De vuelta a casa: De Vido y Baratta salieron de la cárcel tras el fallo de Casación

El ex ministro deberá cumplir prisión domiciliaria y, el ex secretario, usar la tobillera electrónica.

14 Dic 2019
1

LA GACETA/ ARCHIVO

El ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido y el ex secretario de Coordinación de esa cartera Roberto Baratta pudieron abandonar el penal de Ezeiza esta madrugada luego de que la Cámara Federal de Casación le indicó al Tribunal Oral Federal 7, a cargo de la causa de las fotocopias de los cuadernos, que haga efectiva las excarcelaciones dictadas a última hora de ayer.

El TOF 7 había rechazado la excarcelación pedida por los respectivos abogados (Maximiliano Rusconi y Gabriel Palmeiro, en el caso de De Vido, y Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, de Baratta), pero Casación tuvo en cuenta que De Vido y Baratta llevan más de dos años de prisión y que no está fundamentado ni el peligro de fuga ni el peligro de entorpecimiento de una investigación.

En tanto, fuentes ligadas al ex ministro confirmaron a Télam que "está en su casa de Zárate acompañado por su compañera Alessandra Minnicelli y su hijo" desde hoy a alrededor de las 5.

Pese a haber abandonado el penal de Ezeiza, el ex ministro De Vido deberá cumplir con una detención domiciliaria que le fue impuesta por el TOF 1 en el marco de la causa en la que se investigan supuestos desmanejos con dinero público que debía destinarse a la mina de carbón de Río Turbio.

En tanto, Baratta, si bien no tiene dictada la prisión domiciliaria, cumple con el requisito de una tobillera electrónica, a sólo efecto de monitoreo, y se encuentra en su domicilio del barrio porteño de Belgrano, indicaron a Télam fuentes de su defensa. 

Comentarios