Diego Torres: un poquito de ritmo y calor latino

El cantante y compositor vuelve a la provincia después de muchos años, con un repertorio de canciones nuevas y las de siempre.

12 Oct 2019 Por Alicia Liliana Fernández
1

ENTREGA EN VIVO. Diego Torres dice que con su show viene a saldar una cuenta pendiente y que está entusiasmado y feliz.

“Hace muchísimo que no visito Tucumán. Ya no quiero ni contar los años porque es una cuenta pendiente, por eso estoy entusiasmado y feliz de volver”. La cálida voz de Diego Torres, su mayor atributo, suena cercana desde Perú, donde se encuentra al momento de conceder esta entrevista exclusiva a LA GACETA.

Después de haber llenado tres Luna Park, Torres vuelve en gira por seis ciudades argentinas. Carga en sus valijas sus singles “Un poquito” y “Esa mujer”, que no necesitan presentación porque, una vez más, suenan y “pegan”, tal como sus canciones de siempre.

Que no lo hayamos visto en vivo todos estos años (según los registros accesibles, la ausencia se remonta desde 2005) indica que el cantante y compositor, que vive entre Buenos Aires y Miami, no ha parado de tocar en vivo, editar discos, ganar premios -Gardel, Grammys Latino y MTV- y cosechar discos de oro. No se olvidó del actor: protagonizó películas -“Casi leyendas” y “Papeles del viento”-; y proyectos televisivos como “Vecinos en guerra” y la serie mexicana “Run Coyote Run” (pronto se verá por FX). En cuanto a niveles de popularidad y de madurez musical, basta con refrescar la lista de sus trabajos en colaboración.

- ¿Qué te aportan las sociedades musicales con números uno?

- Me encanta poder trabajar y hacer música con artistas bien diversos. Ese es un regalo que me ha dado la música y estoy agradecido por eso. Cada vez y cada cruce me ha dejado algo, ha significado una gran experiencia, me ha enriquecido como persona y como artista. Sobre todo por haber tenido la posibilidad de interactuar con artistas a quienes admiro mucho, como Juan Luis Guerra, Rubén Blades, Ivete Sangalo, Ketama, Carlos Vives, y ahora con Pablo Milanés, en un disco que va a ser histórico.

- Con Vives tenés una química especial...

- Nos conocemos desde hace mucho tiempo, y teníamos pendiente hacer una canción juntos. Trabajando en mi estudio nació “Un poquito”, la canción perfecta para hacer con Carlos. Se la mandé, le encantó, se volvió loco; empezamos a trabajar. La terminamos juntos y realmente fue un placer. Disfruté mucho filmar el video. Nos divertimos mucho con él y con Natalie Pérez, a quien convocamos. Después, la respuesta de la gente hacia el video fue increíble.

- Además, la canción es presentación de una tira que va en prime time, por Telemundo, en México y EEUU, y eso ha contribuido a su popularidad.

- Sí, son esas cosas que pasan que uno no tenía pensadas. Telemundo eligió la canción porque les gustó mucho y abren una serie con ese nombre. Son cosas que uno no imagina y que dan mucha felicidad.

- De todas maneras, ¿qué tienen tus canciones, que gustan a gente de todas las edades, y que todos quieren cantarlas?

- Sinceramente, si tuviera esa respuesta todo sería muy fácil. Creo que las canciones llegan a un público muy amplio y variado, a gente que se enamora de ellas y a otra que no, porque esto es así: el gusto es de cada uno. Me encanta poder tener un público amplio, abierto y llegar a diferentes generaciones. Yo, feliz por eso. Creo que lo que tienen mis canciones es autenticidad y verdad, ¿no?

- Desde el público hasta tus colegas admiran tu técnica y tu estilo de canto. ¿Es una marca de tu personalidad artística?

- Si es así, agradecido. Creo que uno como cantor lo que busca es tener su propio sonido. Más allá de la técnica, que es importante, el color de voz es lo que define la personalidad de una voz. Simplemente crecí escuchando música muy diversa. Y lo importante es ser auténtico y mostrarse como uno es.

- Tus primeras influencias estaban en el living de tu casa de infancia.

- Una de los artistas que frecuentaba el living de mi casa era Mercedes Sosa, que era amiga de mamá; ahí estaba el folclore. Y haber sido invitado por ella para cantar “Zamba para olvidar”, en su álbum “Cantora”, para mí fue algo hermoso. Sólo puedo disfrutar de estas oportunidades que me ha dado la vida. Además, en el piano estuvo Facundo Ramírez, con quien somos amigos de toda la vida porque ya su padre, Ariel Ramírez, era amigo tanto de la Negra como de mamá. Realmente me metí en esa zamba con todo el respeto que merece, con tal devoción que hasta mi familia se sorprendió con cómo salió, y la disfruto mucho aún hoy.

- ¿Sigue formando parte de tu repertorio? ¿La vas a cantar hoy?

- La he cantado mucho, y la canto sobre todo con amigos como Nahuel Pennisi, cuando estuvo conmigo en el Luna Park. Claro que sí la voy a cantar, es una oportunidad. Recuerdo la última vez que estuve en Tucumán, la canté y fue una gran emoción para mí escuchar al público cantar esta bella zamba de Daniel Toro con una energía tan genuina.

- ¿Cómo invitás a los tucumanos a tu show?

- Los invito porque todo lo que hago en la música es para llegar en vivo a un escenario a encontrarme con la gente. Uno tiene la necesidad de volver a esos lugares donde empezó el camino, donde fue feliz y, como dice la canción: “uno vuelve siempre a esos viejos sitios donde amó la vida, y entonces comprende cómo están de ausentes las cosas queridas”. Yo siento esa ausencia de Tucumán y de las otras provincias que hace tanto no visito. Por eso esta gira me genera mucha ilusión. Espero disfrutar y hacer disfrutar de una noche inolvidable.

HOY
• A las 22, en el teatro Mercedes Sosa (San Martín 479).

Comentarios