Trágico tiroteo por una casa usurpada en un asentamiento

Miguel Agüero recibió un disparo en medio de un disputa con presuntos usurpadores.

10 Oct 2019
1

PRUEBAS. Un perito registra los impactos de bala que presentaba el Ford Falcon que conducía la víctima.

Un hombre de 51 años murió ayer al recibir un disparo en la espalda, en medio de una disputa por un terreno del asentamiento Teresa de Calcuta, en Alderetes. Un joven de 32 años fue detenido después como uno de los sospechosos del crimen.

Cristian Medina o “Teca”, como se lo conoce en la zona, se encontraba demorado tras confirmarse la muerte de Miguel Ángel Agüero en el hospital Centro de Salud, de acuerdo a los datos oficiales. “A partir de indicios brindados por la investigación realizada y el análisis del lugar del hecho, en la Fiscalía Especializada en Homicidios II, a cargo de la fiscala Adriana Giannoni, se ordenó su aprehensión inmediata”, dijo el jefe de la División Homicidios de la fuerza, Christian Peralta.

Incursión nocturna

Agüero había llegado al asentamiento alrededor de la 1 en un auto Ford Falcon azul; junto a él estaban tres familiares. Entre ellos se encontraba el titular de la casa, apodado “Banana”. Este, un joven de 21 años, se había ausentado de la casilla debido a que su mujer estaba a punto de dar a luz en la Maternidad. Inclusive, habría sufrido robos en la casilla antes.

Agüero estaba al frente del volante cuando “Banana” se bajó del auto para exigir a los ocupantes que desalojaran la vivienda. De acuerdo a las averiguaciones, en esos momentos se registraron varios disparos.

Según el informe del Ministerio Fiscal, algunos testimonios señalaron que los proyectiles salieron desde el interior de la casa e impactaron en el auto y en Agüero, quien resultó herido en el omóplato.

Cambio de auto

Los familiares llevaron al lesionado al hospital en el Falcon. Aunque en el camino cambiaron el rodado por un auto Ford Ka de color verde. El hombre ingresó sin vida al centro sanitario de la capital.

Los dos automóviles fueron secuestrados y puestos a disposición de la Fiscalía. El Ford Falcon presentó al menos seis impactos de arma de fuego y en el interior se hallaron un revólver calibre 22 y una escopeta.

Los investigadores buscan establecer quiénes hicieron fuego y desde dónde habrían salido los disparos. Para ello, están previstas pruebas balísticas e inspecciones de los vehículos, en particular en el Falcon. Además, no obtuvieron referencia respecto de una probable relación entre ambos bandos. Los ocupantes eran conocidos en la zona.

Fue llamativo que la víctima haya arribado pasada la medianoche a la vivienda para enfrentar la ocupación, dijo un investigador. Sin embargo -agregó- es sabido que en muchos asentamientos se registran conflictos por terrenos, en particular, por constantes usurpaciones.

Temas

Alderetes
Comentarios