Pons volvió a ser la llave de gol en San Martín, y los hinchas se lo reconocen

23 Sep 2019 Por Miguel Eduardo Décima
1

UN GOLAZO. Luciano Pons ya conectó el cabezazo que se clavará junto a un palo, para desatar un carnaval en las tribunas. LA GACETA / DIEGO ARÁOZ

Revisando las estadísticas de los “Santos” en las primeras cinco fechas de la Primera Nacional, es indudable que la tarea que le cupo a Luciano Pons terminó siendo determinante. No sólo en el área adversaria, sino también por la capacidad que muestra a la hora de ayudar a sus compañeros a recuperar la pelota cuando es propiedad del rival.

La estadística personal marca que en el certamen lleva anotados cuatro tantos y se ubica a dos de Luis López de Atlanta, que ya convirtió seis. El primero lo anotó en la fecha 2 ante Villa Dálmine; en la cuarta le convirtió otro tanto a Riestra, mientras que ayer anotó los dos goles con que San Martín elaboró su tercera victoria consecutiva en La Ciudadela.

Lo gravitante es que cada vez que el rosarino se hizo presente en el marcador, el “Santo” terminó festejando un triunfo.

A través de su carrera, que se inició en 2012 en Argentinos de Rosario, lleva festejadas 102 conquistas.

El primer tanto que anotó ayer fue un golazo por la concepción de la jugada previa y por la definición. La acción se inició sobre el sector izquierdo del ataque local. Allí, Juan Ignacio Mercier recibió una pelota de Ignacio Arce y a continuación, se la cedió a Lucas Diarte quien, en una de las tantas proyecciones que realizó por su andarivel, envió un centro perfecto para que el goleador de la tarde, en una acrobática pirueta, conecte la pelota con un preciso cabezazo que se “clavó” en el palo más lejano de Martín Ríos. 1-0

Porque abrió el camino a la victoria y por la ansiedad con que se lo esperaba, ese tanto desató un verdadero carnaval en las tribunas locales que, por primera vez en el certamen, dieron muestras que la crisis económica que vive el país se instaló en nuestro medio.

El segundo tanto, llegó a través de un penal que fue perfectamente ejecutado a rastrón sobre el palo izquierdo del arquero Ríos. 2-0

Cuando a los 83 minutos la dupla técnica que integran Sergio Gómez y Favio Orsi, decidió reemplazarlo por Lucas González, el artillero recibió el merecido reconocimiento de una parcialidad que ya lo tiene entre sus preferidos.

Comentarios