Malestar en el barrio 11 de Marzo por la muerte de un joven

La familia rechazó que haya sido atropellado por un intento de robo.

15 Sep 2019
1

LA VERSIÓN FAMILIAR. Marta Lucena, madre de la víctima, dijo que su hijo había sido golpeado por la Policía.

Un joven fue hallado en la vereda de la avenida Américo Vespucio y calle Libertad, en la capital, alrededor de las 6.30. Vecinos lo encontraron descompensado y tirado en la vía pública. En seguida, fue trasladado en ambulancia hasta el hospital Padilla con politraumatismo y lesiones en la cabeza. Allí moriría, una hora después.

Las primeros indicios, de acuerdo al reporte oficial, hicieron hincapié en que Walter Ezequiel Lucena, de 25 años, habría intentado robar a un hombre ayer, minutos antes de ser visto en el asfalto. La hipótesis más fuerte era que lo habrían chocado al intentar el supuesto atraco.

Personal de la Policía se había presentado en esa esquina, de la zona sur de la ciudad, tras el llamado de los vecinos solicitando la asistencia de manera urgente. Se habrían retirado del lugar, una vez que se había llevado al lesionado. Un par de horas más tarde, de acuerdo a los relatos de los vecinos, los uniformados volvieron al lugar debido a que se había confirmado el fallecimiento del joven. Arribaron además agentes de la División Homicidios y representantes del Ministerio Público Fiscal (MPF), de acuerdo a las descripciones. Fuentes policiales dijeron que agentes del servicio 911 habían observado que la víctima “tenía un arma en la mano”.

“No se escuchó nada a esa hora. No hay ninguna marca de choque ni sangre. No se ubicó ni siquiera un auto. Ella (por la madre) a las 6 ya estaba preparando las tapas para las empanadas, y no se escuchó nada. Ningún vecino escuchó algo”, enfatizó Amelia, una habitante de la zona, quien estaba reunida con su familia.

Dolor y malestar

Marta Lucena confirmó el fallecimiento de su hijo en el hospital Padilla. Luego comenzó a consultar a vecinos de la zona qué había pasado a esa hora. No aceptaba la hipótesis que se manejaba entonces.

“Vecinos, quienes vieron lo que sucedió, dijeron que mi hijo venía con otra muchacho en una moto. Todavía no sabemos con quién se movilizaba en la moto, pero sí sabemos que un patrullero los chocó por atrás. Walter cayó al piso; mientras que los policías se bajaron del móvil y lo agarraron a patadas. Lo patearon y lo patearon hasta que lo fracturaron (presentó una fractura de la tibia de la pierna derecha, según datos oficiales)”, manifestó la mujer ayer.

“En el hospital le dijeron a mi hija que tenía un disparo, una fractura y que se había desangrado mucho. Sufrió un paro (cardiorespiratorio) y no pudieron hacer nada”, añadió.

La mujer reclamó el esclarecimiento de la muerte de Walter y volvió a negar la hipótesis del posible robo. “El patrullero lo chocó. Hemos hablado con varias personas. Incluso, una de ellas vio cómo lo agredían. Queremos que se presenten ante la Justicia. No quiero que mi hijo sea un muerto más en manos de la Policía. Necesitamos que se diga la verdad”, señaló. Por su parte, Natalia Lucena rechazó la presunción que su hermano “era un delincuente y haya intentado robar”.

Además, insistió: “si hubiera sido un choque, tendría que haber sangre en la calle; si hubiese sido un choque, tendría que haber un pedazo de plástico, algún rastro”. “No hay nada. La Policía le pegó como un perro. Le hicieron lo que quisieron”, agregó la joven. Los familiares pidieron, a la vez, que se evalúen las cámaras de seguridad de locales privados de la cuadra.

“Mi hijo no tenía arma. Le pusieron el revolver”, replicó la madre de Walter Lucena, quien ayer era velado en una vivienda del barrio 11 de Marzo.

Comentarios