Ciclistas en la ciudad: invisibles y vulnerables, pero también transgresores - LA GACETA Tucumán

Ciclistas en la ciudad: invisibles y vulnerables, pero también transgresores

Esta semana los ciclistas iniciaron una campaña en las redes sociales para concientizar a los conductores de automóviles y otros vehículos. “Queremos volver a casa con vida”, pidieron. Mientras aumenta el uso de la bicicleta también se incrementan los lesionados en estos rodados. Tránsito municipal sancionará a quiénes circulen sobre dos ruedas y no respeten el semáforo en rojo.

01 Sep 2019 Por Lucía Lozano
1

-POR EL MEDIO DEL CARRIL. La agrupación “Meta bici” hizo una intervención en calle 24 de Septiembre para indicar cuál es el lugar más seguro para circular en bicicleta.- LA GACETA/ ARCHIVO

Las hay plegables, eléctricas, de mountain bike, urbanas y modelos vintage. Hay talleres para aprender a pedalear y cursos para saber parchar ruedas y cambiar frenos. Por economía, por salud y por razones ecológicas, cada vez más personas se suben a la bicicleta. Debería ser una buena noticia para nuestra caótica ciudad. Pero no lo es. Porque circular en ellas por Tucumán es una tarea riesgosa. ¿De quién es la responsabilidad? ¿Faltan bicisendas? ¿Se necesitan más controles y sanciones? ¿No hay educación vial?

Después del accidente que le costó la vida al ciclista Marcos Diosquez, quien fue atropellado y abandonado en Mate de Luna al 3.500 hace más de un año, las autoridades municipales anunciaron que iban a diseñar un plan con redes de ciclovías. Hasta el momento no se concretó nada. Lo que sí planificó la Dirección de Tránsito es controlar más a quienes circulan sobre dos ruedas. Enrique Romero, subsecretario de Tránsito y Transporte Operativo del municipio, anunció a partir de la segunda semana de septiembre cualquier inspector que vea un ciclista pasando un semáforo en rojo procederá al secuestro del rodado.

Romero admitió que nunca se hizo una multa a un ciclista en la ciudad pese a que muchos inclumplen las normas de circulación. “Es un tema difícil porque generalmente no llevan identificación”, admitió. Pero adelantó que están ultimando detalles de una resolución que dirá cómo serán los procedimientos.

“Las bicis son un vehículo más y forman parte del tránsito, lo que obliga a los ciclistas a cumplir las normas como cualquiera”, resaltó el funcionario. Aclaró que no tienen prioridad en los cruces y que tienen que ir por la derecha, lo más próximos al cordón. “No respetar el semáforo es una falta grave”, precisó.

Responsabilidades

Ni bicisendas, ni cascos, ni controles. Para Joaquín Vuoto, referente de la agrupación Meta Bici, nada de esto mejora la seguridad de los ciclistas. Reconoce que muchos no respetan las normas. Sin embargo, para él el problema de fondo es que “somos invisibles en el tránsito”.

“En esto la responsabilidad es en gran parte es del ciclista. Falta conciencia de que en la bici tenemos tanto responsabilidades como derechos”, explicó.

Al contrario de lo que sostiene Romero, según la percepción de Vuoto, quienes circulan en bicicletas no deben hacerlo pegados al cordón porque ahí corren más riesgos. “Para ser visibles, tenemos que ir por el medio del carril. Somos un vehículo más dentro del tránsito y los otros conductores deben vernos así”, considera. Con el objetivo de reflejar estos conceptos, recientemente Meta Bici pintó varias bicicletas sobre el asfalto, por el centro de la calle 24 de Septiembre (desde Marco Avellaneda hasta 25 de Mayo).

“Muchos tienen miedo de ir por el medio de la calle; temen que los atropellen desde atrás. Los accidentes han demostrado que el peligro para el ciclista está en las esquinas y no son las colisiones traseras”, precisó.

Esta semana, las redes sociales se llenaron de mensajes de ciclistas que piden volver a sus casas con vida. Quieren dejar de ser invisibles.

“Hoy se debate sobre el casco y la ciclovía. Para mí, la discusión pasa por otro lado: por hacer cumplir todas las normas de tránsito de los vehículos en general: que no conduzcan alcoholizados ni a gran velocidad, por ejemplo. Eso va a salvar vidas. No que vayamos con casco. Si me atropella un auto que va muy fuerte, ¿el casco me va a salvar? No creo”, evalúa.

“Somos tan vulnerables como los peatones. ¿A ellos también les vamos a poner el casco? La solución está en educar, que sepan cuáles son sus responsabilidades, en penar a los que matan al volante o a quienes cometen infracciones. No me parece la solución salir a multar al ciclista”, opina Vuoto.

El joven es optimista: cree que de a poco los van a integrar al tránsito los demás conductores. ¿Cómo lo lograrán? “Cada vez que los ciclistas circulamos con responsabilidad sin hacer maniobras riesgosas estamos contribuyendo a que haya una mayor aceptación.

Comentarios