"El hambre es una inmoralidad", afirmó el ministro Yedlin

El funcionario tucumano suena con más fuerza para sumarse al futuro gabinete nacional de Alberto Fernández.

19 Nov 2019
1

Ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin.

Uno de los tucumanos que suena con grandes chances de sumarse al futuro gabinete nacional es Gabriel Yedlin. Mientras su nombre circula con posibilidades de convertirse en viceministro de Desarrollo Social de la Nación, el funcionario sigue su agenda pública como ministro de Desarrollo Social de Tucumán. En ese rol participó en el primer encuentro del Consejo Federal Argentina contra el Hambre, una reunión que organizó el presidente electo, Alberto Fernández, en Puerto Madero, Buenos Aires.

La reunión fue coordinada por el diputado Daniel Arroyo, (quien suena como posible ministro de Desarrollo Social de la Nación) y participaron, entre otros, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el titular de Cáritas, Carlos Tissera, el conductor de TV Marcelo Tinelli, la chef Narda Lepes y la empresaria de la moda María Cher.

En la mesa de debate estuvo el propio Yedlin. Al final del encuentro resaltó que para el nuevo Gobierno está claro que es necesario un acuerdo, porque no puede haber gente con hambre en la Argentina.

El hambre es una inmoralidad –afirmó Yedlin-; será una política de Estado, algo distinto a un plan de Gobierno o al programa de un presidente o un ministro: es algo que está por encima de todas esas situaciones y tiene que trascender”, agregó.

El funcionario tucumano anticipó que el programa tendrá una primera etapa que es de asistencia, a partir del 10 de diciembre, en la que habrá que poner más recursos en todos los programas que ya se vienen dando de seguridad alimentaria. Dijo que luego habrá que ayudar a los pequeños productores a producir y general trabajo; generar lugares de venta de emprendedores en ferias; regular los lugares de comercialización y desenganchar productos de las canastas básicas de la inflación, que tengan un control desde los precios cuidados.

Comentarios