Un acusado del femicidio de Ana Ríos seguirá en libertad

La Cámara de Apelaciones lo había liberado en septiembre.

27 Dic 2019
1

Ana Ríos tenía 26 años.

Un fallo generó dolor entre los familiares y amigas de Ana Ríos. Facundo Guerrero, acusado de haberla matado, seguirá en libertad hasta tanto se desarrolle el juicio en su contra.

Ríos murió el domingo 1 de abril, tras estar internada en el hospital Padilla en estado delicado desde viernes 30 de marzo. Ese día la joven jujeña, de 26 años, había caído a la vereda de la calle San Juan al 800, donde vivía su novio, también de Jujuy.

El sospechoso declaró en los primeros momentos de la investigación que la chica habría decidido quitarse la vida debido a que estaba deprimida, a raíz de la pérdida del trabajo -era moza de un bar ubicado en Miguel Lillo al 300-, entre otras situaciones. La familia, en cambio, se mantuvo firme sobre el posible femicidio.

Luego, se supo que la víctima había hecho, al menos, cuatro denuncias contra su pareja por violencia de género, de acuerdo con las declaraciones de los allegados. La fiscala María del Carmen Reuter sumó indicios en su contra y solicitó que se le dictara la prisión preventiva. Luego elevó la causa a juicio.

La Cámara de Apelaciones decidió liberarlo en setiembre pasado, ya que sólo quedaba que se iniciara el debate en su contra. Los familiares de la víctima hicieron un planteo para que al joven se le revocara el beneficio y se le dictara un arresto domiciliario.

La jueza Mónica Ballesteros convocó ayer a una audiencia para escuchar todas las partes. La querella ratificó su pedido, que contó con el respaldo de los representantes de la fiscalía. Sin embargo, la jueza rechazó el planteo por un hábeas corpus presentado por Silvia Furque que se oponía al planteo.

Los familiares denunciaron que Guerrero participaba de peñas folclóricas y salía a bailar. “Tengo una impotencia tremenda. Mientras él sale a bailar y pasa las fiestas con sus parientes, nosotros le llevamos flores al cementerio a nuestra amiga”, dijo Giselle Toledo.

Ballesteros endureció las condiciones que debe cumplir el acusado. Además de no salir de la provincia y mucho menos del país, ahora no podrá ir a bailar, participar de peñas ni asistir a un estadio de fútbol.

Comentarios