“Tigre” e “hijo ‘e Tigre”, hinchas del “León”

Todos los vecinos de Banda del Río Salí saben que el apellido Amaya está ligado al pasado y al presente de Atlético Concepción. Por lo que hizo en los 80 Miguel Alberto; y por lo que hizo este año su hijo, Jonatan.

11 Dic 2019 varios autores
2

PADRE E HIJO. El “Jony” agradece al “Tigre” todo lo que le enseñó. Más allá de llevar el gol en el “ADN” Amaya, el actual goleador del “León” bandeño fue dirigido por su papá en dos equipos. la gaceta / foto de Ines Quinteros Orio

En Banda del Río Salí, el apellido Amaya indefectiblemente remite al fútbol. No sólo por el pasado de gloria de Atlético Concepción, sino también por este presente que transita, y cuyos hinchas y directivos pretenden que sea el primer escalón en el regreso a los primeros planos del fútbol argentino.

En el equipo que en 1986 se abrochó el récord de ser el primer club tucumano en llegar a la B Nacional brillaba Miguel Alberto Amaya, que aunque es más conocido por su paso por San Martín siempre se identificó con el “León”-. En la actualidad se luce Jonatan Amaya. “Literalmente” “hijo ‘e Tigre”, marcó un golazo de chilena, gracias al cual el club retornó a la Primera “A” de la Liga Tucumana de Fútbol. Pero no es el único mérito que acumula “Jony”: en sus tres temporadas en el “León” acumula nada menos que 56 goles.

“En mis tiempos como jugador el club era subsidiado por el ingenio; había un fuerte respaldo, a tal punto que para jugar algunos partidos en la B Nacional viajamos en avión”, recordó el “Tigre”. Y celebró que el municipio bandeño se haya acercado para dar una mano a la institución. A su criterio, incluso con esta actualidad de haber disputado las últimas cinco temporadas en la “B” liguista, el “León” continúa siendo el tercer grande de la provincia. “Es un club muy importante, detrás de Atlético y de San Martín, con una hinchada muy seguidora. Con el descenso pagó sus errores. Es como cuando te mandás una macana y debés pagar tu condena. Concepción lo pagó. Y si se organizan pueden volver a lugares importantes”, afirmó.

ÍDOLO. El

La organización resulta fundamental para Amaya padre. “Como en todos los órdenes de la vida. Si te organizás en tu vida personal, en tu casa, en tu trabajo, en tu negocio seguramente las cosas saldrán como debe ser. El club se tiene que organizar, con proyectos, con ideas”, consideró. En ese sentido, destacó la labor del presidente del “León”, Daniel Bustos; pero subrayó la necesidad de que lo apoyen. “Él tiene muchas ganas y un entusiasmo extraordinario, pero sólo no lo va a poder. Hay que buscar gente que quiera sumarse; empresas, negocios. Ahora todos somos del ‘León’. Bustos debe organizarse, y armar una comisión en la cual cada uno tenga una función determinada. Y así como se estuvo cinco años en la ‘B’, creo que dentro de cinco o seis años puede estar como mínimo en la B Nacional”, consideró.

El “Tigre” contó que aunque su hijo es hincha de San Martín -“lo crié en los vestuarios del ‘Santo’”-, tiene su corazón en el “León”. “Pasa que ahí hizo sus amigos. Y él demostró ese sentimiento por Atlético Concepción no sólo con el gol del ascenso, sino con los 56 que marcó en los últimos tres años”, afirmó. Recordó que “Jony” se formó en Buenos Aires, en las inferiores de Tigre y de Arsenal. “Sólo le faltaba competencia, y pudo explotar como goleador, con tanta cantidad de goles en tres temporadas”, presumió.

Pero no destacó solamente la capacidad goleadora de “Jony”. “Él estaba convencido de que se iba a lograr el ascenso; y se dio. Esa cualidad del hombres es muy buena; convencerte vos mismo de que podés. Él sabía que debía dejar algo en el ‘León’, y lo consiguió”, señaló.

Comentarios