El mega centro de compras que conjuga tecnología y naturaleza

Gómez Pardo habilitará el viernes 29 su establecimiento comercial, con concepto europeo, en avenida Presidente Perón de Yerba Buena.

24 Nov 2019 Por Marcelo Aguaysol

Un complejo comercial revestido, íntegramente, por acero inoxidable. Una playa de estacionamiento para un millar de autos, con una visión hacia el futuro. En esa playa hay cargadores para autos electrónicos; también cámaras de identificación de patentes y de rostros (por cuestión de seguridad). Un Mega centro de compras que, en su etapa de construcción, se abastece con energía solar y que reserva agua de lluvia y pozo propio para autoabastecerse. Luces LED traídas de Europa en barco y pisos especiales, similares a los que se instalan en aeropuertos estadounidenses o en negocios del Viejo Continente. Una zona de lectura, otra de gastronomía y hasta un service para ciclistas que habitualmente pasan por la “ciudad Jardín”. El establecimiento ha sido diseñado y construido con sustentabilidad, con el fin de relacionar la tecnología con el paisaje natural de Yerba Buena, el entorno del verde que se confunde con las plantas que cuelgan de las paredes (1.500 metros cuadrados de muros verdes). Un concepto que, en el mundo de los negocios se lo conoce como “green building”. Un establecimiento comercial que fue concebido por José “Tito” Gómez Pardo hace 20 años, cuando adquirió esas tierras que eran cañaverales y hoy cotizan como los terrenos más caros de la provincia.

El moderno supermercado está llamado a convertirse en referencia para Sudamérica. La inversión es equivalente a lo que vale dos ingenios azucareros o una citrícola con la última tecnología. Como dice a LA GACETA Rafael Gómez Pardo, hijo del fundador, “el megacentro de compras marcará un antes y un después en el nivel de supermercadismo de Argentina y esa vanguardia nace de Tucumán”.

El complejo comercial de Gómez Pardo será habilitado al público el viernes 29, tras tres años de obra en medio de la recesión económica que vive la Argentina. “Mi padre siempre ha sido un optimista por naturaleza. Desde que llegó en un barco como inmigrante español a nuestro país y aún ahora con 70 años de edad sigue apostando por la Argentina”, dice el joven empresario. Rafael no deja de resaltar el esfuerzo del grupo familiar por innovar e invertir en Tucumán. Sus padres, Tito y Ana, inculcan a él y a sus hermanos Anita y José el eslogan que caracteriza a la empresa: compromiso y responsabilidad. “Ese desafío recae sobre nuestros hombros”, sostiene Rafael, mientras gira su cabeza para mirar su apellido en el techo de acero inoxidable donde se refleja su apellido.

Los inicios

En todo momento de la recorrida, el empresario recuerda los inicios de la empresa. Dice que su padre arrancó vendiendo pochoclos y manzanas acarameladas; luego instaló un quiosco en su casa y, con el tiempo lo convirtió en un almacén de barrio. “Su frase sigue siendo la misma de antes: hagamos, ni digamos. Y así fue creciendo, con la confianza de sus proveedores siendo un empresario de gran visión del negocio que, con 55 años de trayectoria, no tiene antecedentes bancarios al no pedir créditos. Ahorra, compra y hace”, rememora. Rafael dice que, con el tiempo, Tito adquirió un galpón y se reconvirtió a mayorista. Así, Gómez Pardo cuenta con cuatro establecimientos (mayoristas y centros de compra) y un quinto que será inaugurado esta semana (el miércoles será presentado a los proveedores) en un predio equivalente a cinco manzanas, con 18.000 metros cuadrados cubiertos y climatizados. El complejo generó 500 puestos de trabajo directos. Ayer, parte del personal acudió a la capacitación. “Si se toma en cuenta el efecto multiplicador de los servicios que se brindarán en el centro de compras de Yerba Buena, esa cifra bien puede incrementarse a 2.000 puestos”, subraya Gómez Pardo. “Este es un pequeño granito de arena que aportamos para mitigar la situación en un momento difícil para la Argentina con el desempleo”, acota.

PUERTA DE INGRESO. Rafael Gómez Pardo supervisó los trabajos en el complejo comercial de Yerba Buena.

El corazón del negocio de Gómez Pardo seguirá siendo el mismo, apuntando al mayorista, sin dejar de lado a los consumidores minoristas. “Creo que ese es el concepto que se está imponiendo en todo el mundo, donde los productos tienen que estar al alcance de todos”, indica el empresario.

“¿Que si vamos a seguir invirtiendo a pesar de la crisis? El legado de nuestro padre es que nunca dejemos de apostar e invertir aquí. Es lo que dijo siempre y lo sigue sosteniendo. Me dice permanentemente que ama la Argentina y que, cuando este país despegue, no lo detiene nadie. Ese optimismo contagia y nos enorgullece”, se responde. La puesta de los Gómez Pardo es sostener y afianzar el autoabastecimiento de sus góndolas. Como con la hacienda de la empresa que produce carnes de raza Bradford con calidad de exportación. Eso es lo que se observará en una exhibidora de más de 20 metros, con ventanales a las cámaras para que el público pueda mirar además de dónde sale la media res en el complejo de avenida Presidente Perón al 1.900 de Yerba Buena.

“Green building”

- Un Paseo natural enorme

El nuevo megaemprendimiento comercial cuenta un espacio parquizado: el Paseo Natural, conformado por 8.500 metros cuadrados de espacios verdes con vegetación típica de las Yungas. Tiene lagunas para aves autóctonas y un parque temático de educación ambiental. Además contará con una plaza con juegos infantiles, cerca del patio de comida.

- Galería comercial

El emprendimiento cuenta con 30 locales distribuidos en 3.300 metros cuadrados con marcas de primer nivel y todos los rubros: bancos, indumentaria, marcas nacionales de heladería y cafetería, entre otros servicios que se prestarán en el complejo de Yerba Buena.

- Vinería

Una de las atracciones del emprendimiento comercial será sus góndolas con vinos. Se exhibirá la más variada gama de varietales. Todas las semanas se destacará una en particular que podrá ser identificada por los clientes de Gómez Pardo a través de una luz teledirigida permanentemente, como en los teatros. El complejo también cuenta con 3.000 metros cuadrados de depósito para reposición permanente de mercadería en el mismo complejo comercial.

Lo novedoso

- Cajas de compra exprés

Una caja de escaneo automático y cuatro para self check-out. Es la mejor tecnología, única en el país. A estas cajas de escaneo automático se las conoce como las Ferrari de las cajas de compras.

- Cajas “self Check-out”

Con su DNI, aquellos clientes habituales que compran hasta 30 productos tendrán un dispositivo personal con el que podrán recorrer el salón y escanear la mercadería. A la salida podrá imprimir el ticket, pagar y llevar sin sacar del carrito.

- Estacionamiento cubierto y descubierto

El área destinada para estacionamiento es de 12.000 metros cuadrados, con capacidad para 1.000 vehículos y cuenta con un sistema inteligente que identifica cuándo un auto está mal estacionado y detectar y registrar eventuales incidentes.

Comentarios