Con Vélez no hay caso: Atlético volvió a sufrirlos

Los de Liniers son su “bestia negra”.

17 Sep 2019 Por Andrés Burgo

Ya habituado a estadios de Primera División -pocos más espectaculares que el José Amalfitani que visitó anoche-, Atlético se dedicó en los últimos años a romper fronteras históricas. Desde su ascenso en noviembre de 2015, el “Decano” festejó en geografías donde nunca o muy pocas veces había ganado, pero por esos misterios indescifrables del fútbol sigue sin superar a Vélez en Liniers. La bestia también puede tener forma de V azulada.

Desde la estadía continuada en lo que ahora se llama la Superliga, Atlético consiguió varias hazañas. Por ejemplo, ganó en el estadio de San Lorenzo por primera vez en la historia, aquel 2-0 del 18 de noviembre de 2018 con goles de José San Román y Nicolás Navarro en contra (tras un penal de Luis Rodríguez que pegó en el palo).

¿Más triunfos inéditos desde la participación en AFA? Sí, contra Newell’s, en Rosario, en septiembre del año pasado, el 2-1 con goles de Mauro Matos y Leandro Díaz. En este lapso, el más fecundo de la historia del club, Atlético también festejó en La Bombonera más veces de las que había ganado anteriormente. Si hasta 2015 se había llevado una sola victoria, aquel 1-0 de 1976 con gol de Carlos Vidal, desde entonces festejó dos veces en La Boca, primero después de 40 años, el 1-0 de 2016 con gol de Leandro González, y este año repitió con el 2-1 de Gervasio Núñez y David Barbona.

¿Una victoria tras 42 años? También, contra Gimnasia en La Plata. Al 2-0 de 1976 con goles de Julio Ricardo Villa se le sumó, en 2018, el 2-1 con goles de Alejandro Melo y el propio Núñez. ¿Y después de 27 años? Sí, contra Banfield de visitante: al reciente 2-1 de marzo de 2019, ahora la última victoria como visitante, había que retroceder al 2-0 hasta el 28 de febrero de 1992, con goles de Walter Jiménez y José Zelaya.

ARRANQUE DURO. Zielinski y un flojo inicio de temporada: seis puntos de 18.

Sin embargo, Atlético todavía tiene dos fronteras, y una de ellas es Vélez -la otra es Lanús-. Hasta anoche, había visitado cinco veces Liniers y había perdido las cinco, desde el 1-0 inaugural de 1974 hasta el 1-0 de marzo de este año; y esta vez tampoco pudo romper esa triste marca.

El “Fortín” sigue siendo una piedra en el zapato que Atlético deberá resolver en el próximo cruce entre ambos. Pero antes, deberá encontrar el equipo y hacer pie en un torneo en el que todavía se muestra “verde” y pierde mucho cada vez que sale del “José Fierro”, algo que no le venía ocurriendo porque se había acostumbrado a quebrar marcas históricas.

Comentarios