Condenas de hasta 19 años para abusadores de menores

En las últimas semanas, la Justicia confirmó penas de prisión de 9 años en adelante. “Los condenados por este delito ya no tienen beneficios, como salidas transitorias”, dijo un fiscal.

20 Nov 2019 Por Luis Duarte
1

DAÑO A MENORES. El fiscal Assad indicó que lleva adelante causas de abuso sexual contra nueve personas.

El miércoles pasado, la Sala IV condenó a J. T. V. a 19 años de prisión por abusar de sus dos sobrinos durante varios años. Las víctimas, entonces menores, sufrieron daños mentales “irreversibles” debido al ataque. Como este caso, en las últimas semanas, la Justicia local confirmó otras penas contra abusadores de niños, varios del entorno familiar, en distintos juicios orales. La sentencia mínima registrada fue de 9 años.

“A partir de 2017, se modificó la ley de ejecuciones penales. Los condenados por este delito ya no tienen beneficios, como salidas transitorias al cumplir un 50% del fallo, como sí pueden acceder los presos por otras causas. No están frente a una situación progresiva, que consideran etapas disciplinarias hasta lograr la reinserción en la sociedad. En los casos del abusador sexual, las penas se cumplen de manera íntegra, lo que se traduce en una sanción más dura”, expresó Fabián Assad, titular de la Unidad Fiscal de Investigaciones en Violencia de Género, Intrafamiliar y Abuso Sexual de Concepción.

La cantidad máxima por abuso sexual es de 20 años. El fiscal Assad explicó que una sentencia conlleva también agravantes fijados en el Código Penal. “Se considera el agravante por el vínculo: ascendiente, descendiente, el cónyuge o alguna persona encargada de la guarda o la educación. Además, cuando se producen graves daños a la salud de la víctima, física o mental. Se pueden aplicar los dos agravantes, lo que eleva el castigo. Estamos sacando muchas sentencias”, añadió el funcionario.

La resolución

La Sala IV de la capital dispuso para Vaquera 19 años de cárcel por abuso con acceso carnal, cuando el Ministerio Público Fiscal (MPF) había solicitado 13, con la adhesión de Defensoría de Menores. La querella, representada por el abogado Manuel Ruiz, había requerido una cantidad que equivalía a la prisión perpetua.

“Los peritos determinaron que las víctimas sufrieron daño mental irreversible. Vivían en la misma casa del abusador, un lugar precario. Fueron víctimas de abuso durante unos cinco años (desde los ocho y 11 años, aproximadamente, según los casos). Los amenazaba con matarlos para abusar de ellos y para que no dijeran nada”, relató el querellante.

“Al compartir el baño, el tipo le ponía el cuchillo en la garganta o una pistola en la cabeza a uno de ellos. En una ocasión, hizo un tiro para demostrar que el arma servía”, añadió Ruiz. “Fue decisivo la declaración de la psicóloga que atendió a los chicos. Quedó establecido que el daño es irreversible”, prosiguió el letrado.

En la clínica

N.R.B. fue sentenciado a 11 años de cárcel durante un juicio abreviado. Reconoció la imputación de abuso, con acceso carnal, de una menor desde que tenía cinco años en una vivienda de Lamadrid.

La víctima había relatado lo que venía padeciendo al estar internada en una clínica. Había relatado que el ataque se registraba cuando compartía con el atacante la habitación de la casa. La niña presentó lesiones en la zona vaginal, vulnerabilidad y temor, de acuerdo a informes médicos y psicológicos y la Cámara Gesell realizado este año, entre otras secuelas.

En el mismo techo

En otro juicio abreviado, un hombre, de 30 años, fue condenado a nueve años de prisión efectiva. Fuentes judiciales informaron que la causa se había iniciado el 10 de junio de 2019 por abuso sexual con acceso carnal. El imputado vivía en el domicilio de su padre, que estaba en pareja con la tía de la víctima, una menor de 12 años.

El condenado aprovechaba que la adolescente iba a esa casa a usar internet. Los ataques se conocieron cuando los padres revisaron el teléfono de la chica y encontraron mensajes y fotos de contenido sexual. Al ser consultada, la chica relató que desde hacía dos meses mantenía relaciones sexuales con el hombre, informó el Ministerio Público Fiscal (MPF). “Entre las pruebas tenemos la denuncia de la madre, la declaración de la víctima en Cámara Gesell, la investigación sobre los teléfonos que hizo el ECIF y los informes médicos, además de la aceptación del imputado de la responsabilidad penal en el juicio”, explicó Assad.

En proceso

Assad señaló que avanza con los procesos penales contra nueve personas, quienes cumplen ya prisión preventiva y podrían recibir condena. “El nuevo Código Procesal Penal nos permitió evitar ‘chicanas’ (planteos procesales) de los abogados durante las audiencias orales. Con el sistema escrito, presentaban nulidades y estiraban el proceso hasta llegar a la prescripción. Ahora, se resuelve en la una audiencia”, dijo.

Esta nota fue anteriormente contenido exclusivo, sólo accesible para suscriptores.

 

Temas

Abuso sexual
Comentarios