“Valentín es un estandarte para la sociedad”

Marcha hoy en la plaza Independencia.

21 Oct 2019 Por Gustavo Rodríguez

“No tengo dudas de que Valentín se transformó en un estandarte para la sociedad”, aseguró Santiago Villegas, padre del joven que fue asesinado en un intento de robo hace un año en Yerba Buena. Hoy, a las 20, habrá una concentración y posterior marcha en la plaza Independencia. “Él hubiera estado ahí porque siempre quiso cambiar las cosas. Él nos guiará para que entre todos digamos basta”, agregó el hombre que desde el día del crimen se transformó en uno de los rostros de las personas que no se quedaron con los brazos cruzados esperando que se resuelva el crimen.

Valentín tenía 15 años cuando le arrebataron la vida. Como cualquier adolescente, en un domingo templado y tranquilo, caminaba junto a una amiga por San Martín al 1.300, en Yerba Buena. Iban a tomar un helado. Un motochorro los interceptó con un arma blanca para quitarle el celular a la chica; él intentó evitarlo y recibió una puñalada en el pecho. Murió a los pocos minutos en el CAPS Ramón Carrillo. Franco “Tuerto” Valdez fue detenido por personal de la división Homicidios y procesado por la fiscala Adriana Giannoni. En menos de dos meses, se cumplieron todos los pasos procesales para que sea enjuiciado. Actualmente está detenido en Villa Urquiza.

Santiago Villegas considera que el caso de su hijo marcó un antes y un después en la provincia y en Yerba Buena, en particular. “Al principio muchos pensaron que esto era una cuestión política (su hermano Luciano fue concejal), pero después se dieron cuenta de que nuestro reclamo era justo. Ahora todos se animan a protestar y a reclamar lo que le corresponde. Y esto no sólo se dio en la ciudad donde vivo, sino en todo Tucumán”, explicó.

“Los tucumanos tenemos que darnos cuenta de que debemos controlar lo que hace la Policía. Es la única manera que tenemos de mejorar su gestión. Denunciar y exigir son nuestras obligaciones. Si no se hace eso, nada cambiará. Los legisladores también deben sumarse para atender todas las necesidades de la fuerza”, indicó.

Villegas tiene muchos puntos en la columna de lo negativo. “Las cosas cambiaron, pero para mal. Cada vez hay más chicos drogados que son capaces de hacer cualquier cosa por un celular. Todos tienen armas de fuego y no tienen freno. Esto pasa en toda la provincia. Es increíble lo que se está viviendo”, destacó.

LA VÍCTIMA. Valentín tenía 15 años cuando fue ultimado.

“El problema es que no es una cuestión de seguridad únicamente. Es cierto que la Policía no está bien equipada ni preparada. También es cierto que la Guardia Urbana Municipal debe ser jerarquizada y más grande, pero las otras partes del Estado también deben involucrarse, no ser meros espectadores. Hay que avanzar con la educación y con la prevención de las adicciones de manera urgente”, comentó Villegas.

El padre de la víctima del crimen también habló de la Justicia. “Este es un tema que se tiene que hablar, analizar y modificar. La fiscala Giannoni y su ayudante Carlos Berarducci, hicieron un excelente trabajo. No sólo identificaron al asesino, sino que reunieron las pruebas necesarias para que se lo condene. Su gran trabajo quedó en la nada porque todavía no hay fecha de juicio. Los delincuentes tienen que estar en la cárcel con condenas, no con prisiones preventivas porque tarde o temprano se les cumplen, recuperan la libertad, y siguen sin tener antecedentes”, opinó.

“Sé que el caso de mi hijo avanzó muy rápido, en tiempo récord. Sin desmerecerlo y sin faltarle el respeto, pero me da mucha pena ver las personas que participan de las marchas de los martes que organiza (Alberto) Lebbos. A ellos no les dan respuestas y los tucumanos debemos reclamar por ellos también. Ese es el otro motivo por el que nos movilizamos. Queremos que la Justicia, de una vez por todas, esté a la altura de las circunstancias”, concluyó.

Otra mirada

En Yerba Buena, el nombre de Valentín Villegas transforma el rostro de los vecinos. Los une el espanto cada vez que se lo menciona. “Fue muy duro porque nunca pensamos que algo así podría registrarse en la ciudad. Fue como un baldazo de agua fría. Ahí nos terminamos de dar cuenta de que nadie está a salvo en esta provincia. Por ese motivo, ya no nos callamos más y marchamos cada vez que hay un reclamo por seguridad”, dijo María Lourdes Pereyra.

EL PADRE. Santiago Villegas se movilizó por el caso de su hijo.

“Ese horrendo crimen puso de pie a la sociedad. Salimos a reclamar y nos escucharon. Ahora se ven más policías en las calles. Una fiscala denunció que en nuestra ciudad había más policías adicionales que vigilando las calles. Eso fue suficiente para que se acabara ese curro. Y después pasó lo que pasa siempre: los primeros días había un montón de efectivos, se redujeron con el correr de los días. Volvieron los robos y ahora, nuevamente hay más uniformados”, añadió Juan Carlos Barrionuevo.

Según el abogado Francisco Herrera, el caso Valentín fue un duro cachetazo para todos. “Ahí nos dimos cuenta de que Yerba Buena no es una isla. Por más que haya muchos countries, nadie está salvado de la inseguridad. También es un ejemplo que la Policía no cuenta con los recursos materiales y humanos para realizar correctamente su trabajo. Y mientras no se solucione ese problema, todo será igual”.

Aspecto legal: “el acusado terminará condenado”

“Creo que no falta mucho para que nos sentemos ante un tribunal y comience un juicio que tendrá un fallo favorable para esta querella, es decir, que el acusado terminará condenado”, explicó Álvaro Zelarayán, representante de la familia de la víctima. El profesional agregó: “en tiempos en que están tan discutidos y cuestionados, hay que resaltar el trabajo que realizaron la Policía y la Justicia. En 48 horas la división Homicidios no sólo identificó y detuvo al acusado, sino que secuestró la moto y el arma que fue utilizada en el crimen y la remera que tenía puesta”. “Vale la pena aclarar que la calificación en contra del acusado es justa: se le aplicó el agravante porque mató porque no pudo concretar el robo. Ahora sólo queda esperar que la Sala I confirme la fecha del juicio”, concluyó.

Seguridad: reforzaron la tarea de prevención

“Se está dando un fuerte impulso a la prevención del delito. Por pedido del jefe de la Unidad Regional Norte Ramón Carrillo, se están concretando numerosas reuniones para custodiar la ciudad”, explicó Carlos Ruiz, jefe de la comisaría de Yerba Buena. “Para cumplir con este objetivo se está trabajando de manera coordinada con los responsables de la Guardia Urbana; el Servicio 911, las diferentes comisarías; Guardia Urbana y la Brigada de Investigaciones”, comentó. Ruiz destacó que trabajan en base a la confección de un mapa de delito y que se redujeron considerablemente los servicios adicionales. “También se coordinaron reuniones con los vecinos; los atendemos personalmente para tratar de solucionar los problemas. Este creo que es el camino que debemos recorrer”, concluyó.

Los cambios que generó el crimen

- La Jefatura de Policía designó jefes especializados en prevención que coordinan tareas entre las diferentes comisarías y áreas de la fuerza.

- Hubo una disminución de efectivos realizando servicios adicionales en la ciudad.

- Se sumó la Brigada de Investigaciones Yerba Buena a la lucha contra el delito. Analizan los datos que le aportan las otras reparticiones de la fuerza, los vecinos y la Guardia Urbana.

- Los vecinos ya no se quedan callados ante los hechos de inseguridad que sufren.

- Los responsables del GUM coordinan trabajos con la Policía. Organizan operativos de control en los ingresos a Yerba Buena.

- Vecinos y jefes de la fuerza buscan soluciones a los problemas que los vecinos les plantean en reuniones periódicas.

- El Ministerio Público Fiscal se comprometió a entregar a la comisaría de Yerba Buena móviles secuestrados al delito para incrementar la flota de patrulleros.

Comentarios