Creen que un grupo se dedica a robar usando los llamados inhibidores de alarma

Nueva tendencia.

04 Dic 2019

La Justicia avanzó en la pesquisa del robo de una camioneta de la playa de estacionamiento el 3 de noviembre y determinó que los autores del ilícito son parte de una banda dedicada a robar vehículos de alta gama utilizando inhibidores de alarmas. Según la denuncia de la víctima, se tardó poco más de 20 minutos en hacer las compras en el supermercado y, cuando regresó, descubrió que el vehículo había desaparecido. Los ladrones se dieron a la fuga en la camioneta al descubrir que en la guantera se encontraba un duplicado de la llave original.

La Toyota Hilux fue hallada en Aguilares, donde le sacaron la chapa patente original y la cambiaron por otra, con la intención de burlar los controles y luego comercializarla, presumiblemente, en otra provincia. La camioneta estaba en poder de un hombre que tiene antecedentes judiciales. Él estuvo mencionado en la causa en la que se investigó el crimen de los policías  Sergio Víctor Páez González y Cristian Marcelo Peralta, ocurrido en febrero de 2018. Maxi Abraham, que espera ser enjuiciado por el doble crimen, le entregó la camioneta que usó el acusado el día que cometió el hecho.

Al sospechoso se le otorgó el arresto domiciliario por padecer obesidad mórbida -pesa más de 160 kilos-, según confirmaron fuentes judiciales.

Durante el allanamiento se secuestraron dos radios de base. Sobre esos dispositivos se ordenaron pericias tendientes a determinar si las mismas pueden ser utilizadas como los denominados inhibidores para desactivar los cierres centralizados de los vehículos.

Comentarios