Maradona es el gran motivador

Diego suma cuatro triunfos consecutivos en sus presentaciones anteriores.

13 Sep 2019
1

PASADO Y PRESENTE. Maradona en sus comienzos en Mandiyú y en su nuevo desafío: salvar a Gimnasia del descenso.

El momento esperado se acerca. Diego Maradona, “flamante” técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata, hará su presentación oficial en la Superliga. La cita es el domingo, a las 11, en el estadio del “Lobo”. El rival será Racing, el campeón vigente que no tuvo un buen arranque esta temporada pero llega fortalecido desde lo anímico después de ganarle a Godoy Cruz por 3 a 1.

“Técnico que debuta, gana”, suele decirse en el fútbol. ¿Podrá lograrlo Maradona? Sus antecedentes dicen que su carrera como entrenador arrancó con una derrota; luego cosechó un empate y a partir de ahí encadenó una serie positiva de cuatro triunfos consecutivos en cada una de sus presentaciones.

Luego del Mundial de Estados Unidos 94, cuando el “Diez” fue suspendido después dar positivo en un control antidoping, Maradona dejó de lado su carrera como futbolista y comenzó a incursionar como director técnico ya que el castigo le impedía jugar oficialmente pero no dirigir.

El 3 de octubre de 1994, formando dupla técnica con Carlos Fren, asumió la conducción de Deportivo Mandiyú, de Corrientes. Debutó en la sexta fecha contra Rosario Central con una derrota por 2 a 1. Maradona lo vivió desde la platea porque no contaba con la habilitación requerida para ingresar al campo de juego. La experiencia duró poco. La mala campaña del equipo y sus peleas con la dirigencia lo llevaron a renunciar el 6 de diciembre.

Racing, precisamente el rival del domingo, apostó por Maradona un año después. El rival de toda la vida, Independiente, fue el primer escollo. El clásico finalizó 0 a 0 y la “Academia” terminó jugando con nueve futbolistas por las expulsiones de “karateca” Vallejos y “Teté” Quiroz. Su ciclo se extendió por 11 partidos: dos triunfo, seis empates y seis derrotas fue la campaña.

El momento esperado por Diego llegó en 2008 . La renuncia de Alfio Basile le abrió las puertas de la Selección, esas que Julio Grondona se había encargado de cerrarle. “Pelusa” asumió el 19 de noviembre de ese año frente Escocia con victoria por 1 a 0 . El gol lo anotó “Maxi” Rodríguez. Argentina logró una sufrida clasificación y su rendimiento en el Mundial Sudáfrica 2010 ilusionó en el comienzo. Sin embargo, la dura eliminación ante Alemania (perdió 4 a 0 en cuartos de final) marcó el punto final de su ciclo.

A partir de ahí comenzó un largo periplo por clubes extranjeros. En 2011 se instaló en Emiratos Árabes Unidos contratado por Al Wasl FC. Debutó el 28 de agosto en un amistoso frente Kalba con victoria por 3 a 1. Luego se mudó a Dubai para dirigir a Al Fujairah SC, de la segunda división. En su presentación el equipo ganó 3 a 0 a Oruoba, por la Copa del Presidente. Sin embargo, no pudo obtener el ascenso directo a la Primera y Diego fue destituido.

En Sinaloa se hizo cargo de Dorados en medio de una profunda crisis futbolística y estuvo a un paso de guiarlo al ascenso a la máxima categoría del fútbol mexicano. Arrancó goleando a Cafetaleros (4 a 1) y llegó a jugar la final en dos torneos. Maradona se ganó el respeto y admiración de los mexicanos, pero un problema de salud le impidió seguir trabajando en ese país.

Gimnasia, con el descenso asomando peligrosamente en el horizonte, recurrió a él convencido que puede revertir la situación a partir de sus experiencia y poder de motivación. El día de su presentación, el estadio estuvo colmado de hinchas y se espera que esto se repita el domingo. Vuelve Diego y el mundo estará pendiente de lo que suceda el domingo en La Plata.

Comentarios