y ponerle texto a la obra. Es un libro para niños, para adolescentes, para adultos, porque

El libro también necesita de una reflexión, o una rebeldía ¿adóndequieren transportarnos los Tolman? ¿cada uno de los animales tiene algo para decirnos?

El libro relata muchas historias y provoca en el lector una sensibilidad y atención extrema, destacándose los colores, las líneas y las secuencias del relato gráfico que crean un diálogo íntimo. Diálogo que penetra y nos produce risa, miedo, asombro, sorpresas y una infinita ternura. Impecable.      

© LA GACETA

MÓNICA CAZÓN

La ausencia y el sinsentido

Una mirada hecha de poesía, silencio y filosofía

NOVELA
LA VIDA AUSENTE
GABRIEL BELLOMO
(Tusquets - Buenos Aires)

¿Cómo narrar el sinsentido? ¿Qué lugar ocupa el silencio entendido como forma de la espera? En su exquisita novela, Gabriel Bellomo parece responder con atmósferas que definen un punto de vista: “El aire, afuera es como si estuviera cargado de vapores, vapores o algo que sabría describir, polvo en suspensión, algo que oscurece el horizonte. No consigue apartar los ojos de la ventanilla, y aunque no es comprensible lo que hay más allá es a donde quisiera estar ahora, extraviado en medio de esa tormenta de arena.”

La novela puede leerse como un hermoso laberinto ordenado en el que los pasos hacia atrás, hacia adelante, hacia todos lados dan cuenta de la compleja madeja que arman las vidas entrelazadas. Los destellos del relato van y vuelven sobre la muerte de Bruno, a los siete años, por una bomba puesta por un delirante en una ciudad italiana. Los personajes se construyen con la lógica de la expansión: a partir del tiempo breve de los fenómenos diversos, el narrador compone cada personaje en relación con sus ancestros, con los instantes pretéritos y con las sospechas de lo que ocurrirá. Se podría pensar la escritura de Bellomo como un arte holandés, milimétrico, descriptivo y reflexivo en unión calculada con la luz y la sombra que viene de Italia. Bellomo combina en un fresco las técnicas de los pintores de los Países Bajos y de la Italia en su esplendor renacentista: el punto de fuga que va hacia la oscura, tímida luz y la lupa que desgrana el detalle del pasado y de los lienzos del lento presente vertiginoso.

© LA GACETA

FABIÁN SOBERÓN

Comentarios